Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La acusación pide repetir el juicio contra el PP por los discos duros de Bárcenas

El Observatorio DESC e IU solicitan anular la sentencia que absolvió a la formación conservadora

Sentencia Caso Discos Duros
Imagen del juicio por la destrucción de los discos duros de Bárcenas. EFE

La acusación popular no piensa tirar la toalla en el caso abierto por la destrucción de los discos duros de Luis Bárcenas, extesorero del PP. El Observatorio DESC, uno de los colectivos personados en el proceso, ha presentado un recurso donde pide repetir el juicio que acabó con la absolución de la formación conservadora y de los otros tres imputados: Carmen Navarro, actual gerente del partido; Alberto Durán, asesor jurídico; y José Manuel Moreno, responsable informático. Según explica DESC y consta en su escrito de alegaciones, al que ha tenido acceso EL PAÍS, la acusación pide anular la sentencia "dada la intensidad de los errores contenidos". IU también ha pedido anular el fallo judicial.

El pasado septiembre, el Juzgado de lo Penal número 31 de Madrid, encabezado por el magistrado Eduardo Muñoz de Baena, consideró que no había suficientes pruebas para condenar al PP, procesado como persona jurídica, y a tres de sus empleados por los delitos de daños informáticos y encubrimiento. El juez concluyó que no había quedado acreditado que actuaran con la intención de eliminar los discos duros para impedir la investigación abierta en la Audiencia Nacional por la caja b del PP y, por tanto, aplicó el principio in dubio pro reo —ante la duda, se debe fallar a favor del acusado—.

Eduardo Muñoz argumentó en su sentencia que existían "dos alternativas admisibles" para entender la finalidad de la destrucción de los discos duros: "Que en el ánimo [de los imputados] estuviera dificultar la acreditación de un delito vinculado a la supuesta contabilidad paralela del PP o que la voluntad de los acusados no fuera otra que la de observar las buenas prácticas aconsejadas para el cumplimiento de la legalidad vigente en materia de protección de datos". "Ambas compatibles con la lógica", apostilló el juez, antes de añadir que, por tanto, debía "inclinarse por la solución más favorable al acusado".

Una tesis que rechaza esta acusación popular, que cree que se ha vulnerado su derecho a la tutela judicial efectiva. Entre otros motivos, por errores en la apreciación de las pruebas y por valorarlas de forma "irracional" y "alejada de las máximas de la experiencia". "El error que esta parte denuncia tiene que ver con el enfoque, claramente parcial y reducido, que se ha efectuado acerca de la prueba practicada. El error denunciado es inmenso, dado que la apreciación de la prueba parte de un monumental olvido, como es el contexto histórico en el que los delitos se cometieron", subraya el Observatorio DESC en su escrito.

"Todas las pruebas cobran significado y coherencia interna en relación a un hecho significativo que alteró la política de este país", arranca la acusación popular en su texto, donde insiste en que la publicación de los papeles de Bárcenas y la investigación era un "hecho público y notorio". Y, por tanto, considera inverosímil que un "ciudadano medio, de edad madura, empleado del PP en la sede de Madrid, no conociera absolutamente nada acerca de las pesquisas sobre los apuntes contables" del extesorero del PP. Así que, añade DESC, "no puede caber la duda de que destruir los discos duros que contenían los ordenadores usados por Bárcenas constituía una auténtica osadía, dado que debían saber que podrían ser de interés en la investigación judicial".

En esa tesis ahonda IU, también personada como acusación popular, en su recurso ante la Audiencia provincial de Madrid: "No se ha construido una sentencia que analice, de verdad, de frente, los anclajes de una forma racional de interpretar las conductas humanas y, en este caso, el significado de la apropiación por parte de los dirigentes del PP de los ordenadores de la Sala Andalucía, su negativa a devolverlos, su empeño en solicitar el título de propiedad sobre ordenadores antiguos y desfasados, su interés por litigar, descarnadamente, contra todo un ex tesorero nacional del partido".

La defensa del PP

La absolución de los populares en el caso de los discos duros marcó el punto y aparte de una causa que arrastraba la formación conservadora desde 2013. "La verdad ha prevalecido en un caso en el que algunos han intentado durante estos años medrar para hacer daño a unas siglas y a unas personas que siempre han actuado correctamente", dijo el PP tras la sentencia, antes de exigir a PSOE y Unidas Podemos que pidieran perdón en público: "Estábamos seguro de la sentencia absolutoria porque siempre hemos actuado de acuerdo a la ley".

Antes, el extesorero había vinculado en el juicio la destrucción de los discos duros con la Operación Kitchen, la presunta trama de espionaje ilegal urdida contra él por la policía patriótica, el grupo creado en el seno de la Policía Nacional durante la etapa del ministro Jorge Fernández Díaz. "Si se llegó a organizar que un falso cura secuestrara a mi familia, que mi chófer clonara mis teléfonos... En el mismo periodo de tiempo se produjeron un montón de acciones que confluyen en el mismo sentido. Quería conseguir mi información y amedrentarme", dijo Bárcenas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información