Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez e Iglesias: una relación comprometida por la hemeroteca

La escena del abrazo entre los dos líderes de izquierdas llegó tras meses de reproches mutuos

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, tras el pacto entre ambas formaciones.

"Es tiempo de dejar atrás cualquier reproche”, pidió este martes el líder de Podemos, Pablo Iglesias, tras estampar su firma en el preacuerdo de Gobierno de coalición con Pedro Sánchez. El nuevo proyecto político que les une es “tan ilusionante que supera cualquier tipo de desencuentro de anteriores meses” añadió el presidente en funciones, Pedro Sánchez. Reproches y desencuentros han abundado entre los dos líderes durante los últimos seis meses hasta la sorpresiva firma de este martes. La hemeroteca es larga. Estos son los principales:

Sánchez: “[Con Podemos en el Gobierno] no dormiría por las noches”. En la primera entrevista que concedió tras confirmarse la convocatoria de nuevas elecciones, el 19 de septiembre, Pedro Sánchez soltó la frase que más le perseguirá en su entente con Podemos. El líder del PSOE afirmó que con ministros de Podemos en su Gobierno a cargo de carteras como Hacienda, Seguridad Social o Transición Ecológica, no descansaría tranquilo. “Sería un presidente del Gobierno que no dormiría por las noches. Junto con el 95% de los ciudadanos de este país, que tampoco se sentirían tranquilos”, dijo.

Iglesias le contestó la noche electoral de este pasado 10 de noviembre, tras el auge de Vox en las urnas: “Está claro que se duerme peor con más de 50 diputados de extrema derecha que con ministras de Unidas Podemos en el Gobierno”.

Sánchez: “Necesito un vicepresidente que defienda la democracia”. A mediados de julio, el líder del PSOE planteó directamente un veto a la presencia de Iglesias en el Gobierno conjunto. “El principal escollo para lograr un acuerdo con Unidas Podemos es que Pablo Iglesias entre en el Gobierno. No se dan las condiciones para ello. Tenemos grandes discrepancias en materias de Estado que paralizarían la acción del Ejecutivo”, sostuvo. Y añadió: “Necesito un Gobierno con un vicepresidente que defienda la democracia española, que diga que este país tiene un Estado social y democrático de derecho, que el poder judicial es independiente del poder Ejecutivo y que aquí no se persigue a nadie por sus ideas [en referencia a la afirmación de Iglesias de que en España hay “presos políticos”].

Sánchez: “En asuntos de Estado hay discrepancias de fondo con Unidas Podemos”. En julio, en una entrevista en Los Desayunos de TVE, el líder del PSOE refirió esas discrepancias a las que ha aludido en numerosas ocasiones. La última, en el debate electoral de las pasadas elecciones: “Es evidente que tenemos una discrepancia de fondo con el señor Iglesias sobre Cataluña. Porque el señor Iglesias defiende un referéndum de autodeterminación en Cataluña, que lo que va a hacer es partir en dos la sociedad catalana”.

Iglesias: “Mi error fue confiar en la palabra de alguien que mentía”. “Me arrepiento, fue un error grave confiar en la palabra de Pedro. Pedro me mintió”, afirmó el líder de Podemos el pasado 20 de septiembre. “Pedro me dijo antes y después de las generales que haríamos un Gobierno de coalición y yo confié en él”. “El problema es que Pedro Sánchez (...) quiere todo el poder para dormir bien”, subrayó.

Iglesias: “Del Sánchez que ganó las primarias ya no queda nada”. En una entrevista en EL PAÍS durante la campaña, el líder de Podemos sostuvo que Sánchez no es el mismo líder que se impuso en las primarias del PSOE. “Del Sánchez de 2016, el que ganó las primarias, el que hablaba de plurinacionalidad y apostaba por el entendimiento con Podemos, no queda nada”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información