_
_
_
_

Isabel Calderón: «Los que me ponían a parir ahora me piden trabajo»

En la década en la que el discurso feminista revivió en España, la coautora de ‘Deforme Semanal’ ha tomado la avanzadilla como comunicadora en esta transición mediática y cultural.

Calderón lleva traje a cuadros de Tommy Hilfiger Collection y top de Chiara Boni.
Calderón lleva traje a cuadros de Tommy Hilfiger Collection y top de Chiara Boni.Antártica

Para Isabel Calderón (Madrid, 1982), la nostalgia es una trampa en la que no piensa caer. “Esta nueva moda del ‘antes se vivía mejor’ no me gusta nada. Me parece un pensamiento bastante reaccionario”, defiende con la contundencia verbal y la aceleración que la caracteriza. Situémosla, por ejemplo, en octubre de 2011, cuando esta revista daba sus primeros pasos. “Pues ahí estaba con un pedazo de paro como una catedral. A mí la crisis de 2008 me afectó de lleno, solo tenía trabajos esporádicos de freelance por los que me pagaban poquísimo. Estaba muy muy frustrada”, rememora y se sincera asegurando que aunque ella no se educó sentimentalmente con este tipo de revistas (“Solo me compraba Súper Pop porque me encantaba Sensación de vivir”), es ahora cuando ha hecho el clic de identificación con las femeninas: “Respeto las que universalizan nuestra mirada, detesto las que buscan la perfección”.

En la década en la que el discurso feminista revivió en España, Calderón ha tomado la avanzadilla como comunicadora en esta transición mediática y cultural. No le cayó del cielo. “¿Esperar sentada? ¡Nunca! Ni te van a llamar ni debes confiar que el sistema te vuelva a aceptar de nuevo, aquí hay que autogestionarse”, sentencia. Y tiene lógica. Identificada siempre con Paula Alquist (Ingrid Bergman) en la película Luz de gas (“esa mujer agonizante me representa”), si Calderón ha conseguido vivir de lo suyo ha sido porque lo ha hecho sin padrinos que le hicieran dudar de su valor profesional o le aconsejaran moderar su discurso para encajar.

Esa libertad y autenticidad le valió un culto primigenio que cultivó con sus Reviews fuertecitas allá por 2015 y que ha acabado explosionando con el espectáculo Deforme Semanal y el podcast Deforme Semanal Ideal Total en Radio Primavera Sound, proyectos que codirige y copresenta con la periodista y escritora Lucía Lijtmaer, una pensadora que hace bien en odiar la palabra “nicho” porque cada vez que la escucha se ve enterrada en una tumba.

A Calderón no la llamen activista: “Me daría hasta vergüenza verme así. Mi mayor admiración va para ellas y para las políticas como Yolanda Díaz, Irene Montero o Vicky Rosell, que están en primera línea frente a todos esta panda de misóginos que las acosan a diario”. Tampoco famosa: “¡Famosa es Penélope Cruz! En serio, yo no lo soy y menos mal, porque soy muy introvertida, me encanta estar en mi casa y salir siempre con las mismas personas”. Alguna ventaja sí ve a esta exposición, como “cuando un grupo de unas tías estupendas me vitorearon y aplaudieron mientras discutía con un tío con el que salía. A él le jorobó muchísimo”.

En los próximos 10 años no la esperen asaltando Twitch o cualquier estrategia que involucre las redes. “Son una perdición, son misóginas, nos quieren silenciar a toda costa y conmigo lo han conseguido un poco. Yo mis batallas las voy a librar en el podcast o cuando venga la gente a verme, que ya saben a lo que vienen y no me van a jorobar”. También que decían que lo suyo era “para tías”: “Hace cinco años me ponían a parir y, fíjate, ahora me siguen y me piden trabajo”.

* Estilista: Paula Delgado. Maquillaje y peluquería: Yurema Villa (Ana Prado) para Guerlain Y Mön ICON Team, Ariadna Martín (Ana Prado) para Mön ICON Team Y Fran Cabrera (Ana Prado) para Guerlain Y Miriam Quevedo. Asistente de Estilismo: Paula Alcalde.

VOLVER AL ESPECIAL 10 ANIVERSARIO DE S MODA

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_