_
_
_
_

Las novias de Chanel y otras cosas que debemos recordar de la Alta Costura

Nuestro particular resumen de lo acontecido dentro y fuera de las pasarelas en la Paris Fashion Week Haute Couture que ayer daba por finalizada su edición de Primavera/Verano 2013.

coverparis

El paraíso vegetal como punto de encuentro sobre la pasarela. Huyendo de la tormenta de frío que no arreciaba de puertas hacia afuera, esta edición de la Semana de la Alta Costura de París se ha caracterizado por crear un universo común al que han acudido la mayoría de diseñadores: las ninfas, las hadas, los bosques y jardines encantados, son el nuevo refugio que nos proponen de Chanel a Valentino pasando por Dior o Elie Saab, para soñar y hacerle frente a las inclemencias que nada tienen que ver con el tiempo.

Un cuento popular ruso fuera de los desfiles. A las rusas de moda no les hace falta inventarse mundo ninguno cuando su propia vida es toda una fantasía en sí. Con Ulyana Sergeenko como privilegiada narradora dibujando sobre la pasarela personajes más tarde reproducidos por sus eslavas compatriotas, el verdadero cuento, pintado sobre un manto blanco como en una de las historias de Afanésiev, ha estado estos días ahí fuera, en las calles y parques, que no jardines ni bosques, de París. Todas ellas, Miroslava, Vika o Elena, han recreado su propia fábula con tintes de Anna Karenina, y sin necesidad ninguna de pintarse al óleo los Urales, posando al estilo zarina en los nevados rincones parisinos. ¿Quién es entonces de cartón piedra aquí?

Lagerfeld hizo un guiño al ‘Matrimonio para todos’ propuesto en Francia cerrando su desfile de Chanel con dos novias.

Getty Images

¿Lesbian Couture? La declaración de intenciones del káiser sobre la pasarela acuñó enseguida un nuevo término en internet. Karl Lagerfeld aprovechaba su desfile de Alta Costura del martes para posicionarse, a favor del sí, en el debate abierto en Francia sobre la legalización del matrimonio y adopción homosexuales, presentando a dos novias cogidas de la mano y escoltadas por un pequeño paje.

Si Hollywood no va a París…. Si bien la cita con la Alta Costura que se celebra en julio para presentar las novedades de otoño suele estar plagada de celebrities, en enero la agenda está demasiado apretada como para fletar aviones desde California. En mitad de la Awards Season, y a pesar de que muchos de los vestidos vistos en la última semana viajarán en vuelo directo a Los Ángeles, las únicas actrices venidas de Hollywood que hemos visto estos días intentando cruzar las Tullerías, sin caerse, ha sido a Hilary Swank y Uma Thurman, en Armani, y Jessica Alba y Chloë Moretz, en Dior.

Para llenar el hueco ya están los Kimye. Kim Kardashian y Kanye West se han pasado la semana en París asistiendo cada uno por separado, a dos puntuales desfiles. Kim, quien ha aprovechado su estancia en la capital para cerrar una sesión de fotos con Nick Knight, se sentaba el lunes junto a Paz Vega en el desfile de Stephane Rolland. A Kanye West, por su parte, lo veíamos asistiendo al show de Maison Martin Margiela el miércoles. Ahora, por el número de veces que han salido en las fotos y se les ha visto paseando estudiadamente preparados para combatir el frío, nadie diría que su presencia ha sido tan pobremente requerida en las primeras filas del resto de citas.

No te tropieces, que no te veo. Si en muchas de las otras de pasarelas las modelos tuvieron serios problemas para no precipitarse contra el suelo tal y como acabó pasando en el desfile de Stéphane Rolland, resulta curioso que las únicas en no enredarse en sus propios vestidos y acabar tropezando han sido las que presentaron, con los ojos tapados por tocados hechos careta, los diseños de Maison Martin Margiela Artisanal.

– ¿Givenchy who? A finales de diciembre, la maison Givenchy anunciaba que se bajaba de la pasarela de Alta Costura. En los últimos años, su director creativo Riccardo Tisci había venido sustituyendo los grandes montajes por presentaciones a puerta prácticamente cerrada no así por ello perdiendo la magia. De hecho, la de Givenchy, era siempre una de las colecciones más esperadas.

La modelo (e instagramera) de moda, de estreno en la Alta Costura. Esta ha sido la primera vez de Cara Delevingne en la Haute Couture parisina. La chica del momento se ha estrenado estos días en la pasarela de la mano de Chanel y Valentino. Como viene siendo de costumbre, además de ser la más demandada por los fotógrafos de streetstyle, Cara ha revolucionado los backstages con sus ya características muecas y gestos, que ha compartido como siempre, con el resto del mundo, vía Instagram. En un duelo entre Carrie Mathison y Cara ¿quién sería la ganadora?

Cara Delevingne haciendo aspavientos en el backstage de Chanel.

Twitter

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_