_
_
_
_

Los ERE ahondan la herida del PSOE andaluz

La sentencia arrincona a los socialistas de Andalucía un año después de perder el poder en la comunidad

Susana Díaz, la pasada semana, en un acto contra la violencia machista. En vídeo, el caso de los ERE explicado en cuatro minutos.Vídeo: PACO PUENTES | EPV
Lourdes Lucio

Desde el mediodía del pasado 20 de noviembre no hay momentos buenos para el PSOE andaluz. Ese día se conoció la sentencia de la pieza política del caso de los ERE: dos expresidentes de la Junta (Manuel Chaves y José Antonio Griñán), seis exconsejeros y 11 ex altos cargos, todos socialistas, sumaron condenas de 68 años de prisión y 254 años de inhabilitación por urdir un sistema "fraudulento" e "ilegal" que provocó un "descontrol absoluto" sobre los 680 millones de euros en ayudas sociolaborales con el fin de garantizar la "paz social". Si tras la pérdida de la Junta, hace este lunes justo un año, el PSOE apenas se había repuesto, la sentencia lo arrincona aún más y lo deja sin discurso en su labor de oposición.

El pleno del Parlamento de Andalucía de la semana pasada fue muy ilustrativo de lo que les espera a los socialistas andaluces. La sentencia condenatoria fue el recurso parlamentario que emplearon los miembros del Gobierno del PP y Ciudadanos en los debates con el PSOE. Pero no solo de los grupos que integran el Ejecutivo. También fue el de Adelante Andalucía (la coalición de Podemos e Izquierda Unida) y el de Vox. Todos, salvo la ultraderecha, piden la dimisión de la actual secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, pese a no tener nada que ver con la etapa investigada (2000-2009).

Los 33 diputados del grupo socialista aguantaron como pudieron alusiones constantes a su derecha y a su izquierda, vinieran o no a cuento. Desde un consejero que desdeñó las críticas a su gestión porque las formulaba "el zorro que cuidaba el gallinero", hasta la de un diputado del PP que en un debate sobre el futuro de una empresa pública aseguró que el "primer modelo industrial" del PSOE fue el caso Juan Guerra; y el segundo, el caso ERE. En otras etapas, con el caso en los juzgados, el PSOE habría estallado. Pero a día de hoy aún no se ha repuesto del sopitipando.

Más información
Griñán, condenado a 6 años de cárcel por malversación y Chaves, inhabilitado 9 años
Chaves y Griñán, un juicio con dos caras

Pero hubo más. El presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, calificó la sentencia como "una enmienda a la totalidad" a los Gobiernos socialistas que "perseguirá siempre" a la actual secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz. El consejero de la Presidencia, Elías Bendodo (PP), pronosticó que el caso ERE les dará munición "no para una, sino para dos legislaturas"; el portavoz del PP, José Antonio Nieto, reclamó una oposición "ágil, limpia y sin sombra"; el de Ciudadanos, Sergio Romero, dijo que "el caso ERE es el PSOE"; y la portavoz adjunta de Adelante Andalucía, Ángela Aguilera, pidió la dimisión de Díaz porque, según ella, "no es digna de representar a los andaluces ni a los socialistas de bien". Mientras, Díaz insiste en que quiere volver a ser candidata.

En la reunión del grupo socialista previa al pleno, Díaz hizo un análisis somero de la situación. En su opinión, la tormenta amainará después del puente festivo de esta semana, según ponen en su boca varios diputados presentes. Muy pocos comparten esta opinión, que desde la dirección del PSOE andaluz se negaron a comentar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Hay muchas preguntas, por ahora sin respuesta, que se le acumulan al partido que gobernó durante casi 37 años la comunidad más poblada de España: ¿Qué va a hacer para recuperar su reputación? ¿Cómo lo hará? ¿Cuánto tiempo va a tardar? ¿Quién la pilotará? ¿Cómo va a reivindicar sus casi 37 años de gestión? La dirección del PSOE no contesta. Reconoce que el partido "está todavía en estado de shock y con una sensación de dolor y vergüenza".

El peor escenario

La magnitud de la sentencia, todos condenados —salvo el jefe de los servicios jurídicos y el interventor general— por prevaricación y malversación, no estaba en ningún guion. Ni en el peor de los escenarios. "Tenemos que salir de esta situación cuanto antes, porque el PSOE no puede no reivindicar su gestión", aseguran las fuentes de la dirección socialista consultadas.

El PSOE ha distribuido entre sus dirigentes y cuadros medios un argumentario para salir al paso. En él aseguran que actuaron cuando saltó el caso y se asumieron responsabilidades políticas. También defienden la honorabilidad de Chaves y Griñán porque "no se han llevado un solo euro" ni hay financiación ilegal del PSOE ni mención en la sentencia a "red clientelar alguna": los trabajadores siguen cobrando las prejubilaciones. Los socialistas achacan la petición de dimisiones a que las fuerzas que están en el Gobierno "han vuelto a perder por quinta vez las elecciones en Andalucía", en referencia a que los partidos que conforman el Ejecutivo andaluz han perdido en las elecciones generales del 10 de noviembre, en las que se impuso el PSOE.

Los socialistas también se encomiendan a que prosperen los recursos ante el Tribunal Supremo, aunque sin mucha convicción. "Esperemos que suene la flauta", dice un miembro de la ejecutiva.

Frente a la visión de la dirección del PSOE, las voces críticas van a más. No ven el "patriotismo de partido" que la ejecutiva regional dice percibir en las más de 700 agrupaciones socialistas y echan en falta contundencia y liderazgo en Díaz ante una sentencia que pone en cuestión los mandatos socialistas. No se vislumbran, por ahora, cambios repentinos en el PSOE andaluz, aunque hay dirigentes que advierten que "la desafección en torno a la actual dirección del partido va más rápida de lo previsto".

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_