Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gestora de Cs avala por unanimidad explorar alianzas en Cataluña, País Vasco y Galicia

La dirección provisional deja abierto si aceptará el acuerdo en las otras dos comunidades en caso de que Feijóo se niegue y evita respaldar como línea roja a Lorena Roldán

La portavoz de Cs en el Congreso, Inés Arrimadas.
La portavoz de Cs en el Congreso, Inés Arrimadas. EL PAÍS

La gestora de Ciudadanos coincide en el planteamiento estratégico de Inés Arrimadas, portavoz parlamentaria y de momento única candidata por ahora a presidir el partido en el congreso de marzo. La dirección provisional ha aprobado este miércoles por unanimidad la propuesta de Arrimadas de explorar alianzas "transversales constitucionalistas" en Cataluña, País Vasco y Galicia, las tres comunidades que celebran elecciones en 2020. La gestora ha puesto en marcha un grupo de trabajo de diez dirigentes que negociará las coaliciones y que empezará a trabajar antes del congreso del partido. El líder del sector crítico, Francisco Igea, vicepresidente de Castilla y León, ha criticado que la gestora adopte una decisión de este calado.

Aunque la propuesta es para tres territorios, Ciudadanos deja abierta la posibilidad de terminar cerrando un acuerdo solo en Cataluña y País Vasco si el líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, insiste en su negativa. La gestora evita además definir como línea roja que Lorena Roldán encabece la lista unitaria en Cataluña, como publicó EL PAÍS.

No había dudas en que la gestora avalaría la tesis de Arrimadas. La portavoz tomó la iniciativa la semana pasada con una propuesta que soliviantó al sector crítico porque cambia el rumbo estratégico antes de que se elija a la nueva dirección en el congreso del 14 y 15 de marzo. Pero la dirección provisional ha dado un espaldarazo a Arrimadas con el argumento de que la posibilidad de que se celebren elecciones de forma inminente sobre todo en el País Vasco y Cataluña obliga a un plan de contingencia antes de la resolución del debate interno. Esto es así, explican fuentes de la gestora, porque en el caso del País Vasco hay un plazo de solo diez días para registrar coaliciones electorales desde que se convocan las elecciones, y las últimas previsiones que se barajan son que el lehendakari pueda anticiparlas para el 5 de abril. La decisión ha sido adoptada por unanimidad por los 16 miembros de la gestora, incluido el jefe de filas en Europa, Luis Garicano, quien el año pasado discrepó de la dirección por el veto al PSOE.

El sector crítico cuestiona que la gestora esté legitimada para tomar una decisión como esta. Francisco Igea ha difundido el artículo del reglamento de la dirección provisional que regula sus funciones, como forma de protestar porque avale la estrategia de las coaliciones. “Las competencias se limitarán a los asuntos de dirección y administración ordinarias, salvo que razones de urgencia aconsejen, de manera debidamente justificadas, resolver sobre cualquier otro asunto”, ha publicado en Twitter.

La gestora ha designado un grupo de trabajo que comenzará ya los contactos con el resto de partidos y posibles referentes de la sociedad civil a los que se quiere sumar a esta plataforma electoral. Ciudadanos insiste en que no quiere un pacto solo con el PP, sino un acuerdo "transversal" ideológicamente entre partidos y figuras "constitucionalistas", y por eso seguirá ofreciendo el pacto también al PSOE, y espera sumar a referentes de la socialdemocracia. "En momentos de tanta amenaza nacionalista, el PSOE puede recapacitar en cualquier momento. Queremos que ese posible acuerdo transversal pueda contemplar no solo al PP, sino al PSOE y a la sociedad civil", ha enfatizado hoy la portavoz de la gestora, Melisa Rodríguez. Cs deja abierto, en todo caso, si aceptará el acuerdo aunque este quedara descafeinado sin esos referentes de centro izquierda y sin el PSOE (que ya lo ha rechazado) y solo fuera con el PP.

La dirección de Cs no quiere desvelar sus cartas antes de empezar a negociar oficialmente con el PP y por eso tampoco desvela si puede terminar aceptando el acuerdo en dos territorios si Feijóo persiste en el no. El planteamiento parece flexible porque la portavoz de la gestora ha evitado decir que la propuesta es un paquete y Cs romperá la baraja si no se cierra a la vez en las tres comunidades.

La flexibilidad se extiende también a la cabeza de lista por Cataluña. Como publicó EL PAÍS, Cs está dispuesto a negociar que el candidato no sea Lorena Roldán, actual líder del partido en Cataluña. La portavoz de la gestora ha eludido definir como línea roja que Roldán tenga que liderar la lista unitaria. "Nuestra candidata hoy es ella. En este momento no hay un debate de nombres. Ha ganado unas primarias con lo cual está legitimada, pero no se ha hablado de nombres", ha expresado Rodríguez.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >