_
_
_
_

Así es Lady Penny, la «amiga especial» del marido de Isabel II azotada por la tragedia

La quinta temporada de ‘The Crown’ sugiere una presunta relación entre la aristócrata y el que fuera cónyuge de la reina de Inglaterra. ¿Hubo realmente algo entre ellos o se trata de una mera licencia dramática de la serie?

Por todos era sabido que la quinta temporada de The Crown, la premiada ficción de Peter Morgan para Netflix, abordaría el mediático ocaso matrimonial de Diana y Carlos. Sin embargo, desde su estreno hace unos días, un enigmático personaje, interpretado por Natascha McElhone, ha llamado la atención de los fans. Se trata de Penelope Knatchbull —conocida entre la prensa británica como Penny o Lady Penny—, la condesa Mountbatten de Birmania y mejor amiga del príncipe Felipe. Es decir, el duque de Edimburgo y marido de la reina Isabel II.

Nacida en Londres el 16 de abril de 1953, con el nombre de Penelope Eastwood, proviene de un hogar ajeno a los títulos nobiliarios. En realidad, es hija de Marian Hood y Reginald Eastwood, un humilde carnicero. Aunque lo que ni ella ni su hermano menor —Peter, fallecido en 2013— imaginaron jamás es que, a finales de los sesenta, su padre se convertiría en un acaudalado empresario al fundar la cadena de restaurantes Angus Steakhouse. Gracias a ello, tuvo la oportunidad de formarse en un exclusivo colegio suizo. De vuelta a la capital, mientras estudiaba empresariales en la prestigiosa London School of Economics, comenzó a salir con Norton Knatchbull, el tercer conde Mountbatten de Birmania. Dado que el joven era nieto de Louis Mountbatten —el último virrey de la India, así como bisnieto de la reina Victoria, primo de Isabel II y tío carnal del duque de Edimburgo—, Penny enseguida empezó a relacionarse con la realeza. De hecho, la primera vez que charló con Felipe fue en 1975 durante un partido de polo. Él acababa de cumplir 55 años; ella tenía 22.

Norton y Penny pronto oficializaron su compromiso. Inicialmente iban a darse el “sí, quiero” a finales del verano de 1979, pero tuvieron que aplazar la fecha por culpa de una tragedia. El 27 de agosto, en el condado irlandés de Sligo, el IRA asesinó a Louis Mountbatten, a Doreen Knatchbull, la abuela paterna del prometido, y a Nicholas, su hermano de 14 años. Los terroristas acabaron con la vida de los tres accionando una bomba de 23 kilos que, la noche anterior, habían ocultado en el Shadow V, la lancha con la que la familia solía ir a pescar. Aún de luto, la boda aconteció el 20 de octubre de 1979 en la abadía de Romsey, una iglesia situada en Hampshire. Acudieron 900 invitados y el príncipe Carlos, primo y leal amigo de Norton desde que en la adolescencia coincidieran en el internado escocés de Gordonstoun, ejerció de padrino. Al casarse heredaron Broadlands, una finca del siglo XVIII, con 60 habitaciones, cerca de la localidad de Romsey.

Penny dio a luz a tres hijos: Nicholas, nacido el 15 de mayo de 1981, Alexandra, el 5 de diciembre de 1982, y Leonora, el 25 de junio de 1986. No obstante, después de unas vacaciones junto a los príncipes de Gales por el Mediterráneo, en el verano de 1990 los médicos hallaron un tumor maligno en el riñón de Leonora. Con tan solo cinco años, fallecería el 22 de octubre de 1991. Sus restos descansan en Broadlands.

En el segundo capítulo de la nueva temporada de The Crown, coincidiendo con la muerte de la pequeña, el duque de Edimburgo introduce a Penny en la conducción de carruajes. Pese a conocerse de tiempo atrás, sí se tiene constancia de que aquella sentida pérdida los unió. Ahora bien, sin mostrar ninguna muestra de afecto física, la serie sugiere que entre ellos podría haber algo más que una amistad. La teoría se consolida en el sexto episodio: la reina Isabel II, incapaz de controlar sus celos, reprocha a su esposo que ella es la única compañía que necesita. ¿Qué hay de verdad o falacia en esta subtrama orquestada por Peter Morgan y sus guionistas?

