Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hijo de Tomás y Valiente pide retirar la exposición de Bienzobas de Galdakao

Dice que el etarra no se ha retractado de su actividad terrorista y que la exposición quiere "borrar el pasado"

Cartel anunciador de la exposición del terrorista Jon Bienzaobas en Galdakao.
Cartel anunciador de la exposición del terrorista Jon Bienzaobas en Galdakao.

"Claro que duele a la familia". Quico Tomás y Valiente, hijo del expresidente del Tribunal Constitucional Francisco Tomás y Valiente, asesinado en su despacho de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid en febrero de 1996, ha pedido la retirada de la exposición que su asesino, Jon Bienzobas Arretxe, alias Karaka, ha abierto en la casa de la Cultura de Galdakao. En declaraciones al programa Boulevard de Radio Euskadi ha considerado que la decisión de ceder el espacio público a Bienzobas, 23 años después del asesinato del jurista, no es un acto administrativo, sino un acto político, que "duele más", si cabe, porque en la explicación de la exposición en la página web del Ayuntamiento de la localidad vizcaína, se alaba el "compromiso político" de Bienzobas, y no se dice nada de sus múltiples asesinatos.

A su entender, es indigno pretender que con el etarra condenado se puede actuar como con cualquier otra persona y ceder un centro público para exponer sus obras, como ha hecho el Ayuntamiento vizcaíno, desde donde nadie se ha puesto en contacto con la familia. Tomás y Valiente cree que "si quieres restañar heridas, reconstruir la convivencia, reiniciar la situación en el País Vasco", el único camino es "la verdad y la verdad implica asumir las consecuencias de la verdad". "Esta persona sigue siendo un partidario del terrorismo en la medida en que no diga lo contrario. Esta idea tiene que estar clara", entiende Quico Tomás y Valiente. En su opinión hay que retirar la exposición para asumir el pasado, las cinco décadas de terrorismo, "el fracaso de ETA y para defender los derechos fundamentales de todos y cada uno de los vascos y todas y cada una de las víctimas".

En su opinión la muestra es un hecho doblemente grave porque pretende "borrar el pasado", en lugar de "hacer una visión ética y crítica" como la única manera de avanzar en la convivencia. Tomás y Valiente se ha unido de esta manera a la lista de críticas que ha recibido el Ayuntamiento de Galdakao, en manos de EH Bildu, tras la inauguración de la muestra. Desde el PP, cuyos principales dirigentes celebraron el lunes una exposición alternativa con unas pancartas en las que se podían leer las "verdaderas obras" de Bienzobas, hasta el Gobierno vasco y la Delegación del Gobierno central, pasando por todos los partidos -salvo EH Bildu- y el propio lehendakari, han emplazado al alcalde a que ordene la retirada de la exposición. 

"Lo que debe llamar la atención de todos es qué visión del pasado se quiere trasladar, qué manera de entender lo que ha venido sucediendo, y cómo ha sido la tragedia del terrorismo. Cómo se pretende borrar ese pasado", ha dicho el hijo del que fuera presidente del Constitucional. "No es una cuestión administrativa", ha insistido, "ni debe ser considerada así. Es una decisión política que pretende hacer normal lo que no es normal", ha apuntado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >