LIBROS

El esperado regreso de Elena Ferrante

‘La vida mentirosa de los adultos’, que se publica en español el 2 de septiembre y está situada en Nápoles, aborda la pérdida de la inocencia y el poder del embuste

Vista de Nápoles, Italia.
Vista de Nápoles, Italia.GETTY

Han pasado cinco años desde que se publicó La niña perdida, la última entrega de la saga con la que la misteriosa Elena Ferrante se convirtió en un fenómeno editorial de primer orden a escala mundial. Esos libros narraron, con el Nápoles de la posguerra de fondo, la historia, desde la infancia hasta la vejez, de dos amigas, Lina y Lenú, y han vendido cerca de 16 millones de ejemplares en los 48 países donde se han publicado.

Con aquellas famosas novelas convertidas en una serie televisiva —que ya va por su segunda temporada—, y el eco, ya un poco apagado, de la investigación periodística que señalaba a la traductora Anita Raja como la verdadera autora que se escondía bajo el seudónimo (algo que nunca fue confirmado ni desmentido por ella, ni por sus editores), ahora Elena Ferrante vuelve a las librerías. El 2 de septiembre sale a la venta en español La vida mentirosa de los adultos (Lumen), una nueva novela que en poco menos de 300 páginas destila una historia muy Ferrante. El libro se adentra otra vez en el empinado y complejo escenario napolitano y vuelve a tener en su centro la amistad femenina, los modelos de mujer y la confusa adolescencia.

La publicación llega precedida de su exitoso lanzamiento en Italia el otoño pasado, y en Francia en junio, donde los medios se hicieron eco de las colas que guardaron muchos ansiosos lectores para hacerse lo antes posible con un ejemplar. En inglés saldrá el 1 de septiembre y los derechos para la adaptación cinematográfica ya los tiene Netflix. Aún no se sabe si es el principio de una nueva saga, pero el final abierto no cierra esa puerta.

Preso de la llamada “fiebre Ferrante” el público devoró durante varios años la serie de novelas napolitanas mientras iban saliendo; y seguía hablando tiempo después sobre aquella vívida historia: la escritora italiana, al fin, hablaba de mujeres con un profundo conocimiento de causa. Las novelas describían pensamientos, contradicciones, vulnerabilidades y vivencias desde dentro, con fuerza y sinceridad, arrastrando al lector con maestría. La amistad, sus traiciones y lealtades, los amores desenfocados y apasionados, las inseguridades y la constante lucha en un mundo de hombres eran descritos a través de la vida de las dos niñas. Los cambios sociales en la convulsa Italia de los sesenta y setenta, los conflictos de clase y el feminismo, en Ferrante estaba todo, y más, porque a esto se añadía una gran incógnita: ¿quién demonios se escondía tras ese nombre? ¿Acaso la autora narraba algo tan próximo a su vida que optaba por no desprenderse del seudónimo?

La respuesta de la escritora ante la expectación que despertaba su identidad siempre fue la misma: lo importante era el texto. Al fin y al cabo, Ferrante simplemente se mantenía, y se mantiene, fiel a su propuesta en un mundo editorial dominado, a menudo, más por la figura del autor mediático que por su obra. Ferrante adoptó el seudónimo cuando empezó a publicar en 1996, mucho antes de la saga, y la fama simplemente no alteró su decisión.

Cuando el periodista Claudio Gatti publicó en 2016 una investigación de las cuentas de la editorial E/O para probar que Anita Raja era Ferrante, el bombazo informativo pronto se topó con el rechazo. Uno de los motivos que el periodista esgrimió, para justificar su afán por desmontar el enigma de Ferrante, fue que su trabajo descubría la mentira o media verdad con la que había jugado la autora en las entrevistas por correo electrónico que había concedido, y en los textos autobiográficos que reunió en Frantumaglia. Raja no venía de un barrio obrero y humilde. ¿Y qué?, respondieron millones de devotos lectores que se indignaron porque no se hubiera respetado su decisión de mantenerse fuera de los focos.

La mentira es precisamente un tema central en la nueva novela. La historia de La vida mentirosa de los adultos transcurre en los años noventa en el Nápoles acomodado e intelectual de matrimonios de profesores izquierdosos y ateos, que crían a sus hijas haciéndolas sentirse orgullosas de ser mujeres. La protagonista y narradora, Giovanna, echa la vista atrás y recuerda su despertar a la adolescencia de los 12 a los 17 años; cuando descubrió el placer de mentir, el poder y el control que esta acción entraña. El sexo y el deseo hetero y homosexual están ahí, en el centro. La pérdida de la inocencia de Giovanna es el descubrimiento de la mentira con todas sus letras y menos poesía de la que cabría esperar.

Su temible tía Vittoria desgarrada, cruda, fascinante y oscura como si fuera el hada madrina de un cuento como La bella durmiente le descubre un mundo de ciegas pasiones y afectos desproporcionados, de imposiciones, extremos y locuras. ¿Qué es la belleza? ¿Y la fealdad? Giannina despierta a la edad adulta junto a esa tía. Arrastra a ese submundo de los barrios obreros y besos pegajosos de Vittoria, por momentos grotesca y grandiosa como la propia Nápoles, a sus amigas, las hermanas Angela e Ida. Con ella tres irán, no hay duda, una legión de lectores.

Más información