Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cofradía de Mena pide a Casado, Rivera y Abascal que no vayan al desembarco de la Legión en Málaga

En una carta enviada a sus respectivos partidos, argumentan que lo hacen para evitar “tensiones de carácter político” y para mantener la esencia religiosa del acto

Traslado del Cristo de la Buena Muerte, de la cofradía de Mena, por la Legión.
Traslado del Cristo de la Buena Muerte, de la cofradía de Mena, por la Legión.

La cofradía de Mena, en Málaga, ha pedido a Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal que no asistan al traslado del Cristo de la Buena Muerte, que tendrá lugar en la mañana del próximo Jueves Santo. Lo hace para evitar "tensiones de carácter político o ideológico" en dicho acto y que este no se convierta en "escenario de debate electoral". "Es el acto fundamental de nuestra cofradía. Y no queremos que se convierta en algo político. Es un evento religioso, de emoción, pero no de colores políticos", ha explicado Ramón Gómez, primer teniente hermano mayor de la cofradía.

En la mañana del Jueves Santo se viven algunos de los momentos más vistosos y populares de la Semana Santa malagueña. Cada año acuden miles de personas a ver cómo los caballeros legionarios desembarcan en el puerto —este año del buque Furor—, cantan su himno, El novio de la muerte, y trasladan la imagen del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Ánimas. Pablo Casado y Santiago Abascal habían ya anunciado su presencia en este acto, aunque Albert Rivera aún no había aclarado su agenda malagueña para esa jornada. Para analizar la situación, la Junta de Gobierno y el Consejo de la Cofradía convocaron una reunión extraordinaria. Y decidieron, por unanimidad, realizar la petición a los líderes políticos. Su hermano mayor, Antonio de la Morena, llamó primero a los gabinetes para explicar la situación y, más tarde, envió una carta. Según la cofradía, "unos lo han entendido a la primera y, otros, a la segunda".

"Nos vemos obligados a solicitarle que tenga a bien no asistir a ninguno de los actos que tenemos previstos para este año dada la proximidad del escenario electoral, evitando de esta forma que los mismos puedan llegar a convertirse en un acto más de campaña electoral, situación esta que no debemos consentir por ser contraria al espíritu y finalidad de lo que celebramos, además de ser radicalmente opuesta a los estatutos por los que se rige la congregación", dice la misiva firmada por De la Morena.

El año pasado hasta cuatro ministros (Defensa, Justicia, Interior y el portavoz del Ejecutivo) del entonces gobierno del PP acudieron al evento. La cofradía gestionó entonces 150 acreditaciones de prensa. En esta ocasión ya superaban las 300. "Eso nos hacía prever que el acto iba a ser de todo menos religioso. Y no lo podíamos permitir", subraya Gómez. Margarita Robles, ministra de Defensa, que había sido invitada antes de que se anunciara la convocatoria de elecciones, llamó hace unos días al hermano mayor de la cofradía para declinar la invitación "para no quitar protagonismo al Cristo en plenas elecciones", según ha explicado el primer teniente hermano mayor. La cofradía ha invitado a todos los líderes políticos a asistir en otras fechas a sus instalaciones o a estos mismos actos el año que viene "cuando ya no haya elecciones".

Desde Ciudadanos, donde confirman la recepción de la carta, explican que tenían programada una visita privada con la cofradía. "Nunca pensamos ir al desembarco", subrayan fuentes del partido. "En cualquier caso, entendemos y respetamos la decisión de la cofradía y dejamos claro que siempre sería a título privado la visita respetando las tradiciones". Vox también se ha pronunciado: "Respetamos la explicación del señor De la Morena e informamos de que Abascal no acudirá a los actos que organice la cofradía del Cristo de la Buena Muerte".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información