_
_
_
_
_

¿Está viva? 6 fórmulas para resucitar la comedia romántica

Series y películas, con más o menos acierto, tratan de revitalizar un género aparentemente sin oxígeno y que languidece.

cover

¿Hay vida después de Nora Ephron? ¿Puede un género denostado y vilipendiado (con razón) resurgir de sus cenizas e infundir esperanza al común de los mortales? Tras los fiascos y disgustos que habían propinado Jennifer Aniston y Katherine Heigl (ahora reconvertida en agente de la CIA, quién lo diría), los amantes del género andaban algo perdidos y cabizbajos. El género parecía más que enterrado. Mindy Kalling escribía en el New Yorker aquello de "ya no hay diferencias entre Ripley de Alien y cualquier personaje que interprete Katherine Heigl. Son igual de inverosímiles" y la comedia romántica se había convertido en un subgénero de ciencia ficción en el que un universo de actrices atractivas pero patosas y con amigas excéntricas luchaban por encontrar el amor.

Ahora que hasta Nathan Rubin ha pedido disculpas por definir a la Manic Pixie Dream Girl, series y películas tratan de enmendar el mal hecho y apuestan por definir un nuevo futuro al género. Analizamos el panorama:

1) La discreta pero aplastante revelación: 'You're the worst'

Ácida, satírica, perversamente encantadora y repleta de referencias a la cultura pop para alegría de los más despiertos. La serie que ha emitido este verano el canal FX ha conseguido poner a la crítica de acuerdo (Emily Nussbaum la define como "la sitcom que ha conseguido que me vuelva a enamorar de la comedia romántica, reinventándola completamente") y devolver la esperanza al género. ¿Qué pasa cuando dos narcisistas ególatras profundamente tóxicos emocionalmente y con una seria alergia al compromiso follan y encima, se gustan? Pues que somos espectadores de los primeros episodios de una relación que milagrosamente, e irremediablemente, sigue adelante en un universo que imaginaría una moderna Nora Ephron repleta de mala leche, ingenio y cariño a partes iguales.

La relación entre Gretchen (Aya Cash, a la que vimos como portavoz de Occupy New York en The Newsroom y asistente de Leo DiCaprio en El lobo de Wall Street) y Jimmy (un desconocido pero totalmente seductor Chris Geere) engancha y responde sin pretensiones a las dificultades de comprometerse hoy en día. Él, un escritor británico que vio tímidamente el éxito de cerca como para comprarse una casa en Silver Lake (y qué casa, dan ganas de mudarse a Los Ángeles) pero que ahora sobrevive a base de colaboraciones con revistas y ella, una publicista de grupos de música algo inexperta, lidian con su aversión a comprometerse en 10 capítulos: salir a cenar, conocer a los amigos, conocer a los padres, convertirse en 'exclusivos', ceder una llave de su apartamento… Una evolución brillante repleta de la inmadurez crónica de esta generación y dosis de humor negro o referencias épicas (impagable cómo describen a Todo en un día o a Daniel Craig) para convertirse en serie de culto, siempre que a su creador Stephen Falk (guionista también de Orange is the New Black) no le confirmen esa esperadísima y necesaria segunda temporada.

Diagnóstico: Necesitamos más You're The Worst en nuestras vidas. ¿Por qué nadie está hablando de ella todo el rato?

2) Abortos con final feliz: 'Obvious Child'

De la comedia protagonizada por ese girl crush andante que es Jenny Slate ya hablamos aquí antes de su estreno, pero, visto el film, la cinta dirigida por Gillian Robespierre merece mucho más que el mérito y valentía de incluir un aborto con final feliz en una comedia romántica (que no es poco, ojo). Donna Stern (el personaje que interpreta Slate) enamora por su sinceridad y humor cínico. Nada más comenzar la verás protagonizar un stand up que no tiene nada que envidiar a los de Louis CK y que es de lo más escatológico (y acertado), analizando la realidad de la ropa interior femenina y las dificultades del esfínter anal en las primeras citas. Verás como su novio la deja en el baño porque se acuesta con una de sus amigas y la verás llorar, moquear y beber al tiempo que deja mensajes psicóticos a su ex en el contestador. Verás como pierde su trabajo, como un lío etílico con un pijo desconocido que calza mocasines se convierte en un embarazado no deseado y verás como afronta su aborto sin dudas existenciales o complejos éticos. Con un guión profundamente realista y enternecedor, Slate se corona como heroína cómica tras haberla visto pasar por Saturday Night Live, Parks and recreation o Hello Ladies. Se lo merece.

Diagnóstico: De obligado visionado por justicia histórica. Una lección del 'indie' (y de Kickstarter) a toda una industria hollywoodiense acomplejada por no afrontar la realidad femenina.

Cómo abortar en la comedia romántica sin dramas: Jenny Slate y Jake Lacy nos enseñan el secreto.

