Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

La plegaria por la lluvia que une a musulmanes y cristianos

El presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Andalucía y el Arzobispo de Granada acuerdan rezar por el fin de la sequía

El presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Andalucía, Lahsen el Himer, y el arzobispo de Granada, Javier Martínez.
El presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Andalucía, Lahsen el Himer, y el arzobispo de Granada, Javier Martínez.

La convivencia entre religiones, sin duda modélica en Granada, ha dado un paso adelante esta semana en la ciudad. Católicos y musulmanes se han aliado para rezar para que llueva. El arzobispo de la Archidiócesis granadina, Javier Martínez, y el presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Andalucía e imam de la Mezquita de Omar, de esa ciudad, Lahsen el Himer, han acordado “ante la persistente sequía y en el espíritu de fraternidad que agrada a Dios” proponer “a sus fieles respectivos, católicos y musulmanes, que eleven a Dios oraciones fervientes e insistentes para pedir del Señor la lluvia, cada cual según su tradición propia”. Así lo han reflejado en un comunicado firmado por ambas autoridades religiosas.

Lahsen el Himer ha explicado a EL PAÍS que ambos se conocen desde hace un par de años. La amistad surge, cuenta, a raíz de una invitación al arzobispo del imam para asistir a una cena en su comunidad en 2017. Varias invitaciones más –a la festividad con la que termina el Ramadán y a un encuentro con los imames– sirvieron para apuntalar una amistad que les ha llevado a mantener reuniones cada cierto tiempo “para trabajar en conjunto, fomentar la convivencia y el diálogo interreligioso”, relata Lahsen el Himer. En la última reunión, mantenida esta semana, dice, “surgió la idea de hacer un acuerdo y un comunicado para llamar a los fieles por el asunto de la lluvia. Después de la gota fría de hace un mes no ha llovido nada y hace mucha falta”.

El acuerdo no es para rezar conjuntamente, eso queda claro en la nota, que indica que cada uno lo hará según su propia tradición. En el caso de los musulmanes, el hecho de que el imam de la mezquita Omar de Granada sea presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Andalucía amplía el radio de acción de su plegaria a toda la comunidad andaluza que quiera hacerlo. Lahsen el Himer ha emitido un comunicado en árabe para todas las comunidades de su organización que quieran unirse a esa entente. El momento elegido por el imam es la oración de este viernes que, en su mezquita, será de tres a tres y media. El arzobispo, por su parte, no ha puesto fecha y hora concretas, pero ha pedido a los católicos que incluyan “una oración por la lluvia en todas las celebraciones de la Eucaristía”. El único comentario desde el Arzobispado de Granada a este diario, más allá del comunicado, ha sido que esa invitación al rezo “es fruto de una relación cordial entre dos representantes de dos creencias en nuestra ciudad, uno de ellos nuestro arzobispo y pastor de la Iglesia de Granada, porción de Iglesia universal”.

El líder musulmán está muy satisfecho con cómo ha sido recibido su acuerdo con el arzobispo en sus comunidades. “Todos, incluso desde toda España, me han dicho que es una buena iniciativa trabajar con él por el bien común”. Y también está convencido de que la oración tendrá frutos porque, dice, “esa es nuestra creencia”. En su página de Facebook, profundiza en ello. Ahí explica que la rogativa para la lluvia se hace en cumplimiento de un versículo coránico que dice que: “Es Él quien hace descender la lluvia después de la desesperación y extiende así su misericordia”.

El acuerdo católico-musulmán por la plegaria para que llueva se limita por ahora a estas dos religiones. No se ha hecho trasladado a nadie más pero, explica el imam, “tenemos las puertas abiertas para cualquier confesión, para dialogar con ellos y para trabajar conjuntamente”.

En la actualidad y según el Estudio demográfico de la población musulmana que realiza la Unión de Comunidades Islámicas de España, el número de musulmanes que viven en el país es de casi dos millones de personas. Por su parte, el informe del CIS de julio de este año indica que el 22,7% de la población se considera católica practicante. De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística de enero de 2019, eso equivale a algo más de 10,6 millones de católicos que cumplen con sus obligaciones religiosas.

En lo que atañe a Granada, la relación entre musulmanes y católicos, es y ha sido ejemplar… con la excepción de la expulsión a principio del siglo XVII de los moriscos, musulmanes convertidos al cristianismo a cargo de Felipe III­. En cualquier caso, no se recuerdan casos de conflicto religioso en la ciudad en las últimas décadas. Tras la plegaria de este viernes en las mezquitas y la probable oración del arzobispo en su misa de este domingo, queda por ver si la plegaria obra el milagro. Eso podría ser la confirmación de las bondades del diálogo interreligioso en estos tiempos convulsos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >