Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco nuevas muertes elevan a nueve los fallecidos por el temporal

Tres personas mueren en la Comunidad valenciana y dos en Almería

Estado del paseo marítimo de la localidad valenciana de El Perellonet, este miércoles. En vídeo, la borrasca Gloria deja al menos nueve muertos y causa millones de euros en daños.

El temporal Gloria siguió este jueves provocando la devastación a su paso por la mitad norte de la franja mediterránea española, especialmente en Cataluña. Las lluvias, las heladas, el viento y el oleaje, con las consiguientes inundaciones, han causado la muerte de al menos nueve personas desde el domingo, tras confirmarse el fallecimiento de cinco de ellas. También hay cuatro desaparecidos. El agua del mar penetró tres kilómetros en el parque natural del Delta del Ebro y se desbordaron varios ríos, como el Ter, en las inmediaciones de Girona.

Las muertes se han originado por causas diferentes, desde hipotermias a derrumbamientos de edificios que no han aguantado la intensidad de las lluvias, la nieve o el granizo. En la Comunidad Valenciana, un indigente de 49 años falleció con síntomas de hipotermia en Carcaixent (Valencia), y una mujer de 74 años murió cuando su vivienda se desplomó en Alcoi (Alicante), según la consejera de Justicia de la Generalitat, Gabriela Bravo. Los bomberos hallaron el cadáver tras dos horas de búsqueda y desescombro. El edificio centenario estaba emplazado en el casco antiguo de la ciudad y es el tercero que se derrumba desde que comenzó el temporal el pasado domingo.

La Guardia Civil confirmó el fallecimiento de un hombre de 67 años que salió el pasado lunes de Benidorm en dirección a una caseta de aperos de su propiedad, en el término municipal de Callosa d’En Sarrià (Alicante). El cadáver fue encontrado en un lugar inundado de difícil acceso, informa Rafa Burgos. En Almería, la autopsia constató la hipotermia como causa de la muerte de un hombre de 49 años hallado el lunes cuando dormía en un parque de Almería. En la misma provincia, un agricultor perdió la vida en Níjar, tras quedar atrapado en el interior de su invernadero durante un temporal de granizo, según fuentes de la policía local.

Las cinco víctimas mortales se suman a otras cuatro que se han ido conociendo en estos días. Además, cuatro hombres continúan desaparecidos. El primero es un marino que habría caído al mar en el Puerto de Palamós (Girona) mientras intentaba amarrar un barco. En Ibiza, la Guardia Civil busca a dos personas: un británico de 25 años desaparecido en la localidad de Portinatx y a un hombre de 41 años en la cala Sant Vicent. También está en paradero desconocido un hombre que el lunes practicaba barranquismo en el Torrent de Sa Mora, entre las localidades mallorquinas de Sóller y Fornalutx, cuyo compañero de escalada alertó a las autoridades.

Cataluña, epicentro

Estructura de una piscifactoría que ha sacado el mar a la playa del Perellonet de Valencia arrastrando centenares de peces muertos.
Estructura de una piscifactoría que ha sacado el mar a la playa del Perellonet de Valencia arrastrando centenares de peces muertos.

La situación sigue siendo muy complicada por la borrasca, con numerosas carreteras cerradas, pueblos del interior aislados por la nieve, y cortes en el suministro eléctrico. El epicentro de la tormenta se situó ayer en Cataluña. Si bien el fuerte viento amainó, en la Comunidad Valenciana cayeron numerosas trombas de agua y de granizo que inundaron plantas bajas y campos de cultivo, y la nieve apenas dio tregua en el interior. La primera valoración del sindicato La Unió estima en 24 millones de euros las pérdidas solo en la Comunidad Valenciana. El río Júcar se desbordó en varios puntos de la comarca de La Ribera, si bien no llegó a anegar los núcleos urbanos como Alberic o Alzira, pendientes de la crecida.

El panorama en las turísticas playas mediterráneas de Baleares, Comunidad Valenciana y Cataluña es desolador. La tormenta ha destrozado paseos marítimos y ha engullido kilómetros de playas y cordones dunares. Las olas, que han alcanzado récords por encima de los ocho metros de altura en un mar normalmente tranquilo, han arrastrado a tierra varias piscifactorías. Centenares de peces muertos cubrían las playas de El Perelló de Valencia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información