_
_
_
_

VFiles, la red social perfecta para procrastinar si te gusta la moda

Cultura, parodia e información inmediata o lo que es lo mismo, un lugar para perder el tiempo pero con con criterio.

vfiles

Si Pinterest es el paraíso virtual de los amantes de los gatos, los cupcakes o el DIY, VFiles pretende convertirse en la salvación o la ruina (según el nivel de procrastinación ) de los de la moda. Su creadora, Julie Quay, la definió en WWD como “una plataforma social centrada en la información sobre moda y la generación de contenidos originales”. Con esas características, podría parecer que se trata de otra red social más en la que compartir nuestros hallazgos y opinar sobre los ajenos, pero VFiles parece ser, si no algo mejor, al menos algo distinto.

La era 2.0 nos ha enseñado que ahí fuera existen muchos amantes del papel y auténticos coleccionistas nostálgicos de la edad dorada de las revistas de moda. Quay, ex editora de V magazine, se ha encargado de subir a la web cada número de ésta y sus publicaciones asociadas (entre ellas las series limitadas de Visionaire) así como auténticas joyas independientes, ejemplares de los 70, 80 y 90 o ediciones de distintas nacionalidades.

El proyecto, aún en versión beta, aspira a conseguir que miles de usuarios aporten contenido visual pero, sobre todo, que encuentren y descubran imagines míticas, polémicas y sobre todo divertidas.  VFiles categoriza su contenido por diseñadores, marcas, fotógrafos, estilos y tendencias, pero también en secciones dedicadas a “poses torpes” “pelos que parecen ramen” “dolores que provoca la moda” o “personajes elegantemente acabados”.

Un Vogue del 93 y un gif de Galliano, un libro de fotografía descatalogado y un meme de Lindsay Lohan. Su filosofía consiste en mezclar cultura y diversión, hacer de la moda algo inclusivo aportando contenido exclusivo. Porque aunque tiene vocación de red social, lo mejor de VFiles reside, por el momento, en las ocurrencias de sus creadores:

La revista Gawker afirma que sus webseries son “lo más estúpidamente entretenido del momento”. Model Files, el falso reality de VFiles de un agente de modelos que acaba de estrenar su segunda temporada, es quizá la más popular. Aunque Liza Tv (el canal de ‘street style absurdo’ de Los Ángeles), Status Update (el videoblog de una reportera que nunca informa de nada) o Vrnacular (que te enseña cómo no debes pronunciar Cara Delevingne o Kansay Yamamoto) están duplicando las visitas a pasos agigantados. Un equipo que graba las semanas de la moda con una cámara en la cabeza para parodiar esa fiebre de los asistentes por ver, ser vistos y no perder detalle pero que, al mismo tiempo,  se encarga de digitalizar ejemplares descatalogados o de colaborar con las marcas más punteras del momento.

En su tienda, el tercer pilar de Vfiles, venden ropa, cosmética, libros, joyas u objetos decorativos. Su criterio, como en el resto de sus contenidos, se basa en la originalidad, la diversión y el descubrimiento de nuevos valores:  joyas de Paloma Picasso, cuadernos de Margiela, barajas de cartas de Tom Sachs, litografías de artistas noveles, revistas antiguas o colecciones cápsula exclusivas son algunos de los especiales objetos que acaban de poner a la venta.  De las (agotadísimas) sudaderas de Hood By Air, el último niño mimado de Asap Rocky y Nicola Formichetti, a X-Girl, la marca fetiche del grunge que lanzó Kim Gordon junto a la estilista Daisy von Furth.

VFiles, esta especie de alianza entre Pinterest, Buzzfeed y Funny or Die que ya tiene a Sky Ferreira o Karlie Kloss entre sus usuarios, promete amenizarnos muchas mañanas, animar nuestros muros de Facebook  y descubrirnos joyas ocultas. Cultura, parodia e información inmediata o lo que es lo mismo, procrastinación con criterio.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_