Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

“Si quieres ver a Dios, mándale un ‘whatsapp’ mientras conduces”

El párroco de un pueblo de Pontevedra revoluciona las redes por su forma de prohibir el móvil en la iglesia

Cartel en el que el párroco pide que se apague el teléfono móvil: "Si quieres hablar con Dios, busca un lugar tranquilo y habla con él; si quieres ver a Dios, mándale un whatsapp mientras conduces".
Cartel en el que el párroco pide que se apague el teléfono móvil: "Si quieres hablar con Dios, busca un lugar tranquilo y habla con él; si quieres ver a Dios, mándale un whatsapp mientras conduces".

Una curiosa proclama cuelga en la puerta de la iglesia de San Pedro de Ramallosa, en Nigrán (Pontevedra), que nada tiene que ver con las habituales notificaciones sobre horarios de misas y actos religiosos. Su párroco, Don Manuel, harto de escuchar las molestas melodías de los teléfonos móviles, buscó la fórmula de adoctrinar a los feligreses para evitar que estos aparatos vuelvan a sonar dentro del templo, y parece que lo ha conseguido.

La misiva en gallego no solo ha llamado la atención de los vecinos sino también de las redes sociales donde ha circulado a toda velocidad. “Al entrar en esta iglesia, es posible que escuches la palabra de Dios, pero no es nada probable que te llame hoy al móvil”, redacta el párroco con ironía. En el cartel sobresale una señal de prohibición y un destacado: “Gracias por apagar tu teléfono”.

En esta parroquia de A Ramallosa de 4.788 habitantes, una de los enclaves de veraneo más tradicionales del área metropolitana de Vigo, el mensaje irónico del cura invitando a la reflexión ha sido bien recibido por una mayoría de feligreses y los comentarios en Internet también son favorables. “Lleva razón”, comenta Milagros, la encargada de una de las cafeterías más concurridas del pueblo. “Yo opino que es una falta de respeto que la gente no apague el móvil cuando entra en la iglesia porque es muy molesto, sobre todo para el cura, y comprendo que haya tomado medidas”, dice.

El llamativo anuncio emplea distinta tipografía para incidir en que la iglesia no es lugar para utilizar los teléfonos móviles y, de paso, invita a los fieles a que no se distraigan con estos aparatos cuando acuden a los actos litúrgicos. “Si quieres hablar con Dios, entra, escoge un lugar tranquilo y habla con él”, sugiere el párroco.

Además, el cura no ha desaprovechado la oportunidad para recordar el peligro de echar mano de las nuevas tecnologías mientras vas conduciendo el coche y emplea una lacónica frase para concienciar de que el móvil es una de las principales causas de accidentes de tráfico: “Si quieres ver a Dios, mándale un Whatsapp mientras conduces”.

Esta particular forma de prohibir a los feligreses que entren con el teléfono encendido en la iglesia ha hecho famoso el mensaje de Xosé Manuel Lence en las redes sociales, donde aparece la foto del cartel que él mismo ha diseñado. El párroco admite que no esperaba semejante repercusión mediática, sobre todo a través del reprobado aparato.

Comenta que tanta difusión le ha sorprendido porque solo pretendía que sus mensajes llegaran a los feligreses. “Lo hice en clave de humor, para concienciar de que no es bueno la dependencia que tiene la gente a este aparato”, dice. “Y no lo digo para referirme solo a la iglesia, también hay que apagarlo cuando vas a un lugar público porque en realidad es un ruido molesto y un estorbo”. “Si podemos, hay que evitarlo, no debemos sustituirlo por una buena conversación en vivo y en directo”, apunta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información