_
_
_
_
_

El creador del cartel viral de la película de Almodóvar: «Si el pezón fuese de un hombre no lo habrían censurado»

Hablamos con Javier Jaén, el creador del póster de ‘Madres Paralelas’ (Pedro Almodóvar) sobre cómo Instagram ha eliminado su trabajo por mostrar un pezón.

Cortesía de El Deseo / Javier Jaén
Cortesía de El Deseo / Javier Jaén

Javier Jaén (Barcelona, 1983) es uno de los diseñadores gráficos más reconocidos de nuestro país. Ha firmado portadas en The New York Times, The Washington Post, The New Yorker y decenas de revistas internacionales. En España, sus trabajos han sido publicados por El País Semanal y el Centro Dramático Nacional, entre muchos otros. Es miembro del prestigioso AGI desde 2015 y Premio Gràffica 2010. Un currículum, sin duda, apabullante que no ha escapado de la absurda censura de Instagram. La red social ha borrado su cartel para la película Madres Paralelas, de Pedro Almodóvar, por mostrar un pezón. Y no solo eso. También ha amenazado con cerrar su cuenta.

Hablamos con él sobre censura y autocensura y sobre cómo, poco a poco, vamos dando por buenas algunas normas de uso de las redes sociales que no lo son tanto.

¿Cómo lleva todo el revuelo que se ha montado con la censura de su cartel de Madres Paralelas?

No te puedes imaginar lo que está siendo. Yo que estaba de vacaciones… Las he interrumpido para venirme al estudio y atender las entrevistas. Radio, televisión, prensa escrita… He parado un poco el tiempo de descanso, pero no pasa nada. Es por un buen motivo.

¿Cómo fue el proceso de creación del cartel?

Cuando me encargaron el cartel yo les pregunté qué tenían en mente. Fue muy bonito porque me dijeron que fuese yo el que propusiera ideas, pero que antes me fuera para Madrid a ver la película con Pedro Almodóvar. Así lo hicimos. Me pareció genial porque así es como se tiene que trabajar. Vimos la película, comentamos y en todo momento mi objetivo era hacer el mejor cartel para atraer al público. Yo les propuse varios caminos y para mí este siempre fue el mejor.

¿Se plantearon en ese momento que el cartel podía ser censurado?

Sí, hubo un momento en que el tema salió en la conversación. Yo comenté que había una red social, Instagram, que por lo visto tiene problemas con los pezones y que quizá no se podría publicar. La repuesta de Pedro a mí me encantó porque es la de alguien que representa la integridad artística y la libertad. No la polémica ni la transgresión porque eso son consecuencias de trabajar íntegra y libremente. Pedro lo tuvo claro y me dijo: ‘Llevo toda la vida haciendo películas y si elegimos este cartel será este. Otra cosa es que no nos gustase o no creyésemos en él, pero si es el mejor para nosotros, y es el que mejor cuenta lo que queremos transmitir, adelante. Si en algún sitio no lo quieren sacar, pues que no salga’. Me transmitió que, entre comillas, no pasaba nada.

Cortesía de El Deseo / Javier Jaén
Cortesía de El Deseo / Javier Jaén

Y pasó lo que suele pasar cuando Instagram detecta un pezón…

Eso es. Lo publiqué ayer y empezó el ruido por llamarlo de alguna manera. La verdad es que me ha parecido todo un poco triste porque todavía no he entendido qué tiene de polémico. ¿A quién debemos de proteger de ver esta imagen? Te da por pensar… Yo evidentemente ya conocía el tema de la censura en Instagram, pero digamos que no lo había vivido en primera persona. Y yo trabajo desde el hiperprivilegio de ser un diseñador de un cartel de una película, pero me hace pensar en todas esas personas que cuelgan una foto suya y les dicen que su cuerpo está mal, que es erróneo y que no se puede ver.

¿De quién es el pezón?

No te lo puedo contar.

¿Es, además de censura, machismo?

Es un mecanismo muy sexista y muy machista. Si es un pezón de hombre no se censura  y si es de mujer sí se censura. Además,  estamos hablando de un contexto de maternidad, que se está tratando como algo pornográfico o sexualizado. Partiendo de la base de que la sexualidad o el erotismo no tienen nada de malo, creo que estamos hablando de la imagen menos erótica del mundo.

¿Qué es lo que quería transmitir con esta imagen?

Bueno habla del drama, de la pena, de la maternidad, de la fuerza… Va muy en línea de la historia que cuenta la película, que cuando la disfrutéis veréis que es un ‘peliculón’ de verdad.

El diseñador Javier Jaén.
El diseñador Javier Jaén.

¿Se ha puesto Instagram en contacto con usted para pedirle disculpas?

No, para nada. No es solo eso. Si lees sus políticas de uso pone que no se pueden colgar pezones, excepto si es en un contexto de maternidad y lactancia. Pero en este caso tampoco se ha tenido en cuenta. Lo triste es que una vez que te borran el post no tienes manera de recuperarlo o de ponerte en contacto para argumentar. No hay manera de dialogar con ellos. Todo este absurdo lo vamos aceptando. Me sabe mal que estemos hablando de esto y no de la película.

