Defensa suspende una prueba física tras la muerte de un soldado y tres hospitalizaciones

Las asociaciones de militares habían avisado de los riesgos de una marcha de 10 kilómetros con 20 kilos de peso

Margarita Robles en el Pleno del Congreso de los Diputados.
Margarita Robles en el Pleno del Congreso de los Diputados.Jaime Villanueva

El Ministerio de Defensa ha ordenado la suspensión inmediata de una prueba física denominada “prueba de unidad” después de que, la semana pasada, un soldado falleciera en la base de Sant Climent Sescebes (Lleida) y tres acabaran hospitalizados en Ceuta tras haberla realizado. Esta prueba, de gran dureza y carácter anual, consiste en una marcha de 10 kilómetros con todo el equipo y armamento (unos 20 kilos) en un tiempo máximo de unos 90 minutos. Como la puntuación tiene carácter colectivo, se estimula la rivalidad entre unidades y algunos jefes presionan a los soldados con peor forma física para evitar que su mayor tiempo individual baje la nota conjunta.

Más información
Encalla un buque de la Armada que participa en las tareas de búsqueda del avión siniestrado en La Manga

La directora general de Reclutamiento y Enseñanza Militar, Amparo Valcarce, ha ordenado que se acometa “un estudio en profundidad” de la prueba de unidad para “proceder a una actualización total de su contenido y de los requisitos para llevarla a cabo”. Valcarce dispone que, mientras tanto, se suspenda “con carácter inmediato” esta competición militar.

El sábado falleció el soldado salmantino Javier Holgado, de 24 años y destinado en el regimiento Arapiles 62, con base en Sant Climent Sescebes (Girona). El militar, según adelantó El Español, se desplomó el jueves tras concluir la “prueba de unidad” y ya no se recuperó.

Solo 48 horas antes, tres soldados del Regimiento de Caballería Montesa número 3 fueron evacuados al hospital de Ceuta tras sufrir un síncope mientras participaban en la prueba y, hace tres años, un capitán del mismo regimiento, Sergio Barreda Peñas, murió mientras la realizaba.

La Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) ya pidió el domingo la “inmediata paralización” de esta prueba en todas las Fuerzas Armadas, así como “la investigación de las causas del elevado número de muertes e incidencias” asociadas a la misma. La asociación, que ha pedido al Ministerio de Defensa todos los datos de que disponga, quiere que se examine si la prueba se está llevando a cabo “con las medidas de seguridad previstas” y, en último extremo, si es realmente necesaria.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por su parte, la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (Asfapro) ha reclamado la dimisión del subsecretario de Defensa, Alejo de la Torre, por desatender los repetidos avisos sobre los elevados riesgos de la prueba y no realizar el estudio facultativo que se acordó en 2016 en el Consejo de Personal, órgano asesor del Ministerio.

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS