Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Díaz prepara cambios en su núcleo duro y dará entrada a sanchistas

Mario Jiménez deja la portavocía parlamentaria del grupo socialista andaluz y rechaza ser senador autonómico

susana diaz andalucia
Susana Díaz y Pedro Sánchez en un mitin del PSOE. EFE

La secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, prepara una amplia remodelación del equipo con el que ha contado en los últimos años, seis meses después de perder la Junta de Andalucía, tras las elecciones autonómicas del pasado 2 de diciembre. La expresidenta andaluza va a prescindir de Mario Jiménez, el que ha sido su leal portavoz parlamentario y también de la gestora que se creó tras la dimisión en octubre de 2016 de Pedro Sánchez como secretario general. En la dirección del PSOE andaluz dará entrada a un representante de los sanchistas, con la intención de hacer gestos de acercamiento a la dirección federal.

Díaz ha convocado el pleno de la comisión ejecutiva regional para el próximo lunes, donde anunciará la reestructuración, según afirmaron varias fuentes de la dirección.

El cambio más profundo afectará al grupo parlamentario socialista. El PSOE pasó a la oposición por primera vez en su historia el pasado enero tras el acuerdo de coalición de PP y Ciudadanos, sostenido por la ultraderecha de Vox, que puso fin a casi 37 años de mandatos socialistas. En estos seis meses, su trabajo como principal grupo de la oposición ha estado muy desdibujado, sin una estrategia clara y donde hay muchos parlamentarios con dificultades de adaptación. De los 33 diputados socialistas, nueve son exconsejeros del Gobierno anterior.

La secretaria general del PSOE prescindirá de Mario Jiménez como portavoz. Díaz, según varias fuentes y siguiendo los usos y costumbres en el PSOE de facilitar una salida en este tipo de situaciones, ofreció a Jiménez el cargo de senador por la comunidad autónoma, que quedó vacante tras el reciente fallecimiento de José Muñoz. Jiménez, que ha sido el brazo ejecutor de muchas de las estrategias de su secretaria general, ha rechazado el ofrecimiento y ha preferido optar a seguir como diputado raso por la provincia de Huelva, según varias fuentes socialistas.

En su sustitución, se baraja el nombre de José Fiscal, exconsejero de Medio Ambiente y actual coordinador de la secretaría general del PSOE de Andalucía. Fiscal es también diputado por Huelva, por lo que de esta manera se taponan las posibles críticas que generaría en esta agrupación la salida de Mario Jiménez, que fue secretario general en esta provincia.

Aunque algunas fuentes revisten de normalidad el relevo de Jiménez, en las últimas semanas eran muy evidentes los gestos de distanciamiento de Díaz de su portavoz parlamentario. El más comentado por los propios diputados socialistas fue la ausencia de la expresidenta en el debate de totalidad de los Presupuestos, incluso en la defensa de la enmienda presentada por Jiménez. Díaz sólo acudió a la hora de la votación.

Las fuentes consultadas aseguran que habrá diputados que cambien de tareas con el propósito de que, a partir del próximo periodo de sesiones del Parlamento, en el mes de septiembre, “funcione la estrategia de oposición”.

Díaz también hará cambios en la ejecutiva regional. Nadie saldrá, pero sí habrá incorporaciones para transitar por el camino de “la integración” con el sanchismo que ya se produjo, en opinión del PSOE andaluz, en las Diputaciones. Según las fuentes consultadas, la expresidenta andaluza incluirá a Joaquín Dobladez, afín al sector sanchista, en la dirección. Este nombre ha sido consensuado con la dirección federal que es ajena, sin embargo, al resto de los cambios.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información