_
_
_
_

Lady Gaga vuela y arde (y otros momentazos del espectáculo de la Super Bowl)

En una noche en la que las críticas a Trump pasaron casi desapercibidas, la estrella del pop hizo uso de todo su sentido del espectáculo para protagonizar una actuación apabullante pero poco emotiva.

Lady Gaga super bowl 2017
Getty (Getty Images)

Todo apuntaba a una noche celestial. Desde la elección de Houston como ciudad anfitriona, hogar de la NASA, hasta la sorpresiva aparición vespertina del Papa Francisco, que bendijo la Super Bowl por primera vez en la historia de la iglesia católica. Estados Unidos decidía alzar la vista justo cuanto más tensas están las cosas aquí abajo. No estábamos equivocados. Los New England Patriots, liderados por la superestrella Tom Brady, se alzaron con su quinto anillo, después de remontar 25 puntos y ganar la primera Super Bowl de la historia en decidirse en la prórroga. Lady Gaga no quiso ser menos e inauguró el esperadísimo espectáculo del intermedio desde el techo del estadio NRG de Houston, acompañada de cientos de drones haciéndose pasar por estrellas formando la bandera norteamericana. Pocos segundos después saltaba al campo para regalar un espectáculo de 13 minutos con menos referencias políticas de lo esperado y aroma a un concierto más de su gira.

(function() { var mediaTopEmbed = new psd.media.TopEmbed({ «id_cuenta»: «smoda», «id_player»: «131», «id_media»: «20170206061819», «media_type» : «video», «id_container»: «container_video_22685»}); var init = function(){mediaTopEmbed.setRatio(16,9,true)}; mediaTopEmbed.addEventListener(psd.media.TopEmbedEvent.EVENT_INI,init); })();

Sin invitados especiales ni popurrís, hizo gala de infraestructura y de un tremendo despliegue físico que no perturbaría la voz en directo de una Lady Gaga que se negó al playback. La gran incógnita de la noche, que giraba alrededor del posible carácter político de la actuación, se resolvió sin escándalo. Quizá alentados por el conservadurismo de Fox, la cadena propietaria de los derechos del partidos, se deslizaron varios mensajes a Trump pero fueron demasiado velados como para que alguien pudiera sentirse ofendido. No, ni siquiera la hija del presidente. Estas fueron las únicas indirectas.

El primer gran detalle de la noche nos lo regalaron Renée Elise Goldsberry, Phillipa Soo y Jasmine Cephas Jones, tres de las protagonistas femeninas del músical de moda en Broadway, Hamilton. Durante la interpretación del himno oficioso America The Beautiful, se atrevieron a profanar la letra para delicia de muchas espectadoras y disgusto de otros tantos tuiteros, casualmente masculinos. En el verso “Que Dios derrame su gracia sobre ti y corone tu bondad con hermandad (brotherhood)”, las intérpretes incluyeron un “and sisterhood”, convirtiendo en inclusiva y feminista una canción con 125 años de historia y despertando la ovación de todo el estadio. Una actuación estelar cuya repercusión en redes hizo pasar desapercibido el himno posterior, el oficial The Star-Spangled Banner, interpretado por la estrella country Luke Bryan.

Las expectativas que rodeaban una posible actuación reivindicativa de Gaga se reflejaban en las casas de apuestas, que ofrecían más del doble por cada euro apostado a que la cantante de 30 años mencionaba las palabras ‘presidente’ o ‘Trump’ durante su espectáculo. Ambos términos han brillado por su ausencia pese a que el comienzo del show lucía prometedor. 10 millones de dólares solo invertidos en publicidad y producción, ya que las estrellas no cobran un solo dolar por eso de la exposición y el repunte de ventas que experimentan –alrededor de un 90% más– después de cada espectáculo. Gaga, desde el tejado del estadio, entonó algunas líneas de God Bless America y This Land is Your Land de Woody Guthrie, siendo este el mensaje político más evidente de la noche. La letra del popular himno folk lo deja claro: Esta tierra es tu tierra, esta tierra es mi tierra, esta tierra fue hecha para ti y para mí. “Justicia y libertad para todos”, unidad en tiempos de Trump. Y cayó al vacío.

Lady Gaga super bowl 2017
Espectáculo de Lady Gaga durante la Super Bowl 2017
Lady Gaga en pleno vuelo durante su actuación en la Super Bowl.
Lady Gaga en pleno vuelo durante su actuación en la Super Bowl.Getty (Getty Images)

Sostenida únicamente por un arnés y un par de cables, Stefani Joanne Angelina Germanotta, hija de inmigrantes italianos, descendió desde los cielos para ofrecer una retrospectiva de los hits más bailables de su década como referente del pop. Poker Face inició el setlist que interpretó desde una torre a lo Mad Max para después saltar al escenario principal sobre el césped, también repleto de estrellas y bailarines. La cantante llevó un body personalizado de Versace (con Donatella viviéndolo en directo) de estilo futurista que, junto a sus párpados cubiertos de joyería a modo de sombras, se convirtió en lo más comentado de la noche. Según su estilista Brandon Maxwell, querían homenajear a los diseños con los que sorprendió en sus primeros discos. Después le ha tocado el turno a Born this way, uno de los mejores momentos coreográficos de la noche, que ha aprovechado para desprenderse de los nervios acumulados. Canción con mensaje activista, en la que muchos han visto otra pullita a la administración Trump (representada por el vicepresidente Mike Pence en las gradas), que ha dejado una anécdota significativa: es la primera vez que la palabra ‘transgénero’ se pronuncia en una Super Bowl. Telephone y Just Dance completaron la parte más festiva del espectáculo.

La balada Million Reasons sentó a Lady Gaga al piano, convirtiéndose esta en la única canción procedente de su último disco, Joanne. La cantante se atrevió a dirigirse a sus progenitores, a quienes saludó delante de toda América (la ocasión lo merecía), y a varias de las seguidoras que conformaban el coreografiado público de la actuación. Gaga se cambió de ropa para el clímax, luciendo equipación de fútbol americano debidamente personalizada, shorts y botas altas. El mayor éxito de la cantante, Bad Romance, llenó el cielo de Houston de fuegos artificiales, llamaradas y demás artefactos, poniéndole el broche de oro a una actuación irreprochable en su ejecución pero de la que se esperaba más emoción. Unas pocas horas después han anunciado las fechas de su nuevo tour mundial y, visto el despliegue, a buen seguro que consiguen colgar el cartel de No hay billetes. “Esta actuación es para todo el mundo”, explicó en la conferencia de prensa ofrecida el pasado jueves. Haciendo un repaso a los tuits de celebrities que la han elogiado, de ideologías tan opuestas como Katy Perry e Ivanka Trump, no se puede decir que haya fracasado en el intento. Gaga se fue del mayor escenario del mundo como llegó, saltando al vacío. Solo que no en el terreno ideológico.

Pepsi Zero Sugar Super Bowl LI Halftime Show
Mike Ehrmann (Getty Images)
Pepsi Zero Sugar Super Bowl LI Halftime Show
Kevin Mazur (WireImage)
Pepsi Zero Sugar Super Bowl LI Halftime Show
Ezra Shaw (Getty Images)
Pepsi Zero Sugar Super Bowl LI Halftime Show
Kevin C. Cox (Getty Images)

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_