Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición se queja a Batet de la falta de actividad del Congreso hasta la investidura

La Diputación Permanente se constituirá el 23 de julio y las comisiones cuando haya gobierno para adaptarse a su futura estructura

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en un pasillo de la Cámara baja.
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en un pasillo de la Cámara baja.

Los grupos parlamentarios de la oposición se han quejado este miércoles ante la presidenta del Congreso de los Diputados de que se mantenga la Cámara baja sin actividad casi un mes después de que se constituyeran las Cortes. La reivindicación fundamental es que se conforme la Diputación Permanente del Congreso, que es el órgano que actúa en tiempo de vacación parlamentaria y donde se pueden tratar asuntos extraordinarios que suele ser de control del Gobierno, en este caso del socialista Pedro Sánchez.

La ausencia de control parlamentario al Ejecutivo es la razón de fondo que está perturbando todo el funcionamiento institucional del Congreso, ya que la primera sesión de investidura no se celebrará hasta el próximo día 22 y la votación del aspirante a presidente será el 23. Ese día es el que se constituirá la Diputación Permanente, según ha aprobado este mismo miércoles la Mesa del Congreso, que ha acatado la decisión de su presidenta, Meritxell Batet, pero con quejas.

La oposición no se ha puesto de acuerdo en cuántos miembros debe tener ese órgano. De los 65 componentes que siempre ha habido, el PP quiere ampliarlos a 68, en contra del criterio de Ciudadanos. Batet hará una propuesta si los grupos no se ponen de acuerdo. En el Senado la oposición también reprocha a su presidente, el socialista Manuel Cruz, que no haya actividad en la Cámara alta.

Las negociaciones para la investidura de Pedro Sánchez, que todavía no han comenzado en serio, mantienen al Congreso al mínimo. Las quejas de la oposición, por tanto, se centran en que no se ha constituido la Diputación Permanente y tampoco las distintas comisiones. Estas suelen tomar cuerpo una vez que se ha producido la primera sesión de investidura o incluso cuando hay gobierno para que las mismas se adaptan al nombre de los Ministerios que vayan a crearse. Para todo hay precedentes a favor y en contra y más en esta XIII legislatura incipiente en la que el aspirante a ser investido presidente del Gobierno está en la tarea de obtener los apoyos necesarios.

Antes de la investidura de Rajoy, la Diputación estaba formada

Aun así la anterior presidenta del Congreso, Ana Pastor, del PP, ha recordado que antes de la investidura de Mariano Rajoy se formó la Diputación Permanente. En efecto, desde el lado del PSOE se apostilla que al haber rechazado Rajoy intentar su investidura se decidió constituir la Diputación para que no hubiera vacío de poder ante la incertidumbre de que se creó en ese momento.

La ausencia de control al Gobierno en este tiempo es otra de las quejas de los miembros de la Mesa. Hasta ahora se han aceptado todas las preguntas destinadas al Ejecutivo en funciones, que ya superan las 340, así como se han tramitado tres peticiones de comparecencia de ministros en funcione y 19 peticiones de informe que están en marcha. Esos datos le sirvieron a la propia Batet el martes, tras anunciar la fecha de la investidura, para negar que se esté produciendo una falta de control sobre el Gobierno. Batet, eso sí, reconoció que la situación es peculiar porque las elecciones generales fueron el 28 de abril y en el camino se han cruzado las campañas electorales locales y europeas y la cita con las urnas del 26 de mayo y los posteriores pactos. Tampoco hay una mayoría absoluta, que facilitaría la formación de un Ejecutivo.

“No estamos en fechas significativamente distintas” a las de otras legislaturas, afirmó Batet el martes, y citó como ejemplo lo que ocurrió en la quinta, que arrancó el 29 de junio de 1993, con la sesión de investidura el 8 y el 9 de julio, la constitución de comisiones el 8 de septiembre y la de la Diputación Permanente el 9 de septiembre.

El vicepresidente cuarto del Congreso, Ignacio Prendes, de Ciudadanos, ha pedido este mismo miércoles que “se celebren sesiones de control al Gobierno”. Para ello se ampara en una sentencia del Tribunal Constitucional en respuesta a un recurso del PSOE que demandó ese control a Rajoy durante el año que estuvo en funciones. La vicepresidenta primera de la Mesa, Gloria Elizo, de Unidas Podemos, también considera excesivo este parón que no afecta a los miembros de ese órgano, casi el único que sí se reúne, pero acepta que sí mantiene a los demás diputados sin actividad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >