_
_
_
_
_

¿Alguien se acordaba de Sienna Miller? Pues ha vuelto y reclama su corona

La reina de las portadas de ‘Vogue’ y del ‘Boho-Chic’ regresa protagonizando la última de Clint Eastwood.

cover
Theo Wargo (Getty Images)

Rubia, radiante y rodeada de niños que parecen haber sido escogidos mediante un casting publicitario. Sienna Miller regresa de su semi-retiro voluntario (de vez en cuando, un destello dorado de su melena se dejaba ver fugazmente en público) entrando por la puerta grande de la moda: portada de enero de Vogue USA y reportaje fotográfico firmado por Mario Testino que ilustra una larga entrevista en la que la actriz explica los porqués de su desaparición y, por supuesto, las maravillas de su vida actual.

La actriz (además de ex-modelo y diseñadora) rompe así con los lazos que la unían a su anterior imagen de celebrity ligeramente alocada, aficionada a vestirse de hippie adinerada y con una vida sentimental que podría definirse como turbulenta. Ahora es una madre de familia que asegura llevar una existencia muy normal junto a Tom Sturridge y la hija de ambos, Marlowe. “Es una vida muy tranquila, sin dramas”, ha asegurado Miller.

Sorprendentemente, ni su sosiego ni su nueva condición de madre le han impedido seguir trabajando, sino todo lo contrario. Los últimos meses han sido más que prolíficos para la actriz y ha añadido a su currículum un buen puñado de títulos muy oscarizables, algunos ya estrenados como Foxcatcher (Bennett Miller) y American Sniper (Clint Eastwood) y otros que se verán en la gran pantalla en el 2015 como Unfinished Business (Ken Scott), Mississippi Grind (Anna Boden & Ryan Fleck) y High-Rise (Ben Wheatley).

Cartel de ‘American Sniper’, la cinta de Clint Eastwood que protagoniza con Bradley Cooper y portada del número de enero de ‘Vogue’.

American Sniper/ Vogue

Trabajar con Bennett Miller (Foxcatcher acumula tres nominaciones a los Globos de Oro) y, especialmente, con Eastwood son dos síntomas claros de que la carrera cinematográfica de Sienna Miller está ascendiendo. Clint Eastwood la ha escogido para coprotagonizar junto a Bradley Cooper el biopic basado en la vida de Chris Kyle, el francotirador más letal de la historia del ejército estadounidense. Eastwood apenas la conocía. Vio la cinta del casting de la actriz y, aunque comentó que no le resultaba muy familiar, la escogió sin pensárselo dos veces.

La reinvención del personaje

Es posible que, aunque realmente su rutina sea apacible, vuelva a vivir su momento, teniendo en cuenta todos los titulares que generó durante la primera década del siglo XX. Sus idas y venidas con Jude Law (con los respectivos affaires de ambos mientras tanto), su compromiso nunca consumado con el también actor Rhys Ifans y el escándalo de su relación con Balthazar Getty la hicieron protagonista de más de una portada del sector más cotilla de la prensa.

Tal fue el interés que desató su vida personal, como la de otros famosos, que en 2011 descubrió que el periódico News Of The World estaba realizando escuchas ilegales de su teléfono, el de Jude Law y el de otros familiares cercanos. Su denuncia y las de otros afectados hicieron que finalmente el propietario de la cabecera, Rupert Murdoch, echase el cierre.

En el sector de la moda también tuvo sus altibajos. Además de ser la 'enemiga' acérrima de Kate Moss durante muchos años, creó junto a su hermana Savannah (y bajo el amparo de Pepe Jeans) la firma Twenty8Twelve en 2007. En 2012 las Miller abandonaron la marca dejándola en manos del equipo de diseño. A día de hoy la marca sigue activa y Sienna ha limado sus asperezas con Moss, al menos, de cara a la galería.

Miller defiende que ahora vive una vida ‘más familiar’: a la izquierda, de compras con su hija Marlowe. A la derecha, con Tom Sturridge en unos premios ‘Evening Standard Theatre’.

Cordon Press

Anna Wintour tampoco la dejó en muy buen lugar (pese a que la tiene en una estima elevada) cuando se quejó de la portada protagonizada por Miller en el famoso documental The September Issue. Según la editora, se le veían demasiado los dientes y el resto del equipo estaba preocupado por sus empastes. Evidentemente, la portada se retocó y tanto la cabecera como la propia actriz emitieron comunicados explicando que “siempre se hacen unos pequeños arreglos en las fotografías”.

Pero lo que siempre parece quedar olvidado tras la maraña de noticias acerca de la vida personal son sus logros profesionales. La actriz empezó su carrera en el 2001 y aunque no todas sus interpretaciones han sido aplaudidas (ganó un Premio Razzie por G.I Joe), también ha tenido éxitos. En 2008 fue nominada a Mejor Actriz en los Independent Spirit Awards y a Mejor Actriz Británica en los London Film Critics Circle Awards y ha trabajado con actores de la talla de Steve Buscemi o Robert de Niro, por poner algunos ejemplos. Ha sido una 'chica Hitchcock' (se puso en la piel de Tippi Hedren en The Girl, la cinta que revivía la relación de la actriz con el director de Vértigo y Los pájaros), la que fue su última inmersión en la temporada de premios (estuvo nominada al Globo de Oro y a los Bafta). Ella, aunque posiblemente no tendrá nominación o premio este año, sí desfilará por las alfombras rojas que están por llegar. 

Puede que su alejamiento de la vida pública y su reaparición como madre dentro de una familia estable, le ayude a mantener los focos orientados a su trabajo y no a sus aventuras personales. Por lo que ha expresado, ni siquiera va a surgir la oportunidad.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_