Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La madre del niño Gabriel, un año después de su desaparición: “No he vuelto a trabajar y sigo de baja”

Los padres del menor insisten en incluir en el proceso de su hijo la muerte en Burgos de la hija de cuatro años de Ana Julia Quezada, asesina confesa de Gabriel Cruz

Ángel Cruz y Patricia Ramírez, padres del pequeño Gabriel, este miércoles en una rueda de prensa en Almería. En vídeo, las declaraciones de ambos. Foto: FERMÍN RODRÍGUEZ | Vídeo: Atlas

Ángel Cruz y Patricia Ramírez, padres del pequeño Gabriel, asesinado según confesión propia por Ana Julia Quezada, van a solicitar de nuevo que todo lo investigado en Burgos respecto de la extraña muerte de la hija de cuatro años de la asesina confesa mientras se encontraba a su cuidado sea incorporado a la vista oral que comenzará en breve. "Todo el historial de lo ocurrido en Burgos, haya prescrito o no, tiene mucho que ver con el caso de nuestro hijo", consideran los padres de Gabriel. Ya lo pidieron en el periodo de instrucción, pero no fue admitido. La niña de cuatro años murió al caer por una ventana en 1996 y, a pesar de las dudas, el caso se cerró como una muerte accidental.

Gabriel tenía ocho años el 27 de febrero de 2018 cuando desapareció a las tres de la tarde en las cercanía de la casa de su abuela en Las Hortichuelas (Níjar), donde iba a pasar el puente del Día de Andalucía. Tras una búsqueda de 12 días, la Guardia Civil detuvo a Ana Julia Quezada mientras trasladaba el cuerpo del pequeño. Exactamente un año después, los padres han querido atender a todos los medios de comunicación juntos para “tratar a todos por igual ante las muchas peticiones de entrevista que hemos recibido”. La madre de Gabriel ha pedido a los medios que tengan un cuidado especial con lo que publican en estos momentos, justo antes de que se inicie la vista oral con jurado que deberá dictar sentencia sobre Ana Julia Quezada.

Los padres insisten en la necesidad de que no se publique nada que pueda llevar luego a la defensa a solicitar un juicio nulo porque el ruido mediático hubiera podido influir de alguna manera en el jurado. Patricia y Ángel quieren evitar “debates innecesarios” que impidan lo que buscan, una sentencia “incuestionable, inquebrantable y, desde luego, irrefutable”. "Queremos dos cosas: justicia para Gabriel y que esta mujer no haga daño a nadie más”, señalaron.

Tanto Patricia como Ángel han hecho balance de este primer año sin su hijo. “Intenté retomar mi vida profesional, relacionada con el ejercicio físico y la animación deportiva, en la que tengo que animar con un micrófono a la gente a hacer ejercicios, pero tiene una repercusión pública tan grande que me ha sido imposible. No he podido volver y sigo de baja”, ha contado Patricia. Además, ha dicho que tuvo que dejar su vivienda anterior y mudarse a una nueva. Y ha añadido: “En la parte emocional y psicológica seguimos teniendo el apoyo de los especialistas, que nos ayudan a aguantar el dolor de su ausencia”.

Ángel Ramírez sí ha vuelto a trabajar: “Me está sentando bien para evitar tantos pensamientos que me vienen sobre qué podía haber hecho yo por evitar esto. Necesitaba centrarme en mi trabajo para no martirizarme”. El padre ha añadido que con frecuencia “tiene sentimiento de culpabilidad”: “de si mi hijo estaría vivo si yo no hubiera empezado esta relación con esta mujer”. Ángel ha confesado:  “Algunas veces he pensado en el suicidio, pero sé que uno no se va cuando uno decide irse. Sé que me toca, por él, vivir la vida de una forma digna y que él este orgulloso de su padre. Además, todos los que nos han apoyado merecen nuestra fuerza”.

Este miércoles se ha cerrado la instrucción del caso –el periodo de investigación judicial– y en breve se determinará la fecha del juicio con jurado que se desarrollará en la Audiencia provincial. Hoy existía la posibilidad de que acudiera Ana Julia Quezada a hacer una última intervención, pero su defensa lo ha declinado, por lo que no ha aparecido en los juzgados. La madre se ha referido en público a Ana Julia Quezada, dominicana de 44 años, como “la asesina” por primera vez en este año. Esta ha sido, precisamente, la única palabra gruesa que se ha oído. Los padres han insistido en la necesidad de mantener el tipo y hablar “de lo bueno que ha salido de miles de personas y no de lo malo de una única mujer”. "No queremos manejarnos en el dolor y la venganza”, han concluido.

Prisión permanente revisable

A los padres de Gabriel le han preguntado si están de acuerdo con la petición de su abogado de prisión permanente revisable para Ana Julia Quezada. “Nosotros no sabemos de leyes y hacemos lo que nos dice nuestro abogado”. Ambos han reconocido que no han asistido a debates de apoyo a esta prisión permanente revisable. Otros padres en su misma situación, han dicho, sí acuden. “En este año, se nos está tratando de forma justa. Esta mujer está en la cárcel y no ha habido ninguna imprudencia con ella”, han dicho los padres, en referencia a que no se le han concedido permisos de salida ni libertad provisional.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información