Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE asegura que la prioridad es evitar elecciones

Cristina Narbona explica que los socialistas buscan "otras vías posibles" entre las que destaca un Gobierno "a la portuguesa"

La presidenta de PSOE, Cristina Narbona, frente a la sede de Ferraz el pasado sábado. En vídeo, las declaraciones de Narbona este lunes.

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha asegurado este lunes que la "prioridad" de su partido y del Gobierno en funciones es "evitar" nuevas elecciones tras la investidura fallida de Pedro Sánchez, y para ello asegura que explorará "otras vías posibles" entre las que destaca un Gobierno "a la portuguesa". Descartado el Gobierno de coalición con Unidas Podemos tras el fracaso de las negociaciones para investir a Pedro Sánchez, Narbona ve "una alternativa que vale la pena considerar" en la propuesta de IU de recuperar la fórmula de un Ejecutivo monocolor con apoyo externo de la izquierda, algo que la formación morada rechazó al comienzo de sus conversaciones con el PSOE en busca de un pacto. 

La también vicepresidenta del Senado ha señalado que el PSOE propuso a Unidas Podemos desde un comienzo seguir el modelo de Portugal o Dinamarca, que consiste en que un Gobierno socialista recibe desde fuera el respaldo de otras formaciones de izquierda, algo que ahora podría volver a la mesa de negociación, tal y como propuso IU el pasado viernes.

En todo caso, Narbona señala que esta vía no cierra el otro camino en el que insiste el PSOE: pedir la abstención al PP y Ciudadanos para facilitar que Sánchez sea investido presidente y pueda formar Gobierno, abstención que no significa que para los socialistas su "prioridad" no siga siendo un "Gobierno progresista". Un Ejecutivo que Narbona define como comprometido con las "políticas sociales, económicas y fiscales con las que nos hemos presentado a las elecciones".

Para Cristina Narbona, la "prioridad absoluta" del PSOE "es evitar que vayamos a unas nuevas elecciones generales", y asegura que esta tarea se van a dedicar los socialistas "en los próximos días y semanas" sin poder precisar cuándo Pedro Sánchez volverá a convocar a los demás líderes políticos, puesto que "es algo que depende exclusivamente de él".

Para Narbona, el presidente del Gobierno en funciones no tiene la responsabilidad de encontrar una salida a la investidura fallida, pero que la asume para "buscar espacios de acuerdo". Unos espacios que en su opinión existen "porque estamos seguros de que todos los partidos comparten la preocupación por la situación de interinidad del actual Gobierno". Y en esta línea recuerda que, mientras no haya nuevo Gobierno, no habrá nuevos Presupuestos, algo que considera una gran "limitación" por la "necesidad imperiosa" de aumentar la inversión en políticas sociales, educación, sanidad o atención a la dependencia.

Para la presidenta del PSOE, la falta de Gobierno "también significa incertidumbres que pueden afectar a nuestra economía" y apunta que "ningún partido político" puede tener entre sus prioridades "perjudicar" la situación social de los ciudadanos "más desfavorecidos" ni la de las empresas. "Así que creemos que existe un interés general y que ese interés general es el que tiene que guiar las próximas conversaciones que emprenderá el presidente en funciones", concluye.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información