La censura al final ha conseguido que el cartel tenga mucha más repercusión.

Es la parte positiva de todo esto. Que tú y yo estemos ahora hablando de esto. Que dos personas pueden estar ahora en un bar comentando lo que ha pasado. Que dos amigas estén hablando o que alguien lo esté debatiendo con su madre o con su padre. Cuando hablamos de estas cosas vamos derribando muros opacos e inamovibles. Quizá estemos pensando que no es muy normal que desde una empresa privada, totalmente opaca, decidan cuál es la moralidad y la legalidad. Lo que podemos ver y lo que no. Lo que está bien y lo que está mal. Es raro y es el momento de debatirlo.

¿A estas alturas el algoritmo no debería ser ya más fino?

Creo que no es solo el algoritmo, también funciona por denuncias. Es un proceso muy opaco que genera mucha frustración a miles de personas. Es una pared y no hay nadie del otro lado.

La comunidad se ha volcado con su trabajo.

Totalmente. Se habla de una supuesta polémica, pero la gente solo me manda unánimemente mensajes muy positivos. Lo que buscas con un cartel o una pieza de comunicación al final es que conecte con la gente. La polémica es tan absurda que me cuesta creer que en 2021 alguien se pueda sentir ofendido por esto.

Decía antes que era el momento de ponerse a debatir.

Tenemos que empezar a ver quién está decidiendo qué está bien y que está mal y sobre todo con qué intereses lo está haciendo. Estas políticas son inaceptables.

La filmografía de Almodovar tiene carteles maravillosos. ¿Cuál es su favorito?

Son tantos… Me atrevería a decirte que Pedro Almódovar es el artista con la mejor cartelería de la historia del cine. Te hablo internacionalmente, ¿eh? Cuando me puse a trabajar en este proyecto me imprimí todos sus carteles y los puse en el suelo y me dio vértigo. Hay tantísimas piezas tan buenas. Soy muy admirador de Juan Gatti, de Óscar Mariné, de Mariscal, de tantos diseñadores, que para mí han sido maestros. De ellos, aunque no lo sepan, he aprendido mucho desde que era pequeño. Ellos han abierto una puerta a los que veníamos detrás. Te agradezco esta pregunta porque me gustaría decir que este cartel sin el trabajo de todos los previos es imposible. No puedo hacer otra cosa que sentirme agradecido. Tengo tantos preferidos. Yo trabajé en un videoclub con 18 años y tengo muy grabado el de Tacones Lejanos, también el de Todo sobre mi madre, de Oscar Mariné, el de Volver… No lo digo por decir. Yo lo que quería es que cuando la gente llegase al cine dijese al ver mi cartel: ‘Ah vale, esta es una película de Almodóvar’.

¿Ha hablado con Pedro Almodóvar tras la censura?

Ayer nos intercambiamos un mensaje. Yo le agradecí una vez más la confianza y la complicidad. Las ganas de arremangarse y que pasen cosas. La autocensura es una de las cosas más peligrosas. Eso me preocupa porque si tú ahora dejas de escribir un artículo porque luego no puede salir en no sé donde, tal medio no lo publica porque puede peder un anunciante… Eso pasa. Creo que es importante que lo hagamos como creemos que deber ser y luego asumir las consecuencias.

Usted, que ha trabajado para medios internacionales como The New York Times o The New Yorker, ¿se ha visto alguna vez en una situación similar?

Sí, alguna vez. Lo último fue una portada de Bill Cosby que hice para la revista estadounidense Ebony. Algunos no entendieron que una revista de temática cultural afroamericana hablase mal de uno de ellos, a pesar de ser culpable. Al final siempre es lo mismo. No tengo la intención de hacer nada polémico. Pero sí de poner sobre la mesa debates que deben de suceder. La bronca y el ruido no es uno de los ingredientes con los que trabajo. Sin embargo, aunque no quieras, a veces pasa.

* Tras la publicación de esta entrevista Instagram ha lanzado un comunicado para anunciar que repondrán los carteles de Almodóvar censurados. Según el departamento de comunicación de Facebook (misma compañía que Instagram), la empresa ha considerado que debe hacerse una excepción. «Inicialmente hemos borrado varias imágenes del cartel porque no respetaba nuestras reglas contra la desnudez. Sin embargo, hacemos excepciones para incluir desnudos en algunas circunstancias muy concretas, que incluyen aquellas bajo un contexto claramente artístico. Por tanto los posts que comparten el cartel de la película de Almodóvar han sido repuestos y sentimos mucho toda la confusión que se haya podido causar por nuestra parte».

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Beatriz García
Redactora jefe web de S Moda. Inició su carrera en Soitu.es y más tarde trabajó desde Estados Unidos en El Mundo (edición América) en Los Ángeles y Miami. Es licenciada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y graduada en periodismo de moda por Central Saint Martins College of Arts and Design de Londres.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_