Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juicio contra el PP por los ordenadores de Bárcenas se aplaza hasta después de las elecciones

El juez atiende la petición de los abogados de los imputados, que alegaron que las fechas fijadas coincidían con otras vistas en las que participan

Barcenas
Luis Bárcenas acude a una de las sesiones del juicio del caso Gürtel.

El juicio por la destrucción a martillazos de los discos duros del extesorero del PP, Luis Bárcenas, no se iniciará, finalmente, el próximo 9 de abril, como estaba previsto. El titular del Juzgado de lo Penal número 31 de Madrid ha accedido a suspender la vista ante la petición de los abogados defensores del PP y de otros dos altos cargos del partido, que habían alegado que las jornadas previstas para la celebración del juicio coincidían con otras vistas en las que participan como abogados, entre ellas el caso Bankia.

El juzgado no fija una nueva fecha para la celebración de la vista, en la que por primera vez en la historia se sentaba un partido como persona jurídica en el banquillo de los acusados, y pide a las partes que propongan nuevos días de los meses de mayo y junio para poder iniciarlo, según se detalla en una diligencia de ordenación del juzgado a la que ha tenido acceso EL PAÍS y fechada el pasado 13 de febrero. La defensa de Carmen Navarro, tesorera de la formación e imputada en la causa, ya ha planteado en un escrito retrasarlo al menos hasta julio.

La vista iba a celebrarse los días 9, 10, 11, 12 y 15 de abril, en plena precampaña y campaña para las elecciones generales del 28-A, después de que el pasado diciembre la titular del Juzgado de Instrucción 32 de Madrid, Rosa María Freire, hiciera público el auto por el que se abría definitivamente juicio oral por la destrucción por parte del PP de los ordenadores que Luis Bárcenas utilizaba cuando era el tesorero de la formación y que se quedaron en la sede del partido cuando estalló el escándalo de la caja b.

Además, del PP y la actual responsable de las finanzas de la formación, en el banquillo de los acusados se sentarán el asesor jurídico del PP Alberto Durán y el exresponsable informático José Manuel Moreno. Todos ellos lo hacen por los delitos de daños informáticos y encubrimiento. En la vista estaba previsto que declarasen el extesorero y la que fue su principal rival dentro del partido, la ex secretaria general María Dolores de Cospedal.

Para todos ellos la Fiscalía pide la absolución al considerar que “no se ha acreditado” que el borrado y formateado de los discos duros de Bárcenas “haya causado daño grave” ni al extesorero —que denunció el caso, pero luego retiró la acusación— ni a la investigación judicial sobre la financiación ilegal del PP que inició en 2013 el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz y que, en la actualidad, aún instruye su compañero José de la Mata. La única acusación en esta causa es la que llevan a cabo, como acusación popular, Izquierda Unida, las asociaciones de abogados Adade y el observatorio DESC.

Bárcenas, antes de retirarse como acusación, señaló que en uno de los discos duros borrados había datos sobre los manejos de la caja b del partido como listados de donantes, agendas de personas con la que se había reunido, recibos de pagos con la contabilidad paralela, hojas excel con presupuestos de campañas electorales o detalles de sus cuentas en Suiza.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información