Lady Penny a su llegada al funeral del duque de Edimburgo
Lady Penny a su llegada al funeral del duque de Edimburgogetty (WPA Pool/Getty Images)

“Es cierto que la pareja se hizo íntima y participó en competiciones de carruajes. Pero cualquier indicio de una relación más íntima entre ellos es pura especulación”, afirma la historiadora Tracy Borman en la web de BBC History Magazine. Por su parte, al ser preguntada por el personaje que encarna, la actriz Natascha McElhone declaró a Radio Times: “Rara vez vemos en la pantalla a un hombre y a una mujer manteniendo una profunda amistad en la que no se alude al romance. La riqueza de esas amistades, esa lealtad. Nuestra historia comienza cuando realmente él ve que está sumida en un profundo dolor, en una gran pena, y le tiende una mano, le da un empujón, para que vuelva a la vida”. Asimismo, Ingrid Seward, editora jefa de la revista Majesty y experta en la familia real británica, apuntó en su libro Prince Philip Revealed, editado en 2020: “La reina y Felipe admiraban a Penny por su espíritu indomable, su dignidad y su gracia, y se aseguraban de incluirla en sus vidas en la medida de lo posible, hasta el punto de que Penny se ganó el apodo de ‘y también’, pues a menudo la invitaban a pasar fines de semana en el castillo de Windsor. Más recientemente, pasaba tiempo con Felipe en Sandringham y se le atribuye el mérito de haber convencido al príncipe de que renunciara a su permiso de conducir tras su accidente en 2019. A pesar de su avanzada edad, sigue siendo su confidente y comparten un gran sentido del humor. Felipe también le daba consejos sobre la gestión de Broadlands y ambos supieron consolarse el uno al otro en los peores momentos”.

Tanto Felipe como la monarca estuvieron al lado de Penny cuando, en 2009, la prensa filtró un vídeo de su hijo mayor, Nicholas, fumando crack y heroína. En un principio, el joven heredero se negaba a entrar en rehabilitación. Finalmente, accedió a hacerlo temiendo que se le privara de la fortuna familiar, estimada en 100 millones de libras. En 2021, reconvertido en productor musical y jardinero, contrajo matrimonio con Ambre Pouzet, una artista francesa que, bajo el nombre de Ambre Saint-Clare, se hizo popular por sus performances acuáticas disfrazada de sirena. La ceremonia fue mucho más modesta que la de su hermana Alexandra, quien trabaja de asesora financiera: en 2016 se casó en la abadía de Romsey —al igual que sus padres— con el empresario Thomas Hooper. Isabel II asistió a la boda y la novia caminó al altar del brazo del príncipe Carlos.

Los Windsor también apoyaron a la aristócrata en 2010. Aquel año, sin previo aviso, Norton huyó a las Bahamas con su amante, la diseñadora de moda Eugenie Nuttal. En 2014, después de que le diagnosticaran alzhéimer, le permitió volver a Broadlands. Pero no al hogar conyugal, sino a un granero adyacente reconvertido en casa de invitados. Desde entonces, el conde apenas ha salido de la finca.

Debido a las restricciones de la pandemia, Penny fue una de las escasas 30 personas invitadas al funeral de Felipe el 17 de abril de 2021. Y el 19 de septiembre, claro está, estuvo presente en la despedida de Estado de Isabel II. A sabiendas de su discreción, nadie espera que se manifieste acerca del modo en que The Crown la retrata. Aunque, como hace unos días escribió Ingrid Seward en un artículo del diario The Sun, hay algo innegable: “Estoy segura de que este nuevo argumento de la serie ha causado un estrés y un dolor incalculable a Penny, sus hijos y su familia, en general. En muchos sentidos, parece injustificado: ella es la desafortunada víctima de su historia ficticia porque era joven, atractiva y fue fotografiada con Felipe. ¿Habría aparecido si no fuera atractiva? Lo dudo mucho. Personalmente, creo que tenían una relación algo simbiótica. Él era casi como su abuelo, alguien capaz de aconsejarla y asesorarla en los momentos difíciles”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_