Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

¿Quién roba los crucifijos en los cementerios de Guadalajara?

Los camposantos de varios municipios de la provincia han sufrido hurtos en los últimos días

Lápida del cementerio parroquial de Fontanar de la que se ha sustraído un crucifijo.
Lápida del cementerio parroquial de Fontanar de la que se ha sustraído un crucifijo.

Cabanillas del Campo despertó el lunes con la noticia de un robo inusual. Durante esa madrugada desaparecieron 61 cruces y adornos metálicos que cubrían lápidas y nichos del cementerio municipal de este pueblo de 10.500 habitantes situado a siete kilómetros de Guadalajara. El Ayuntamiento ha denunciado el caso, pero no es el único afectado. Los camposantos de otras localidades de la zona también han sufrido hurtos en los últimos días. La policía de Cabanillas ha realizado un informe sobre lo sucedido. Sospecha que está relacionado con la venta de metales en el mercado ilegal.

La voz de alarma la dieron varias vecinas, que visitan con frecuencia a sus seres queridos en el cementerio de Cabanillas, con una extensión de 3.000 metros cuadrados. “No hicieron grandes destrozos, pero comprobamos que faltaban cruces y figuras metálicas. Todo aquello que tuviera apariencia de bronce. Han dejado todos los objetos de latón; no era el material que buscaban”, explica José García Salinas, alcalde de Cabanillas. Según el regidor, una o varias personas accedieron al interior del camposanto mientras estaba cerrado. “Entraron por la puerta del cementerio nuevo, que habitualmente está cerrada y solo se abre cuando llegan los féretros. Faltaba la cadena, que también se llevaron”, continúa García Salinas.

El tipo de objetos que han desaparecido hace pensar a la policía que se trata de un robo relacionado con el fundido y posterior venta de metales en el mercado ilegal, algo similar a lo que sucede con la sustracción de cobre en las canalizaciones eléctricas. “No son piezas de excesivo valor económico, pero sí sentimental. Las familias sienten una invasión brutal de algo muy íntimo y querido. Estamos desolados”, insiste el alcalde. El Consistorio ha presentado una denuncia colectiva ante la Guardia Civil y ha comenzado a informar a los vecinos para que revisen las tumbas de sus familiares y cuantifiquen los daños. El objetivo es reclamar los perjuicios ocasionados, aunque “invadir este espacio de descanso y concordia es impagable”.

“No son hechos aislados”

La desagradable noticia se ha repetido los últimos días en los camposantos de diferentes municipios de la provincia, donde han sido sustraídos más de medio centenar de crucifijos metálicos. Entre las localidades afectadas se encuentran Tórtola de Henares, Centenera, Fontanar, Peñalver, Budia y Fuentelahiguera de Albatages. Todo apunta a la presencia de una banda organizada y especializada en estos asaltos. “No teníamos constancia de lo sucedido en los pueblos de nuestro entorno. Son municipios pequeños y creyeron que eran casos aislados. Si hubiesen dado la voz de alarma, hubiésemos ampliado las medidas de seguridad”, reconoce García Salinas. Y apostilla: “Este es un lugar tranquilo donde nunca pasa nada”.

En Fontanar, con 2.500 habitantes, el cementerio parroquial sufrió el jueves la sustracción de 70 cruces. Se ha puesto una denuncia en nombre de la parroquia del pueblo. El alcalde, Víctor San Vidal, explica que “casualmente todos los objetos que se llevaron eran de bronce, los demás no les interesaron”. Este hecho les ha llevado a pensar que se trata de una red organizada.

“Tienen unas maneras muy específicas de robar. No son hechos aislados; quienes lo han hecho están totalmente coordinados. La gente del pueblo está muy preocupada. El tema de los fallecidos es muy delicado”, insiste el regidor. La Guardia Civil ha abierto una investigación para saber qué personas se esconden detrás de estos robos. Sin embargo, pocos vecinos confían en recuperar los objetos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información