Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía hace inventario del alijo del ‘narcosubmarino’: “152 fardos con más de 3.000 kilos de coca”

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, habla de "operación histórica" que marca un "antes y un después" en las investigaciones de narcotráfico

Dos grúas reflotan el 'narcosubmarino' hundido el pasado fin de semana en Cangas (Pontevedra).

El narcosubmarino hundido el pasado domingo en la ría de Aldán, en el municipio pontevedrés de Cangas do Morrazo, ha sido reflotado en la noche de este martes por equipos de especialistas de la Guardia Civil y del Servicio de Vigilancia Aduanera e izado hasta el puerto, donde agentes de Policía Nacional han podido acceder a su interior para analizar las características del "inédito aparato". Una vez fuera del agua, se ha podido comprobar que tiene "aproximadamente 20 metros de eslora" y que en su interior había "152 fardos con más de 3.000 kilos de cocaína que podrían superar los 100 millones de euros en el mercado negro". Así lo ha declarado el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, desde el puerto de Aldán.

Una operación histórica: "Se trata de una operación histórica, porque es la primera vez que se apresa en Europa una nave de estas características", ha señalado. "Habrá un antes y un después en las investigaciones de narcotráfico después de esta macrooperación internacional", ha añadido, agradeciendo a las autoridades de EE UU, Reino Unido, Brasil y Portugal su colaboración.

Una embarcación inédita: Losada ha destacado las particularidades de un navío "con capacidad de combustible para cruzar el océano con esa clase de carga" y ha advertido de que "los narcotraficantes siguen introduciendo droga en Europa usando cualquier tipo de embarcación como este semisumergible". El delegado del Gobierno, ha recordado que los dos tripulantes de la nave detenidos, dos hombres de origen ecuatoriano, han sido enviados a prisión incondicional por el juzgado de Cangas que lleva el asunto. Y que el tercer hombre huido, sigue siendo buscado por la policía, así como la organización gallega a la que iba dirigida la droga.

Análisis técnicos: El narcosubmarino ha sido ya traslado en un camión góndola para ser examinado a una zona próxima al puerto de Aldán, una de las parroquias de este pueblo de 26.000 habitantes, tras ser izado por do enormes grúas para izarlo. El reflote de la nave se logró después de que a media tarde esta se fuese a pique cuando estaba a punto de ser subida por la rampa del puerto, aprovechando la pleamar y con la ayuda de dos barcos pesqueros. Los arneses se soltaron frustrando la operación, que había comenzado sin éxito la noche anterior, cuando tras fracasar en su intento de reflotarlo decidieron arrastrarlo hasta dejarlo a una milla del puerto de Aldán para reiniciar las operaciones al día siguiente.

"Organización potente": La policía trata ahora de vincular el alijo con alguna organización "potente" de narcotraficantes, según han explicado fuentes de la investigación, que sospechan de no más de tres clanes, los cuales tienen capacidad económica y logística para fletar un artilugio de estas características, cuyo valor puede ser superior los dos millones de euros. "Tiene que ser muy potente", argumentan en referencia a la organización de narcotraficantes fuentes de la investigación.

La leyenda hecha realidad: Aunque se había oído hablar de este tipo de naves a confidentes y a narcos, es la primera vez que se intercepta una en Europa. Desde 2006, los agentes venían oyendo que “semisumergibles” eran enviados hacia España y África cargados de droga, pero nunca habían logrado apresar ninguno. "Nadie lo ha visto antes, tampoco los colombianos", han explicado fuentes de la investigación, abierta tras una información de la DEA y que desarrollan la Policía Nacional, la Guardia Civil y Vigilancia Aduanera conjuntamente. Una información de fuentes internacionales puso a los investigadores sobre la pista. De momento, se sabe que la nave fue fabricada en un astillero clandestino en la selva de Surinam o Guyana con el único objetivo de transportar más de 3.000 kilos de cocaína desde Colombia hasta Galicia.

Detenidos: Dos de los tres tripulantes del submarino, de origen ecuatoriano, fueron detenidos el domingo, el día en el que se interceptó la nave, tras intentar huir a nado con trajes de neopreno. Un tercero, español —según los arrestados—, logró escapar y está siendo buscado por un amplio dispositivo policial en esta zona de las Rías Baixas.

La investigación continúa: La operación, que continúa abierta, vuelve a poner el foco en el narcotráfico gallego, que hasta ahora —y tras los muchos golpes policiales asestados a sus principales representantes—, había pasado a un segundo plano. La orografía de la costa gallega, con acantilados escarpados y multitud de rías sinuosas, ha sido históricamente un lugar predilecto de los narcotraficantes, gallegos y sudamericanos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información