_
_
_
_

La rebelión de las papadas: españolas en guerra porque el «aarg ya no se lleva»

Nace #ItsMyPapada, el movimiento feminista contra la ridiculización del cuerpo femenino.

papada
@ItsMyPapada

Cuando nacieron los primeros «Aargs» de Cuore, hace más de una década, el fenómeno se definió como valiente y novedoso: «la única revista que te sube la autoestima», gracias, sobre todo, a fotografías de celebrities –que aún hoy publican tanto en su interior como en portada– mostrando sin pudor sus defectos físicos y sus puntos más flacos. Pero hoy, cuando por fin la hermandad entre mujeres comienza a ser norma y no excepción, cuando el feminismo está alcanzando sus cotas más altas, está claro que «el  ‘aarg’ ya no se lleva». Así lo defiende #ItsMyPapada, el movimiento que acaba de nacer en redes sociales a raíz de la última portada de dicha publicación en la que se ridiculiza de forma descarada la papada de Blanca Suárez. En ella puede verse a la actriz paseando junto a su pareja, Mario Casas, en una imagen en la que aparece totalmente desfavorecida.

«El martes 12 por la noche vimos en Twitter la portada de Cuore que salía a quiosco el miércoles y nos indignamos. Al día siguiente volvimos a hablar del tema y pensamos que deberíamos hacer algo… Así que creamos la cuenta de Instagram @itsmypapada, un nombre de usuario (y campaña) inspirado en el ‘It’s my vagina’ de Sex Education. Y así se materializó el movimiento».  Quienes nos lo cuentan son las responsables de gestarlo: Amy García Williams, Eva Bedón, María Muñano, Cris Laínez y Auxi Barea, todas mujeres envueltas en el mundo de la comunicación y la publicidad. «Con la caída de Instagram, Facebook y WhatsApp (dramas del primer mundo) no pudimos ponerlo en marcha hasta el jueves por la mañana, cuando ya habíamos movido la idea entre grupos de amigas y conocidas y ya teníamos acumuladas muchas fotos de papadas», cuentan. Así que lo vieron claro y, además de abrir la cuenta y convocar a todas las mujeres aludidas, crearon un manifiesto común:

“Lo que hace Cuore con mujeres como Blanca Suárez ya no se lleva. Está pasado de moda. Es una falta de respeto. Y estamos cansadas. Muy cansadas. Dediquémosle a Cuore el AARG más grande de la historia. Si tú también estás harta de que se critique o ridiculice nuestro aspecto físico. Si tú también estás harta de la supuesta enemistad entre mujeres. Si tú también estás harta de que las mujeres seamos un complemento del tío. Del tío buenorro y cachas que siempre sale bien, por supuesto. Si tú también estás harta de intentar disimular ante la cámara tus tetas caídas, tus brazos colganderos, tu barriga de felicidad, tus bolsas y ojeras o tu grandiosa papada. Si tú también estás harta de los medios que promueven la envidia y la crítica entre las mujeres, este es tu movimiento. No somos perfectas en la vida real, ni pretendemos serlo. Gracias por tu papada”.

«El porqué de #itsmypapada queda claro en nuestro manifiesto, pero básicamente queremos terminar con este tipo de contenidos que menosprecian la imagen de algunas mujeres con el objetivo de subir la autoestima de sus lectoras. Creemos que es algo que ya está pasado de moda, de otra época y que es, incluso, de muy mal gusto». El detonante fue, como cuentan, la susodicha foto de Blanca Suárez, aunque por el momento hayan echado en falta su apoyo o el de otras compañeras de profesión: «Nos ha sorprendido el poco apoyo por parte de las actrices, cantantes y demás personalidades públicas del panorama nacional –sí nos han apoyado, con foto incluida, Malas MadresPatricia Moreno o Inma Mariscal–. No sabemos si no les ha llegado, si les da igual que estas revistas hagan este tipo de cosas con su imagen o si va un poco más allá y temen ser las siguientes. Porque esta vez ha sido Blanca, pero la semana que viene podría ser cualquier otra actriz o personaje público. Teniendo en cuenta que hay una portada a la semana, le puede tocar a cualquiera».

Sin embargo, por parte del público y de las mujeres españolas, la respuesta fue aún mejor de la esperada: «En muy poco tiempo teníamos un timeline lleno de papadas y muchos mensajes de apoyo al movimiento, con muchas mujeres cabreadas con este tipo de revistas y contenidos. La acogida ha sido súper buena, sobre todo teniendo en cuenta que para muchas mujeres salir en una foto sacando papada es un acto de valentía y un ejercicio de autoestima. Pero en esto consiste la sororidad, ¿no? En hacer algo que quizá no haríamos jamás, por el bien común», cuenta Amy a S Moda.

Y aunque no es la primera vez que este gesto sorprende en redes sociales, la youtuber y cantante Lele Pons lo muestra sin pudor a todas horas e incluso la propia Blanca Suárez lo ha hecho a través de sus stories de Instagram en alguna ocasión, sí que está suponiendo un movimiento sin precedentes.

Con menos de cinco días en funcionamiento, el perfil ya cuenta con más de 170 publicaciones y otros tantos stories, y más de 450 seguidores (y subiendo). Pero al “aarg” más grande de la historia le queda aún mucho camino por recorrer: “Cuore publica un nuevo número cada semana y este movimiento no termina aquí, sobre todo teniendo en cuenta que se acerca verano y empezarán a publicar más ‘args’ de famosas en la playa mostrando sus ‘defectos’. Esta vez ha sido #itsmypapada pero la próxima puede ser #itsmycelulitis, #itsmylorza, #itsmypeloenlaspiernas, #itsmyaxilapeluda, #itsmyblancura o lo que sea que usen para desprestigiar la imagen de la mujer”, cuentan muy motivadas.

La revolución contra la ridiculización del cuerpo femenino ha comenzado… y no tiene pinta de querer parar.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_