Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ribó reivindica en su reelección una “Valencia honrada, solidaria y verde”

El dirigente de Compromís vuelve a ser nombrado alcalde con el apoyo del PSOE

Joan Ribó, alcalde de Valencia, este sábado tras ser reelegido y declinar tomar la vara de mando que le entregaba el secretario municipal.

Joan Ribó ha sido reelegido este sábado alcalde de Valencia con los 17 de votos que suman su formación, Compromís, y el PSOE. Ribó ha reivindicado una ciudad "igualitaria, honrada, justa, solidaria, verde, plural y dinámica", que lleva "su nombre con orgullo, sin la losa de los tiempos oscuros del pasado".

Como hizo hace cuatro años, Ribó ha declinado coger la vara de mando que le ofrecía el secretario municipal y le ha pedido que la guarde "para la posteridad". "El autoritarismo no es mi estilo y tampoco lo será en este mandato que se inicia", ha dicho. El regidor ha prometido profundizar en la transparencia, "que es la mejor manera de evitar la corrupción", "avanzar en un modelo de ciudad amable", en la que "las personas mayores puedan relacionarse con tranquilidad y los niños y niñas jugar en las calles de sus barrios", así como trabajar para garantizar el acceso a "una vivienda digna".

"El ecologismo no es un relato más o menos bucólico. Es una necesidad de las ciudades para hacer frente al cambio climático, para permitir que la gente pueda respirar un aire no contaminado y diseñar una ciudad amable con las personas que la habitan. Es invertir en salud", ha dicho al asegurar que Valencia profundizará la apuesta por formas de transporte sostenibles, como las peatonalizaciones, el transporte público, la bicicleta y los patinetes.

Mientras otras ciudades españolas han dado este sábado un giro, Ribó ha afirmando que Valencia mantendrá un rumbo "comprometido con los derechos de todas las personas, más allá de sus orígenes familiares o el lugar de nacimiento de cada uno; una Valencia solidaria donde el rescate del Aquarius, del que se cumplen cuatro años el lunes, no sea un recuerdo sino un compromiso firme por los derechos humanos".

El dirigente de Compromís —que está en su dirección, pero que no forma parte de ninguno de los tres partidos que lo integran— ha señalado entre sus prioridades el impulso de una estructura administrativa "ágil que permita dinamizar la ciudad", la reforma de la fachada marítima, la mejora en la conexión de los barrios, la descentralización de las inversiones y actividades culturales, y la colaboración con otras Administraciones para soterrar las vías del tren que ahora llegan al corazón de la ciudad y poder terminar así el parque central, y la renaturalización del nuevo cauce del Turia, conectándolo con el parque natural de L'Albufera.

Ribó ha reclamado al Gobierno "una inversión adecuada en infraestructuras culturales, como el Palau de les Arts, el IVAM o el Museo de Bellas Artes". Y ha agregado que Valencia, "como tercera área metropolitana de España, necesita un contrato programa de ayuda a la movilidad, como tienen Madrid, con 126 millones de euros, y Barcelona, con 109".

Antiguo dirigente de Esquerra Unida que evolucionó hacia el ecosocialismo y se desplaza habitualmente en bicleta, Ribó, de 73 años, llegó al poder en 2015 y ha gobernado los últimos cuatro años con socialistas y València en Comú, la marca de la que formaba parte Podemos, que el 26 de mayo se quedó fuera del hemiciclo al no alcanzar la barrera del 5% que establece la ley electoral. El alcalde, cuyo partido negocia ahora un acuerdo con el PSOE, ha defendido el formato de coalición. "Me gustan", ha afirmado, "porque nos obligan a hablar, a debatir, a dialogar constantemente y porque se ha demostrado que son efectivas".

Sandra Gómez, la dirigente socialista, que ha reclamado en las últimas semanas un mayor protagonismo para su partido en la nueva etapa, ha afirmado que los últimos comicios han "roto definitivamente los tópicos y Valencia se ha consolidado como un ejemplo progresista entre las grandes ciudades de España".

Compromís (10 concejales) y socialistas (siete) suman solo un regidor más que los tres partidos del centro derecha, el PP (ocho), Ciudadanos (seis) y Vox (dos).

Barcala (PP), elegido en Alicante sin los votos de Vox

Luis Barcala, del PP, ha sido reelegido alcalde de Alicante solo con los votos de su partido (nueve concejales) y los de Ciudadanos (cinco), uno menos de la mayoría absoluta, al haber sido el candidato que más apoyos ha obtenido. Vox ha apoyado a su propio candidato y el PSOE, Podemos y Compromís a los suyos.

El candidato socialista gobernará Sueca con el apoyo de la derecha

Dimas Vázquez, candidato socialista a la alcaldía de Sueca (Valencia), ha sido elegido alcalde del municipio de Valencia con los votos del PP y Ciudadanos. La dirección del PSPV-PSOE ha acordado abrir un expediente de expulsión a Vázquez y los otros cinco concejales de su grupo al no haber seguido sus directrices de apoyar la candidata de Compromís, que fue la fuerza más votada el 26 de mayo. Se da la circunstancia de que Joan Baldoví, único diputado de Compromís en el Congreso, con cuyo apoyo cuenta el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, para la investidura, fue alcalde de Sueca entre 2007 y 2011.

En Oliva (Valencia), en cambio, el apoyo del PSOE ha permitido al actual alcalde de Compromís, David González, seguir al frente del Consistorio. Los concejales socialistas habían emplazado a González a repartirse la alcaldía durante dos años cada formación, sin éxito, pero la presión de la dirección del PSPV ha surtido en esta ocasión efecto.

La socialista Marco sigue en Castellón

La socialista Amparo Marco ha sido investida alcaldesa de Castellón por segundo mandato consecutivo. Una legislatura que, ha asegurado, será "la del despegue de la ciudad" y que aspira que esté guiada por el "diálogo", informa María Pitarch. La elección llega horas después del acuerdo de gobierno para los próximos cuatro años que permitirá reeditar el Pacte del Grau y que alcanzaron el viernes por la noche PSOE, Compromís y la confluencia Unides Podem-Castelló en Moviment-Esquerra Unida. Un pacto que permitirá "continuar la transformación de la ciudad, situando a las personas en el centro de las políticas", ha afirmado la regidora.

Vox y la vara de Azaña

En Elda, el protagonismo ha sido para la vara de mando. Rubén Alfaro (PSOE) ha sido elegido alcalde y ha recibido la vara que perteneció al expresidente de la II República Manuel Azaña de manos del concejal de mayor edad, que ha resultado ser Francisco Mateos, el único edil de Vox, que no ha tenido problema en que se utilizara. La vara llegó a Elda hace una década después de permanecer más de 70 años en el extranjero porque el municipio alicantino fue la última sede republicana antes de que sus últimos dirigentes partieran hacia el exilio en 1939, informa Rafa Burgos

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >