_
_
_
_

Emma Watson ficha como directiva de sostenibilidad de Kering, el grupo de lujo detrás de Gucci

El conglomerado refuerza su compromiso con el medioambiente reclutando a uno de los rostros de Hollywood más comprometidos con movimientos como la ‘alfombra verde’, que defiende el uso de prendas sostenibles en cada aparición.

Emma Watson durante la promoción de 'Mujercitas'.
Emma Watson durante la promoción de 'Mujercitas'.Getty (AFP via Getty Images)

Hace tiempo que Emma Watson se convirtió en mucho más que la inolvidable Hermione. No solo en la gran pantalla, donde ha dado vida a personajes tan dispares como Meg de Mujercitas o Nicki en The Bling Ring, también fuera de ella. Es conocida por defender los derechos de las mujeres y es embajadora de buena voluntad de las mujeres de las ONU. Además, su compromiso con el medioambiente y la sostenibilidad, así como su relación con la moda, la han convertido en un personaje fundamental en la industria. Tanto que acaba de fichar como directiva de responsabilidad del conglomerado Kering, grupo al frente de etiquetas de lujo como Gucci, Balenciaga o Saint Laurent.

Watson «es una de las actrices más populares del mundo y una de las activistas más conocidas», han afirmado desde Kering en un comunicado. La joven de 30 años se ocupará de presidir el comité de sostenibilidad del grupo, una de las preocupaciones que más importan a los jóvenes compradores de lujo, como apuntan desde The Guardian, y que cada vez están teniendo más en cuenta las compañías.

Emma Watson con vestido vintage de Ralph Lauren en 2018.
Emma Watson con vestido vintage de Ralph Lauren en 2018.Getty

Desde hace tiempo, Watson se ha convertido en uno de los rostros públicos defensores de la necesidad de una moda sostenible. La actriz pide como requisito a cualquier firma que quiera vestirla que responda a un «cuestionario sobre cómo se producen las prendas y cuál es el impacto de su fabricación sobre el medio ambiente» siendo uno de nombres acérrimos a la alfombra verde, iniciativa liderada por Livia Firth. En la gala MET de 2016, por ejemplo, lució un vestido creado a base de botellas de plástico recicladas y durante el tour de promoción de La Bella y la bestia solo se dejó ver utilizando piezas vintage, diseños confeccionados artesanalmente a medida o prendas respaldadas por Eco-Age, la consultora de Firth. Además trabajó con el equipo de vestuario de la cinta para asegurar que sus looks en la pantalla también fueran sostenibles.

La actriz británica también es embajadora de la aplicación Good On You, que califica a las marcas de moda teniendo en cuenta sus credenciales éticas y de sostenibilidad. Una app en la que, por cierto, algunas de las marcas de Kering solo cuentan con un «no es lo suficientemente bueno» o «es un comienzo» en sus comentarios. Quizá su objetivo incorporándose a la primera fila del grupo sea precisamente cambiar eso.

Su fichaje tiene todo el sentido para Kering que, tras perder en su cartera de firmas a Stella McCartney, uno de los grandes tótems de la moda sostenible, busca reforzar su compromiso con reducir el impacto medioambiental. Junto a ella se incorporan dos nuevos fichajes: los ejecutivos Jean Liu y Tidjane Thiam. La primera es una de las empresarias más reconocidas de China, al frente de DiDi (algo así como el Uber asiático); mientras que Tidjane Thiam es un financiero franco-marfileño que lideró Credit Suisse. Los dos son un ejemplo de la diversidad en las cúpulas de los grandes conglomerados de lujo que tanto se está reclamando los últimos tiempos, especialmente a raíz de las protestas desencadenadas a raíz del asesinato de George Floyd.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_