Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

Un San José de seis pisos de alto

Alicante consigue el récord Guinness con un nacimiento de 18 metros de altura con el que pretende dinamizar la hostelería y atraer a turistas

Técnicos de un gabinete de arquitectura miden la altura del San José de Alicante.
Técnicos de un gabinete de arquitectura miden la altura del San José de Alicante. EP

Teresa se ha vestido casi de domingo para salir de casa. Ha indicado a su cuidadora, Edith, que empujara la silla de ruedas en la que se desplaza hasta la plaza del Ayuntamiento de Alicante. Y allí ha cumplido una ilusión que nació ayer, martes, cuando vio por televisión la inauguración del belén más grande del mundo. "Es muy bonito", exclama frente a las tres figuras de la Sagrada Familia rodeadas de fardos de paja y leños que casi superan en altura a los edificios circundantes. "Me hace mucha ilusión haber podido verlo a mis 91 años".

San José mide 18 metros. La Virgen, arrodillada junto a su hijo, 10,5. Y el niño, en su pesebre, algo más de 3 metros. Unas medidas que convierten el nacimiento alicantino en récord Guinness, según ha certificado la jueza Lena Kulhmann por vía telemática. Las medidas totales doblan la anterior marca, establecida en Monterrey (México) en 1991.

El proyecto, adjudicado por concurso, es obra del artista constructor de hogueras José Manuel García Pachi. Ha costado cerca de 140.000 euros, procedentes, según fuentes municipales, de las partidas para fiestas que este año se habían quedado en el cajón de los ahorros. De ese montante, unos 15.000 euros son para el certificado Guinness. Durante tres años, Pachi deberá hacerse cargo de montaje, desmontaje y mantenimiento. Después, la gigantesca natividad será de titularidad municipal.

Este miércoles la plaza tiene más visitantes de lo habitual. "No es normal que un día laborable haya tanta gente", comenta el policía local que custodia la puerta del Ayuntamiento, "hasta paran el tráfico para tomar fotos desde el coche". Lo ratifica el guardia civil apostado en el acceso de la Audiencia Provincial, situada a espaldas de las tres figuras. "Recibe muchas visitas, sobre todo por la tarde", asegura. No es una zona especialmente comercial, sino turística. Y en este año sin turismo, los hosteleros agradecen la iniciativa. "Los clientes vienen a ver el belén y después se toman un café; nos ha dado trabajo", señala Danelly, empleada de una cafetería que dispone de una terraza cuyo aforo se ha reducido a un tercio a causa de las medidas sanitarias.

Nacimiento en la plaza del Ayuntamiento de Alicante.
Nacimiento en la plaza del Ayuntamiento de Alicante.

El objetivo, según el Ayuntamiento, era que el monumental nacimiento se convirtiera "en un elemento dinamizador sin hora concreta", que incitara a los alicantinos a salir de casa y consumir en restaurantes y cafeterías. De paso, apuntan las mismas fuentes, "sirve de ayuda para el sector de las Hogueras [las principales fiestas de la ciudad], que ha pasado un año en blanco". Y, por último, "que sonara el nombre de Alicante por todas partes", resaltan, antes del esperado repunte en uve de turistas que se vivirá, o al menos en eso confía el sector, una vez se haya controlado la pandemia.

De momento, todos los asistentes son alicantinos. Todos se hacen fotos. "Las redes sociales deben de haber notado una masiva presencia de estas figuras", dice Juanma, captador de socios para una ONG, que trata de aprovechar la afluencia de "curiosos". "Es bonito, grande y original", define Sofía, que contempla el conjunto junto a María Amparo, vecina de Elda, y Míriam, oriolana que trabaja en la Audiencia. "Representa mucho a Alicante, por lo de las Hogueras", apunta Marisa, que trata de tomarse un selfi junto a María Jesús y Toñi. Un encuadre complicado si se tiene en cuenta que, con su altura, a San José apenas le llegan a los tobillos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >