_
_
_
_

Ciudadanos avanza como nadie en la España vacía

El PSOE consigue ser la fuerza más votada, el PP baja casi la mitad, y Podemos conserva solo uno de sus ocho diputados

Dos votantes salen de un colegio electoral en Parauta (Málaga). En vídeo, así se presenta le presenta al PSOE el escenario de posibles pactos.Foto: atlas | Vídeo: JORGE GUERRERO (AFP) / ATLAS

Consulte aquí todos los resultados de las elecciones generales.

Ciudadanos sacó una buena tajada de la España vacía: 13 escaños de los 66 en disputa cuando hasta ahora carecía de representación en estos territorios. El PSOE —27 diputados, ocho más que en las últimas elecciones— fue la formación política más votada.

Más información
Las reacciones a los resultados electorales
El PSOE gana las elecciones pero necesita pactar y el PP sufre una derrota histórica
Editorial | Victoria socialista
La jornada de las elecciones generales en España, en imágenes

El PP, hegemónico hasta ahora en estas provincias, queda relegado a la segunda posición, pasa de 36 asientos en el Congreso a solo 20. Podemos es el segundo gran derrotado del 28-A al conservar solo un escaño (el de Álava) cuando tenía ocho. Vox se queda sin representación en las 19 provincias menos pobladas de España.

Lastrado por la irrupción del partido de ultraderecha, el PP sufre una derrota amplía en la España abandonada. La suma del porcentaje de voto obtenido por PP (entre el 20% y el 30%) y Vox (alrededor del 10% en la mayoría de las provincias) no alcanzó en ningún caso a los resultados cosechados por el partido conservador en las elecciones de 2016.

El gran beneficiado del reparto de los 66 escaños fue Ciudadanos, que se había quedado en 2016 a las puertas de conseguir representación en esas provincias. Muchos de los escaños que disputó entonces se los arrebató por escaso margen Podemos, que llegó a sumar hasta ocho diputados en la última cita electoral. Ciudadanos suma en las 19 provincias menos pobladas de España hasta 13 escaños, la mitad de los 25 que ha subido en toda España.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Todos los partidos políticos llenaron sus programas electorales de promesas para mejorar las condiciones de vida en estas provincias y potenciar los servicios públicos esenciales. Pero solo dos de esas formaciones políticas (PSOE y Ciudadanos) consiguieron mejorar sus resultados de 2016.

La batalla electoral en la España despoblada se saldó con estos resultados en las ocho comunidades autónomas afectadas:

Castilla y León. El PP ha perdido casi la mitad de su fuerza parlamentaria en uno de sus principales graneros de votos, donde tenía 16 diputados, y pasará a tener nueve escaños en el nuevo Congreso de los Diputados. El PSOE pinta de rojo una comunidad autónoma que le ha dado la espalda en las últimas generales y autonómicas.

Los socialistas aprovecharon en muchos casos la entrada de Vox con un porcentaje importante de votos para superar al PP como primera fuerza y arañar hasta dos escaños (pasa de ocho diputados a 10).

Ciudadanos conquista Castilla y León, comunidad en la que no tenía hasta el momento representación en el Congreso de los Diputados, con siete diputados (obtiene escaño en todas las provincias salvo en Soria).

Castilla-La Mancha. En las tres provincias menos pobladas (Cuenca, Guadalajara y Albacete), el PP pierde la mitad de su representación (de seis diputados se queda con tres), mientras que el PSOE sube dos (de tres a cinco) y Ciudadanos tendrá por primera vez dos asientos en el Congreso. Podemos pierde el único diputado que tenía por Albacete.

Aragón. Ciudadanos es el único que gana presencia en esta comunidad autónoma con dos representantes nuevos, los que pierde el PP (en Teruel) y Podemos (Huesca).

Extremadura. Cáceres repartía cuatro escaños. El PSOE mantiene sus dos representantes en esta provincia extremeña, pero el Partido Popular pierde uno de los dos escaños que tenía y que pasan a engrosar el botín de Ciudadanos.

País Vasco. La provincia con menos población de Euskadi (Álava) dejó al PP sin el escaño que tenía, y por el que se presentó uno de los hombres fuertes del nuevo PP, Javier Maroto, que se queda fuera del Congreso de los Diputados. Ese escaño pasa a EH Bildu.

La Rioja. El PSOE gana un escaño (tendrá dos), mientras Podemos pierde la representación en esta autonomía uniprovincial a favor de Ciudadanos.

Cataluña. En Lleida, donde los socialistas se quedaron sin representantes en las elecciones generales de 2016, el PSC arañó uno de los cuatro escaños en disputa. Podemos, que fue la lista más votada en Cataluña en las pasadas elecciones generales, perdió el diputado que tenía y Esquerra Republicana de Cataluña se convirtió en hegemónico en esta provincia con dos representantes; el restante lo mantuvo Junts per Catalunya.

Galicia. En Orense, el PP perdió uno de los tres escaños que tenía a favor del PSOE, que tendrá dos representantes. En Lugo, el PP mantiene sus dos diputados mientras los socialistas empatan a escaños con la formación conservadora gracias a que arrebatan a Podemos el representante que tenía.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_