Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco detenidos en Ibiza por incendiar el juzgado para destruir expedientes de causas que tenían pendientes

La Policía también vincula a dos de ellos con el incendio que arrasó un edificio okupado la y dejó una víctima y diez heridos

Agentes de la Policía Nacional en una foto de archivo. En vídeo, las imágenes de la detención y el incendio.

La Policía Nacional ha detenido a un grupo criminal formado por cinco personas acusadas de provocar un incendio el pasado mes de enero en el edificio de los juzgados de Ibiza para destruir expedientes judiciales de causas que tenían pendientes por numerosos delitos. El incendio se produjo en la madrugada del pasado 21 de enero y arrasó buena parte de las instalaciones, quemando centenares de expedientes y obligando a trasladar la actividad de varios juzgados a otro edificio cercano.

Los investigadores también vinculan a dos de los detenidos, presuntos líderes del grupo, con el incendio que la semana pasada destruyó un edificio okupado en el barrio de Es Viver. Las llamas provocaron la muerte de una mujer de nacionalidad italiana y dejaron diez personas heridas, tres de ellas rescatadas en estado crítico por quemaduras e inhalación de humo. El móvil, según la policía, apunta a un acto de venganza contra uno de los moradores del edificio. El juzgado de instrucción número 1 en funciones de guardia decretó la noche de este jueves el ingreso en prisión comunicada y sin fianza de los dos cabecillas de la organización por su implicación en ambos sucesos.

La Policía Nacional ha informado de que tras corroborar que el incendio de los juzgados de Ibiza había sido intencionado, se creó un grupo formado por varios agentes para tratar de esclarecer los hechos y detener a los autores. Las investigaciones, que contaron con un importante despliegue de efectivos y con el apoyo de avanzado material tecnológico, permitieron estrechar el cerco sobre un grupo criminal de delincuentes habituales de la isla. Se trata de un clan formado por sujetos dedicados a múltiples actividades ilícitas vinculadas al narcotráfico y los robos con violencia, que contaban además con varias causas abiertas que estaban siendo instruidas en los juzgados.

Es precisamente la destrucción de esos expedientes el móvil que la policía apunta como causa principal del incendio. Los sospechosos están acusados de provocar las llamas durante la madrugada en el edificio judicial para conseguir la destrucción total de los expedientes que les investigaban por multitud de delitos. Los juzgados de instrucción 1 y 2 de Ibiza se encontraban en la planta calcinada por las llamas y compartían espacio con otros cinco juzgados, incluido el de guardia que fue trasladado a otro edificio de forma provisional debido a las consecuencias del incendio. Centenares de expedientes ardieron durante el incidente, incluidos documentos antiguos que, según denunciaron los sindicatos, no estaban digitalizados.

Víctima mortal

El fuego en los juzgados de Ibiza se desató de madrugada y no dejó personas heridas, a diferencia del aparatoso incendio del edificio okupado de Es Viver que se cobró la vida de una mujer de nacionalidad italiana que no pudo escapar de las llamas. Diez personas resultaron heridas, tres de ellas en estado crítico como consecuencia de la inhalación de humo y de la gravedad de las quemaduras. Los agentes creen que los dos cabecillas de la organización provocaron el fuego como venganza contra uno de los habitantes del edificio, en el que residían más de cuarenta personas.

En total, la Policía Nacional ha detenido a cinco personas por su implicación en los hechos, en una operación que se desarrolló el pasado martes por agentes de la Unidad de Prevención y Reacción en varios puntos de Ibiza con varios registros simultáneos. Los dos presuntos cabecillas de la organización pasaron este jueves a disposición judicial e ingresaron en prisión acusados de presuntos delitos de incendio, lesiones graves, homicidio y pertenencia a organización criminal, entre otros delitos. Los otros tres arrestados quedaron en libertad tras pasar por dependencias policiales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información