Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España destinará 26 millones para ayudar a Marruecos a controlar la frontera

El Gobierno enviará vehículos 4x4, camiones y ambulancias al reino alauí

Valla fronteriza de Melilla con Marruecos, levantada para tratar de evitar la llegada de inmigrantes de forma ilegal.
Valla fronteriza de Melilla con Marruecos, levantada para tratar de evitar la llegada de inmigrantes de forma ilegal.

España destinará 26 millones de euros para entregar al Ministerio del Interior de Marruecos una flota de vehículos para reforzar el control de sus fronteras y contener así la inmigración irregular hacia Europa. El contrato, por el que se comprará el material, se aprobará previsiblemente en el Consejo de Ministros de este viernes, según fuentes del Gobierno.

La partida incluye siete lotes de vehículos compuestos por cuatro tipos diferentes de todoterrenos, incluidas ambulancias, y cuatro tipos diferentes de camiones, entre ellos camiones cisterna y frigoríficos. La ayuda es parte del desembolso de 140 millones de euros que la Comisión Europea prometió a Marruecos para compensar sus esfuerzos en la vigilancia de sus fronteras. Una parte de ese montante, 40 millones, está gestionado por España a través de la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas, un ente público dedicado a la cooperación.
Tras la aprobación de este acuerdo, España aún debe concretar otros 16 millones.

El importe saldrá de los presupuestos de 2019 bajo el proyecto “Apoyo a la gestión integral de fronteras y de migración en Marruecos”. En octubre de 2018, España aprobó la donación a Marruecos, Senegal y Mauritania de 108 vehículos y material informático por valor de 3,2 millones de euros.

El reconocimiento del reino alauí como socio estratégico, más allá de la inyección de fondos, ha sido clave para obtener más colaboración del otro lado del Estrecho. La mayor vigilancia de las fronteras marroquíes ha reducido las entradas irregulares en el primer semestre tras un año récord de llegadas. El Ministerio del Interior ha registrado hasta el 31 de junio, la llegada de 13.263, una caída del 23% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

La presión migratoria hacia España comenzó a disminuir en febrero, coincidiendo con la visita de Felipe VI a su homólogo marroquí. En aquel breve encuentro en Rabat el monarca español pidió a Mohamed VI que fuese “más allá” en el control de la emigración.

Los 28 pretenden que la cooperación y los esfuerzos se mantengan y ya se negocia, más allá de los 140 millones, un cheque plurianual que refuerce la cooperación marroquí. Sobre la mesa hay otras cartas como la flexibilización de visados para marroquíes a cambio de que el reino facilite la expulsión del territorio europeo de sus nacionales que se encuentren en situación irregular.
Por otro lado, la Comisión Europea acaba de aprobar un fondo de emergencia para el Ministerio del Interior español de 5,3 millones de euros.

La partida se destinará a la Policía Nacional para la gestión de los cuatro Centros de Atención Temporal de Extranjeros, dependencias en las que se mantiene a los recién llegados hasta 72 horas mientras se les identifica. La partida busca mejorar las condiciones de estas instalaciones, llamadas CATE, con la contratación de servicios de alimentación, salud, limpieza y traducción. El importe debe cubrir también la compra de ropas, mantas, toallas y medicinas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información