Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La derecha se queda a un concejal de la mayoría absoluta en Pamplona

La victoria de Navarra Suma podría arrebatar la alcaldía a EH Bildu pese que los 'abertzales' mejoran sus resultados

elecciones municipales
Javier Esparza, candidato de Navarra Suma a la Presidencia de Navarra, y Enrique Maya, candidato a la Alcaldía de Pamplona. Europa Press

Consulte aquí todos los resultados de las elecciones en Pamplona

Navarra Suma, la plataforma integrada por UPN, Ciudadanos y el PP, es la fuerza más votada en Pamplona y logra 13 concejales. Se queda a solo uno de lograr la mayoría absoluta (14 representantes) y podría intentar gobernar en solitario siempre que no se unan el resto de las formaciones. EH Bildu tiene muy complicado, casi imposible, revalidar la alcaldía pese a que su candidato y alcalde en funciones, Joseba Asiron, ha conseguido pasar de cinco a siete concejales. La fuerte caída de Geroa Bai, que solo obtiene dos concejales (tres menos), le dificulta reeditar un Gobierno de coalición. Los socialistas mejoran al situarse con cinco representantes (dos más) y tendrían en su mano decantar el futuro Gobierno local.

Con el 100% de los votos escrutados en Pamplona, la unión de las tres derechas ha recibido el 40,6% de los sufragios, un porcentaje algo superior al que consiguieron UPN, PP y Ciudadanos por separado hace cuatro años, pero una mayor representación política. Estos tres partidos obtuvieron 39.119 papeletas en 2015; Navarra Suma mejora esos registros al acercarse a los 44.000 votos.

La gobernabilidad en el principal Consistorio navarro se pone de cara para las derechas, puesto que a la coalición abertzale tampoco le alcanza para mantenerse en el poder en Pamplona. El PSOE podría ejercer un papel clave para desnivelar la balanza, aunque tendría que optar entre la derecha o los nacionalistas.

El tablero electoral en Pamplona se simplifica. De seis partidos con representación, ahora solo habrá cuatro, lo que ha jugado a favor de Navarra Suma. Desaparecen Aranzadi e Izquierda-Ezkerra, dos formaciones que estuvieron en el Gobierno con Asiron. Esta circunstancia vuelve a poner más sencillo el escenario político para que UPN, PP y Ciudadanos acabe con el mandato de EH Bildu. El experimento de Navarra Suma ha tenido un efecto positivo en el electorado pamplonés.

A un solo edil de la mayoría absoluta, todo se pone a favor de Navarra Suma. Solo una entente de los socialistas con EH Bildu y Geroa Bai —algo bastante improbable por las malas relaciones que vienen manteniendo el PSOE con los nacionalistas en esta comunidad— le impediría recuperar la alcaldía en Pamplona. Sin Aranzadi e Izquierda-Ezkerra, y Geroai Bai en horas bajas, EH Bildu se queda sin apoyos suficientes y pueda perder su único gran Ayuntamiento en el País Vasco y Navarra.

Consulte aquí todos los resultados de las elecciones

Fe de errores

P

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información