_
_
_
_
_
S MODA + CAROLINA HERRERA
Contenido patrocinado por una marca

Perlas, lunares y rayas: tres gafas icónicas para recibir la temporada con una nueva perspectiva

Carolina Herrera nos propone recibir al buen tiempo con una colección de gafas que son una celebración en sí misma. Una serie de modelos, realizados en colaboración con Safilo, de montura generosa y detalles privados que reivindican la mirada femenina y el derecho a la diversión.

SMODA_CH_GM_04

El estilo es algo muy sutil. Para Carolina Herrera se revela en los pequeños detalles: un gesto tímido, una forma de caminar, una cadencia particular… Son los que nos permiten proyectar nuestra personalidad sin descubrir todo el misterio; los que nos dejan divertirnos con la moda sin que nos pese la sentencia del tiempo. Por eso, los detalles son los que dan forma también a la nueva propuesta óptica de Herrera Eyewear, Fun in the sun, una colección vitalista de siluetas femeninas y monturas exhuberantes para hacer del buen tiempo una celebración. Realizada en asociación con Safilo, los modelos de la colección se llenan de perlas, rayas y lunares de distintos tamaños y colores con una misma finalidad: reivindicar nuestra mirada única.

Porque las perlas ya no están reservadas para la joyería clásica. La línea Pearls de Herrera Eyewear nos propone sacarlas de contexto para llenar nuestra mirada de gemas preciosas y gráciles destellos. En los modelos de ojo de gato, son un elemento más de su arquitectura, colándose en frontales o en sus patillas, en un juego óptico que conjuga atemporalidad y vanguardia. En sus gafas cuadradas, un diseño de acetato y montura extragrande, una elegante constelación de perlas decora los laterales, alejándolas así de lo corriente para dotarlas de elegancia y glamour. No hay que olvidar que la mujer Herrera, como asegura su director creativo Wes Gordon, «vive cada minuto de cada día como si estuviese en la más increíble de las fiestas».

Los lunares, uno de los motivos característicos de la casa Herrera, son los protagonistas de la línea Polka Dots, aportándole un giro irreverente a una serie de modelos de formas cuadradas, de mariposa u ojo de gato. Porque tras esos frontales generosos de acetato y resina tan old Hollywood, con tonos elegantes que van del azur al marfil y del amarillo al melocotón; las varillas esconden un festival privado de topos de distintos tamaños y texturas. Una forma única de teñir unas gafas de alegría y diversión sin perder su condición de clásico atemporal.

En la imagen, las gafas Polka Dots de ojo de gato CH0009/S (229 euros) y su festival de lunares, de Herrera Eyewear.
En la imagen, las gafas Polka Dots de ojo de gato CH0009/S (229 euros) y su festival de lunares, de Herrera Eyewear.

La colección Stripes se recrea en las siluetas procedentes del imaginario pop de los noventa: esas gafas ovaladas a las que Kurt Cobain dio nombre y elevó a calidad de icono, o las monturas minimalistas que Carolyn Bessette, utilizaba durante sus paseos por las calles neoyorquinas. La firma conjuga ese poderoso archivo con su propio legado estético, sacudiéndole la nostalgia a una serie de gafas teñidas de colores brillantes y destellos de rayas. Tan refinadas como cómodas, el modelo de ojo de gato está realizado en acetato grueso, esculpido así para revelar su colorista motivo en los lados. Las gafas ovaladas, con un frente de colores vivos –morado, blanco, negro o habana– y patillas metálicas, también exigen atención. Solo así se aprecia el motivo de rayas sólidas y galvanizadas que decora sus laterales, elevándolas a un auténtico objeto de deseo. Porque estar atenta a los detalles, como asegura Carolina Herrera, «es lo más importante cuando quieres verte bien». 

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_