_
_
_
_

Assumpta Serna: «Saber que ya no dependes de ser sexy te ayuda a reinventarte»

La actriz es una exploradora vital. Su lema: reinventarse siempre.

La actriz Assumpta Serna.
La actriz Assumpta Serna.Antártica

Cuando le preguntan por su infancia, la actriz catalana, de espíritu trotamundos y una trayectoria internacional pionera en su generación, asegura que el paso del tiempo le ha enseñado lo importante que es volver a casa. «Tenía que rechazar el pasado para hacer otras cosas y redescubrirlo después», nos dice.

Recuerda cómo disfrutaba de niña leyendo a escondidas a Ramón Gómez de la Serna, primo hermano de su abuelo: «En casa, por cuestiones familiares, sus libros no se leían… Y quizá es la persona que me ha hecho ver la vida como un juego, más que con la seriedad catalana». Porque a Assumpta, que paradójicamente es conocida por sus papeles dramáticos, lo que siempre le ha gustado es «la comedia. Hacer reír a la gente».

Le fascina su profesión, que le ha permitido descubrir mundos y personalidades diferentes: «Para mí ha sido importante buscar más allá. Soy curiosa y este trabajo es muy humanista. Además, si tu vida es rica, como es la mía, puedes aportarle cosas al personaje». Matador, de Almodóvar, la serie Falcon Crest o, más recientemente, Red de libertad, de Pablo Moreno, forman parte de las 150 producciones que hay en su currículo. ¿El requisito para elegir un papel? «Encontrarme con personas con ganas de contar esa historia».

Se muestra segura ante el futuro. Cree que el cambio siempre ofrece nuevas oportunidades: «Tienes que adaptarte a las variaciones que se producen en tu mente y en tu cuerpo. Es interesante cuando un actor ya no depende de ser sexy, ofrece una oportunidad para reinventarse. Nunca he visto la edad como un límite».

¿El éxito tiene claves? «Mirarse al espejo y sentir que siempre estás aprendiendo». La actriz, que es miembro de la Academia de Hollywood, ha puesto en práctica esta filosofía creando con su marido la Fundación First Team, donde imparten cursos de comunicación con la cámara como instrumento para autoconocerse. A punto de estrenar Bernarda, de Emilio Ruiz Barrachina, sigue explorando nuevos territorios con el empeño por mantener sus valores: «Creo en la búsqueda de la verdad y en la ética en las relaciones entre las personas» .

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_