_
_
_
_

El problema de llevar faja en un concierto: Adele explica la infección cutánea que le ha provocado

La artista británica cuenta a su público que ha tenido hongos en la zona inguinal por las prendas moldeadoras que utiliza en sus conciertos de Las Vegas: «Básicamente estoy sentada en mi propio sudor».

Adele, el pasado noviembre durante uno de los conciertos de su residencia en el Caesars Palace de Las Vegas.
Adele, el pasado noviembre durante uno de los conciertos de su residencia en el Caesars Palace de Las Vegas.Getty Images

El pasado 18 de noviembre la artista británica Adele inició una serie de conciertos en Las Vegas. Bajo el título Weeekends with Adele, esta ha sido la primera residencia musical de la cantante en la ciudad estadounidense, donde divas como Celine Dion o Lady Gaga han realizado espectáculos similares, no limitados a una sola fecha en directo. El Coliseo del conocido Caesars Palace ha sido el escenario en el que la londinense ha actuado viernes y sábados noche durante los últimos meses, y donde continuará actuando hasta noviembre, tras ampliar las fechas de su residencia. Porque estos conciertos son una apuesta segura para Adele: en sus primeras fechas generó más de 50 millones de dólares en venta de entradas, lo que suponía que cada noche en directo ingresaría 2,2 millones de dólares. Pero no todo brilla en estas actuaciones. La propia cantante ha reconocido ante su público que ha tenido algunos problemas muy prosaicos en sus grandes noches de estrellato, relacionadas con el uso de fajas para moldear su silueta durante las actuaciones: «Sudo mucho, y el sudor no va a ninguna parte, así que básicamente estoy sentada en mi propio sudor, y mi médico me diagnosticó tiña inguinal».

Según explica Mayo Clinic en su web, la tiña inguinal es «una infección por hongos que causa un sarpullido rojo y con picor en las zonas cálidas y húmedas del cuerpo. El sarpullido suele afectar la ingle y la parte interior de los muslos, y puede tener forma de anillo». Esta infección, añade, resulta habitual en los deportistas y en las personas que sudan mucho. La artista, de 35 años, se quejó del calor sobre el escenario ante sus seguidores, y se explayó sobre las consecuencias que esas elevadas temperaturas habían tenido sobre su persona, comentando su molestia: «Es un poco vulgar, pero no sabía que existía».

Las prendas moldeadoras que utiliza la cantante en sus espectáculos son de la conocida marca estadounidense Spanx, creada por la emprendedora estadounidense Sara Blakely a finales de los noventa. Con estas prendas, Blakely se convirtió en la millonaria más joven hecha a sí misma de la lista Forbes y provocó un nuevo auge de las fajas que desembocó en la creación de otras compañías de ropa moldeadora por parte de figuras conocidas como Kim Kardashian (que triunfó con Skims) y Lizzo (que ha fundado Yitti). «Obviamente, cuando hago mis conciertos utilizo Spanx, que me da forma y hace que todo me quede bien», reconoció Adele ante su audiencia para después comunicarles que tenía hongos y bromear con ello: «Parece que básicamente soy un atleta, ¡no sé por qué os acabo de contar esto!». Los materiales utilizados para los distintos modelos de esta firma de fajas son elastano, nylon, gusset o la Lycra® FitSense™, y aunque la firma destaca en su web que sus tejidos transpiran, en el caso de Adele han generado humedad en la zona inguinal. Y es que los tejidos sintéticos transpiran menos que los tejidos orgánicos, son polímeros plásticos, y muchos de ellos se crearon para repeler el agua y las manchas. Su ventaja es la elasticidad, que favorece la compresión cuando se utilizan en prendas moldeadoras, la ligereza y que pueden ser mucho más ligeros y de menor gramaje que los naturales.

Adele habló sobre su infección en su regreso al Caesars Palace tras un parón de tres meses en su residencia, que retoma ahora de junio a noviembre. «Tuve un largo descanso y estoy emocionada de estar de vuelta. Me aburría muchísimo. Os he echado de menos. Me encanta hacer estos espectáculos, son lo mejor de mi semana», indicó la británica. Originalmente, su residencia en Las Vegas iba a celebrarse entre el 21 de enero y el 16 de abril de 2022, pero fue pospuesta porque parte de su equipo se contagió de covid y le resultó imposible sacarla adelante a principios del año pasado, por lo que la retrasó al segundo semestre de 2022 para alargarla hasta este año.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_