_
_
_
_

Bella Hadid, mucho más que la hermana pequeña de Gigi

Posee una belleza fuerte, un tirón en redes masivo y muchas curvas. Tres requisitos que han convertido a la pequeña de las hermanas Hadid en el último capricho de la industria.

cover
Ana Fernández Abad

Su vida cambió de forma radical hace poco más de un año. Tras su debut en la pasarela en Nueva York, en el desfile de Desigual, a Bella Hadid se le abrieron las puertas del mundo de la moda. Después llegaron los shows de Tom Ford, Diane von Furstenberg, Tommy Hilfiger, Jeremy Scott, Bottega Veneta o Missoni; las campañas para Ralph Lauren y Balmain. Había empezado a ser algo más que «la hermana pequeña, y morena, de Gigi». Ahora, con 18 recién cumplidos, hace balance de este año que ha ido in crescendo: «La pasada ha sido, técnicamente, mi primera temporada completa. Me ha permitido conocer a gente maravillosa y establecer relaciones que apreciaré para siempre».

Pese al vértigo, no tiene miedo; ha llegado donde quería. «Siempre deseé ser modelo, pero nunca supe cuándo iba a empezar. Mi vida cambió al graduarme en el instituto, no sabía qué dirección seguir». Eligió mudarse de Los Ángeles a Nueva York para estudiar Fotografía en la Parsons School of Design, un proyecto que, dice, la ha ayudado a ser mejor modelo: «Lo que he aprendido detrás de la cámara me ha enseñado mucho sobre la luz, los ángulos y sobre cómo tengo que posar».

Cubierta de encaje para la sesión, asegura que como está realmente cómoda es «con un par vaqueros y una bómber». En las fotos se nota que aplica lo aprendido, además de un parecido con Jennifer Lawrence que está harta de comentar. Prefiere hablar de sus curvas y de cómo, gracias a ellas, se ha hecho un hueco: «El mundo de la moda está ahora abierto a los distintos estándares de belleza. Cada mujer debería tener la libertad de celebrar su cuerpo, sin importar su talla». Su figura nace del sacrificio: «Entreno varias veces por semana y si no puedo, hago 20 minutos de cardio o doy un paseo». Pero no se priva de su plato favorito: la pizza. «Comer lo que quieras, con moderación y manteniéndote activa, es bueno». ¿Abandonaría su consumo por exigencias laborales? «Jamás dejaría la pizza por mi trabajo», comenta risueña. «Pero voy a seguir en forma, es mi deber».

Parece que Isabella Khair Hadid ha recibido buenos consejos. Los de su hermana, Gigi –que acapara contratos y responde en Internet a quienes critican su peso–; los de su padre, el constructor palestino Mohamed Hadid, que esquió en los Juegos Olímpicos de Invierno de Albertville 92; y los de su madre, Yolanda Foster –exmodelo holandesa descubierta por Eileen Ford–, una de las protagonistas de The Real Housewives of Beverly Hills. «Me enseña polaroids de las sesiones en las que participó con los fotógrafos que ahora me están retratando. Adoro escuchar sus historias», explica orgullosa.

Su familia tiene claros paralelismos con la de las Jenner/Kardashian: hermanas modelos, reality show, padres olímpicos. Pero Bella cultiva otra imagen, más underground. Hace unos meses reveló que, como su madre y su hermano Anwar, sufre la enfermedad de Lyme, una dolencia infecciosa. «Desde que me diagnosticaron, a los 16, dejé de lado mis metas deportivas porque no era capaz de mantener el nivel. Antes quería participar en las Olimpiadas de 2016 como amazona, pero ahora es más bien un hobby». Su otra gran afición es la música. Su perro –regalo de su novio, el cantante de R&B Abel Tesfaye, The Weeknd– se llama Hendrix y es amiga de Miley Cyrus y Jesse Jo Stark. «Tengo mi lista de reproducción llena. Desde los Stray Cats hasta hip-hop y R&B de los 90. En otra vida, me habría encantado tener un grupo», sostiene. En ésta, prefiere seguir donde está: «Mis objetivos son tener objetivos. Quiero seguir avanzando y trabajar duro para dar lo mejor de mí misma».

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Ana Fernández Abad
La editora de estilo de vida de S MODA está especializada en temas culturales y personajes de actualidad. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra y ha escrito en medios como Diario 16, El Comercio o Descubrir el Arte.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_