Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otegi dice que “no comparte” el ataque a la placa de Gregorio Ordóñez

El líder de EH Bildu ha dicho que ese tipo de actuaciones "no contribuyen en nada a mejorar el país"

Arnaldo Otegi junto a Maddalen Iriarte en una rueda de prensa reciente en San Sebastián.
Arnaldo Otegi junto a Maddalen Iriarte en una rueda de prensa reciente en San Sebastián.

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, no comparte el ataque que este pasado fin de semana ha sufrido la placa que desde hace una semana recuerda a Gregorio Ordóñez junto al lugar en el que fue asesinado por ETA hace 25 años, en San Sebastián. "No no comparto para nada" ese ataque contra la memoria del edil del PP, ha dicho el máximo responsable de la coalición: "Está mal".

La placa fue profanada la madrugada de este domingo. Uno o varios desconocidos tapó con pintura la inscripción de la placa, que lleva el nombre del edil y dirigente del PP vasco, así como la fecha del atentado, el 23 de enero de 1995. Ese día un pistolero de ETA le disparó en la cabeza mientras comía en un bar cercano del casco viejo donostiarra. Además, los autores del ataque contra la placa trataron de romper la baldosa contigua a la placa, colocada en el suelo, según informó el Ayuntamiento de San Sebastián. Sus servicios de mantenimiento limpiaron en pocas horas la pintura y volvieron a dejar a la vista las inscripciones originales. 

Otegi ha criticado ese ataque, -no es el primero contra las placas que recuerdan otras víctimas de ETA en una rueda de prensa y a preguntas los periodistas. El dirigente de la coalición soberanista ha asegurado que su opinión "política y personal" sobre este ataque a la placa de Ordóñez es que no comparte "para nada" lo que ha ocurrido. "Me parece que ese tipo de actuaciones no contribuyen a mejorar el país y que, independientemente de las razones de quienes lo hayan hecho, no me parecen constructivas ni que aporten nada en positivo a la vida política y social de este país", concluyó.

La colocación de estas placas forma parte de una iniciativa del Consistorio para recordar a las 107 personas asesinadas por ETA y los Comandos Autónomos Anticapitalistas en San Sebastián entre 1974 y 2001; a 11 de las Fuerzas de Seguridad de 1974 a 1985; y a cuatro cuya autoría corresponde al Batallón Vasco Español y los GAL.

De momento solo se han colocado las placas de Gregorio Ordóñez —el pasado sábado 25 de enero en un emotivo acto en la calle 31 de Agosto— y las que rinden tributo en la avenida de la Libertad al que fuera presidente de la Diputación de Gipuzkoa, Juan María Araluce, acribillado a tiros por ETA en 1976 junto con su chófer, José María Elícegui, y sus tres escoltas, los policías Antonio Palomo Pérez, Luis Francisco Sanz Flores y Alfredo García González.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >