Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores piden que se acelere el concurso público de RTVE

Los sindicatos elogian la cobertura de la jornada electoral en la televisión estatal

Ana Blanco y Carlos Franganillo durante el especial Elecciones Generales del 28 de abril en TVE.
Ana Blanco y Carlos Franganillo durante el especial Elecciones Generales del 28 de abril en TVE.

La renovación del consejo de administración de RTVE lleva paraliza desde la convocatoria electoral. El concurso público que se puso en marcha durante la anterior legislatura ha entrado en fase de letargo y no hay fecha para su resolución. Los trabajadores de la corporación reclaman que desbloquee y se resuelva cuanto antes la elección por el Congreso y el Senado de los órganos de gobierno de la compañía estatal.

La sección sindical de CCOO reclama que, dadas las mayorías que se formarán en el Congreso y el Senado, se impulse sin demoras el concurso público para la elección de los miembros del consejo de administración y del presidente de la corporación. Desde el pasado julio, el grupo estatal está dirigido por la periodista Rosa María Mateo, designada administradora única provisional de la sociedad por una mayoría de los diputados.

Los Consejos de Informativos de RTVE, que representan a los trabajadores de los noticieros, consideran "muy importante" que se resuelva de forma transparente y lo antes posible el concurso público. Este proceso está atascado en el Congreso por la disolución de las Cortes el pasado 5 de marzo.

En abril, los Consejos propusieron a los partidos con representación parlamentaria que se comprometieran a sacar adelante el concurso. Unidas Podemos y las fuerzas minoritarias (ERC, PNV o Compromís) dieron su apoyo explícito. Pero pocas horas antes del cierre de la campaña electoral, el pasado viernes, ni PSOE ni PP ni Ciudadanos habían hecho público su respaldo. 

En cuanto a la cobertura informativa, os sindicatos de la corporación han elogiado este lunes el trabajo de la noche electoral, emitido desde el emblemático Estudio 1 de Prado del Rey y presentado por Ana Blanco y Carlos Franganillo. Para CC OO, fue un espacio "sobresaliente", que ha puesto al grupo estatal "en lo más alto del servicio público". 

También UGT ha asegurado que en calidad, RTVE fue "imbatible" y ha señalado que la audiencia "agradeció y apreció" la calidad técnica e informativa de la televisión pública. Este sindicato valora "la puesta en escena y el planteamiento, moderno, atractivo y una imagen de seriedad que dista de cualquier otra oferta, alejándose del sensacionalismo".

La noche electoral es, tradicionalmente, una cobertura en la que se extrema la rivalidad entre las cadenas. TVE desbrozó a partir de las 20.00 el camino a las cadenas privadas gracias al sondeo encargado por las televisiones públicas para elaborar proyecciones de escaños al cierre de los colegios. De los dos sondeos difundidos a esa hora, el de los entes públicos fue el que más se aproximó a los resultados finales.

Elaborado por la marca demoscópica GAD 3, no fue un sondeo a pie de urna, como en otras ocasiones, sino una encuesta realizada durante los días previos a los comicios. El trabajo de campo se llevó a cabo por oleadas entre el 12 y el 27 de abril, un día antes de la cita con las urnas. Fueron en total 12.000 entrevistas telefónicas. El coste ascendió a 75.000 euros. De este precio RTVE pagó la mitad y los entes regionales la otra mitad.

La difusión del sondeo electoral a través de RTVE y de las televisiones públicas autonómicas sirvió para alimentar al resto de la televisiones, las emisoras de radio y los diarios digitales durante más de una hora. Hasta que el Ministerio del Interior comenzó a difundir datos oficiales, ya sobre el recuento de las papeletas, el principal elemento informativo era este sondeo y sus proyecciones de escaños en el hemiciclo.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >