Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

Compuestos y sin boda: así paralizaron los agentes una ceremonia en una playa virgen protegida de Mallorca

Los inspectores obligaron a desalojar a los invitados y el mobiliario del sistema dunar en regeneración situado en la playa de Es Trenc

Lugar donde se celebraba el enlace, en Es Trenc (Mallorca).
Lugar donde se celebraba el enlace, en Es Trenc (Mallorca).

Las sillas estaban cuidadosamente colocadas en hileras sobre la arena de las dunas de la espectacular playa de Es Trenc, en Mallorca. El altar tenía un arco de madera decorado con telas, y las bebidas se enfriaban dentro de una enorme bañera y repartidas en varias mesas a la sombra. Los invitados se arremolinaban en la zona con sombreros veraniegos y todo en el sistema dunar protegido de la playa de Es Trenc estaba dispuesto el pasado jueves para que una pareja se diera el sí quiero con vistas al mar. Hasta que dos agentes de la Consejería de Medio Ambiente se presentaron en el lugar y obligaron a los presentes a paralizar el evento y retirar el mobiliario.

La ceremonia estaba a punto de celebrarse sobre un conjunto de dunas protegido y en regeneración, por el que está prohibido transitar y que se enclava en la playa virgen de Es Trenc, que forma parte de un parque natural incluido en la Red Natura 2000. Un tuit publicado por la entidad ecologista Terraferida con fotografías y un vídeo de lo que estaba a punto de ocurrir permitió la rápida movilización de los vigilantes del parque y de los agentes de la Consejería de Medio Ambiente, que levantaron un acta de denuncia contra los promotores y obligaron a la suspensión del evento.

“No es que estén vetadas las bodas, es que estamos hablando de un sistema dunar sobre el que está prohibido transitar. Después está la connotación de que es una actividad comercial y cualquier evento de este tipo que se quiera realizar en este u otro parque natural necesita de una autorización, aunque en este caso ni siquiera se concedería” explica el director general de Medio Ambiente en funciones, Miquel Mir. Los agentes levantaron un acta de denuncia, que ahora seguirá su curso en la Consejería porque confluyen varias infracciones, como incumplimientos jurídico-administrativos con afección ambiental o la realización de una actividad comercial sin licencia.

No se trata de un caso aislado. A pesar de que no son habituales, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno balear ha recibido denuncias por la celebración de bodas y fiestas en otros lugares protegidos como el entorno del islote de Tagomago, en Ibiza, o el parque natural de Ses Salines, también en la pitiusa mayor. “Hemos hecho un llamamiento a las promotoras que puedan organizar este tipo de actividades para que, como mínimo, soliciten los permisos a la consejería y operen con seguridad jurídica. En los últimos meses también hemos pedido la retirada de los anuncios de este tipo de eventos en zonas protegidas de los portales web”, señala Mir. La licencia para celebrar bodas en zonas del litoral marítimo-terrestre que no están bajo ninguna figura de protección depende de la Dirección General de Costas.

El portavoz de la entidad ecologista Terraferida, Jaume Adrover, ha recordado en declaraciones a la cadena SER que la boda del jueves en Es Trenc no era una celebración espontánea de particulares, sino que se trataba de “un producto comercial” que ofrece una empresa muy concreta “y que además es reincidente”. Adrover ha subrayado que esta actividad se estaba realizando en una zona de dominio público y fueron los residentes de la isla los que evitaron “la urbanización de la zona y aportan recursos para ello”. Desde la entidad recuerdan que son actividades que se vienen denunciando de forma reiterada en los últimos veranos. Compuestos y sin boda con vistas al mar, los invitados y los novios tuvieron que desplazarse a otro lugar para concluir la ceremonia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >