Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcalde y concejales del Ayuntamiento de Málaga se suben el sueldo un 20%

PP, PSOE, Adelante Andalucía y Ciudadanos aprueban la medida por unanimidad “para compensar las sucesivas reducciones realizadas durante la crisis"

El alcalde Francisco de la Torre interviene durante el primer pleno de esta legislatura.
El alcalde Francisco de la Torre interviene durante el primer pleno de esta legislatura.

La primera decisión del nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Málaga ha sido subirse el sueldo un 20%. Los cuatro partidos con representación municipal —PP, PSOE, Adelante y Ciudadanos— han aprobado la iniciativa este martes por unanimidad, aunque llevaban ya varios días negociándola. Con esta decisión, el alcalde, el popular Francisco de la Torre, percibirá 78.219 euros brutos anuales, casi 13.000 euros más que hasta ahora. Se convertirá en el séptimo regidor con mayor sueldo de España tras los de Madrid, Bilbao, Valencia, Vitoria, Getxo (Vizcaya) y San Cristóbal de la Laguna (Tenerife), según los datos publicados por el Gobierno a finales del pasado año. La cifra queda aún lejos de los algo más de 106.000 euros que la Federación Española de Municipios y Provincias establece como límite para ciudades de más de 500.000 habitantes. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en la capital de la Costa del Sol residen 571.026 personas.

Elisa Pérez de Siles, portavoz del grupo municipal del Partido Popular, ha defendido la subida porque esta sirve “para compensar las sucesivas reducciones realizadas durante la crisis que han situado al Ayuntamiento de Málaga con la remuneración para cargos públicos más baja entre las grandes capitales españolas”. Con la subida, por ejemplo, la portavoz del equipo de gobierno, Susana Carillo, cobrará cerca de 70.400 euros, los tenientes de alcalde unos 68.000 euros y los concejales con tareas de gobierno o distrito recibirán 62.576 euros al año. El salario neto medio en la provincia de Málaga está en 15.939 euros al año, según datos de la Agencia Tributaria.

La medida —que debe aprobarse en el próximo pleno municipal, probablemente en el que se celebra este jueves— ha sido adoptada tras casi dos horas de reunión de la junta de portavoces y ha acabado con el acuerdo unánime de las cuatro fuerzas municipales. Ninguno de los partidos con representación en el Consistorio malagueño ha querido llevar la voz cantante en la petición de subida de salarios ni en el posterior comunicado del acuerdo. Entienden que es una medida impopular y, por ello, no han querido asumir la responsabilidad de la iniciativa ni el coste que ello conllevaría frente a la opinión pública. Sin embargo, todos asumen que era una decisión que debía tomarse “más pronto que tarde” ya que los salarios de los representantes públicos “no se tocaban desde tiempos precrisis”, según fuentes municipales. Otras fuentes añaden que es también una manera de “atraer a la política a personas del sector privado”. “Convencer a buenos gestores de dar el salto a lo público no es fácil por el desgaste que ello conlleva. Pero si encima van a cobrar menos con mayor responsabilidad, muchos prefieren quedarse donde están”, añade otras fuentes consultadas.

La subida también está relacionada con un informe del interventor municipal que se fija en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía donde se estimaba que los emolumentos de los concejales sin dedicación exclusiva deberían ser de un 75% respecto a los de quienes sí lo hacen. La decisión del tribunal no marcaba jurisprudencia, pero desde la intervención se recomendaba llevarla a cabo. Finalmente, el acuerdo de la junta de portavoces del Ayuntamiento de Málaga recoge que el sueldo de dichos ediles sea el 80% de los que tienen exclusividad (en el anterior mandato era del 90%). De esta manera, alcanzarán unos 45.000 euros anuales. Estos concejales pertenecen en su mayoría a la oposición, ya que la norma establece que solo 22 de los 31 ediles pueden dedicarse a la labor municipal en exclusiva y la mayor parte de ellos pertenecen al equipo de gobierno, así como los portavoces de los cuatro partidos con representación en el Ayuntamiento.

Pérez de Siles también ha explicado que los grupos municipales recibirán una asignación económica mayor a la actual “para afrontar sus necesidades de personal” y, a cambio, perderán la figura de “técnico de grupo” existente hasta ahora. La portavoz municipal ha subrayado que el incremento se calculará “para que cada uno de los grupos pueda contratar a tres trabajadores".

Finalmente, en el pleno municipal del 27 de junio, Adelante Málaga votó en contra de la medida tras consultarlo con sus bases, aunque la medida se aprobó con el voto a favor de PP, Ciudadanos y PSOE.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información