Obvious Child

3) La parodia que se pedía a gritos: 'They came together'

¿Amy Poehler y Paul Rudd riéndose de los clichés de las comedias románticas en una película? ¿Dónde hay que firmar para verla? La sátira llevada al rídiculo que protagonizan en la cinta de David Wein es una venganza y un homenaje al género a partes iguales (aquí han recopilado todas sus referencias fílmicas). Partiendo de la trama de Tienes un email (Poehler tiene una tienda de golosinas y Rudd trabaja en una supercompañía que planea destruir su tienda), la película narra en palabras de sus protagonistas la historia de amor de Molly ("una joven mona, algo torpe, que te vuelve un poco loco pero de la que no puedes evitar enamorarte), Joel ("guapo, pero no en plan amenazante") y Nueva York ("porque, por supuesto, Nueva York es el tercer protagonista de nuestra historia de amor"). No, en serio, Amy Poehler riéndose de las comedias románticas. Poco más hay que decir.

Diagnóstico: Risas aseguradas al reconocer todos los tópicos que hemos engullido a lo largo de la historia.

Amy Poehler y Paul Rudd protagonizan la visión más retorcida en ‘They came together’.

They came together

4) El amor en los tiempos de Tinder: 'Two Night Stand'

Si tu padre es el responsable de El Graduado, Armas de Mujer o Closer, algo tienes que haber hecho muy mal o alguna clase tienes que haberte perdido para no darte cuenta de que tu película no innova mucho. A Max Nichols (sí, el hijo de Mike Nichols) alguien debería recordarle que en Cuando Harry encontró a Sally ya se trataban muchos de los tópicos sexuales que Miles Teller (Aquí y ahora) y Analeigh Tipton (la canguro enamoradiza de Crazy stupid love) se echan en cara en Two night stand, la comedia romántica para los millenials que ligan por internet buscando rollos de una noche. Alec y Megan se quedan encerrados por culpa de una tormenta de nieve en casa del primero tras un encuentro sexual programado virtualmente y deciden afrontarlo haciendo reset, fumando hierba y analizando qué falla cuando dos desconocidos se acuestan. La cosa acaba como todos imaginan y con una Nochevieja de por medio. (Dicen en They came together que toda comedia romántica debe comenzar con planos aéreos de la ciudad en la que se desarrolla. Two night stand, obviamente, tampoco se salta esta regla).

Diagnóstico: Pese a los esfuerzos por incluir referencias a los arquetipos de chica que liga por internet, nada nuevo bajo el sol. Perfecta para un sábado tarde sin ganas de pensar.

¿Y si vamos más allá del polvo de una noche? Miles Teller (‘Aquí y ahora’) y Analeigh Tipton (‘Crazy stupid love’) analizan el amor en los tiempos de Tinder.

Cordon Press

5) Cuando Daniel Radcliffe quiso ser el nuevo Joseph Gordon-Levitt: 'Amigos de más'

Amigos de más es el estreno que conjuga otra evolución de Cuando Harry encontró a Sally (¿pueden un hombre y una mujer ser amigos?) en plan quircky (sí, hay dibujitos que cobran vida durante el metraje) y en plan 'vamos a hacer un 500 días juntos' menos hiriente con la heredera de Zooey Deschanel: Zoe Kazan. Un joven que todavía no se ha recuperado de su ruptura (Radcliffe) conoce a una manic pixie dream girl algo contenida y dicharachera que tiene novio (Kazan) mientras juegan con los imanes de una nevera en una fiesta. Ella plantea amistad, él acepta con la esperanza de que la relación llegue a buen puerto pese al novio exitoso de por medio.

Diagnóstico: Más leña al fuego de películas ideadas para millenials que, en realidad, copia fórmulas ya vistas.

Daniel Radcliffe y Zoey Kazan protagonizan la comedia ‘indie’ sin ínfulas revolucionarias en ‘Amigos de más’.

Cordon Press

6) Las incógnitas: 'A to Z' y 'Manhattan Love Story'

Mucho nos tememos que tras el éxito indiscutible You're the worst mucho tienen que aportar las dos apuestas de la NBC y la ABC para este otoño para llegar a su nivel. Tenemos esperanzas con A to Z, el proyecto de lucimiento para Cristin Milioti (Cómo conocí a vuestra madre) y Ben Feldman (el inolvidable Ginsberg de Mad Men). Definida como "una mirada a la relación entre una pareja joven desde sus inicios hasta su ruptura", A to Z habla sobre coincidencias y el destino con dos protagonistas que se hacen querer solo con verlos (todo muy rom com, nada amenazante de por medio). Menos esperanzas despierta Manhattan Love Story, una sitcom en la que se escuchan los pensamientos de sus protagonistas mientras la acción transcurre: Dana (Analeigh Tipton, sí, la misma de Two night stand) es una recién llegada a Nueva York que solo piensa en comprar bolsos cuando anda por la calle y Peter (Jake McDorman, Shameless) solo piensa en tetas cuando anda por la calle. Tienen una cieta a ciegas en la que las tetas de Analeigh cobran protagonismo. Sus tetas y una lista de cosas que ver en Nueva York. Solo con ver el trailer uno se puede hacer a la idea de que lloverán tópicos a cascoporro.

Diagnóstico: A la espera de su estreno, incierto, pero Cristin Milioti y Ben Feldman se merecían una serie.

A to Z - Season Pilot
NBC (Trae Patton/NBC)

Ben Feldman (‘Mad Men’) y Cristin Milioti (‘Cómo conocí a vuestra madre’) protagonizan ‘A to Z’, la apuesta en ‘rom com’ seriéfila de la NBC.

NBC

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_