Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RADIOGRAFÍA DE LOS COMICIOS AUTONÓMICOS Y MUNICIPALES DEL 26 DE MAYO

La fragmentación dispara la incertidumbre electoral

Con el electorado más fragmentado que nunca, los gobiernos autonómicos y locales dependerán de los pactos. Ciudadanos puede llegar acuerdos con el PP y PSOE. Las urnas medirán la fuerza del fenómeno Vox

Las alcaldesas de Madrid y Barcelona, Manuela Carmena y Ada Colau en Madrid en marzo.
Las alcaldesas de Madrid y Barcelona, Manuela Carmena y Ada Colau en Madrid en marzo.

Madrid. Todos están pendientes de Vox. El partido que lidera Santiago Abascal no tiene una estructura tan arraigada en ninguna otra región de España, y cuenta aquí con el grueso de sus afiliados (6.900 de 27.000). La posibilidad de que el PP mantenga el gobierno regional (que ocupa desde hace casi un cuarto de siglo) y reconquiste la capital (donde Manuela Carmena parte como para favorita) pasa por un acuerdo a tres bandas entre PP, Ciudadanos y Vox. La apuesta de Íñigo Errejón por encabezar el proyecto autonómico de la plataforma de Carmena (Más Madrid) coloca a la izquierda ante un escenario incierto (división o multiplicación). Ciudadanos está dispuesto a acordar el gobierno regional con el PSOE, líder de los sondeos, si en esa operación no es necesaria la participación de Podemos. En las dos circunscripciones se negociará en paralelo, lo que abre la puerta a las contrapartidas y a las compensaciones: para el PP la prioridad es mantener la Comunidad; para Ciudadanos, el objetivo es que Begoña Villacís logre la alcaldía.

La fragmentación dispara la incertidumbre electoral

Comunidad Valenciana. Las elecciones confirmarán si la coalición progresista que gobierna la Generalitat desde 2015 (PSOE y Compromís con el apoyo parlamentario de Podemos) ha venido para quedarse o es sólo un paréntesis tras dos décadas de gobiernos del PP. La última encuesta reflejaba ayer un estancamiento de los socialistas y Compromís, la caída de Podemos y el ascenso al 13,15% de Vox a costa del PP. En Valencia, sondeos internos de Compromís, partido del alcalde Joan Ribó, revalidan el actual gobierno progresista y advierten de la entrada por la derecha de Vox.

Castilla y León. El PP se juega ampliar su hegemonía en una comunidad que gobierna desde 1987. Alfonso Fernández Mañueco, exalcalde de Salamanca, releva a Juan Vicente Herrera, presidente autonómico desde 2001. Enfrente tendrá al PSOE, donde se ven con opciones. Acostumbrado a gobernar con mayorías absolutas hasta 2015, el PP mantuvo la Junta gracias al acuerdo con Ciudadanos. Luis Tudanca, que repite como candidato socialista, confía en aprovechar el desgaste de los populares tras 32 años de gestión y escándalos de corrupción como el caso Enredadera (una trama para adjudicar contratos para la colocación de semáforos y radares). Distintos actores otorgan a Ciudadanos el papel clave para que haya o no cambio.Otro socialista, Óscar Puente, es el favorito para repetir como alcalde de Valladolid, tras poner fin a 20 años de mandatos del PP en la capital.

Castilla-La Mancha. El socialista Emiliano García-Page se ve en condiciones de reeditar el acuerdo con Podemos o de llegar a otro con Ciudadanos. El PSOE ha gobernado siempre la comunidad, salvo entre 2011 y 2015, cuando lo hizo la popular María Dolores de Cospedal. El partido de Albert Rivera parece en condiciones de entrar en las Cortes con tres o cuatro diputados. El PSOE quiere añadir a sus gobiernos municipales de Toledo, Ciudad Real y Puertollano las alcaldías de Cuenca y Talavera (PP). Guadalajara y Albacete, también bajo dominio de los populares, están más abiertas.[/TEX]

Aragón. Javier Lambán (PSOE) fue investido presidente en 2015 con el apoyo de Podemos, la Chunta Aragonesista e IU. La mayor fragmentación de voto dificulta los pronósticos en una comunidad que ya era multipartidista antes de la irrupción de Podemos y Ciudadanos. Los de Rivera pueden tener en esta ocasión la llave de la gobernabilidad ante el empate técnico entre el PP y el PSOE. Podemos y sus aliados de las confluencias dan por perdida la alcaldía de Zaragoza. Una encuesta coloca a los socialistas como primera fuerza en la capital y a Pilar Alegría como futura alcaldesa.

Murcia.Todo apunta a que el PP volverá a ser la fuerza más votada, como ocurre desde 1995, pero lejos de la mayoría absoluta que logró en 2011 (33 de los 45 escaños de la Asamblea Regional) y de sus 22 actuales. La última encuesta del Centro de Estudios Murcianos de Opinión Pública les daba 16; 13 al PSOE, 10 a Ciudadanos y 5 a Podemos. Vox entraría en la Cámara autonómica con dos parlamentarios y quedaría fuera el partido regionalista Somos Región, liderado por el ex presidente<MC></MC> Alberto Garre, exmilitante del PP. La comunidad estrena ley electoral: pasa de cinco a una cirncunscripción y desciende al 3% el porcentaje de votos para entrar en la Asamblea, lo que favorecerá a partidos minoritarios.

Extremadura. El presidente socialista Guillermo Fernández Vara, aspira a su tercer mandato y el popular José Antonio Monago, de 53, anhela el acuerdo andaluz para volver a ocupar la silla presidencial. La llave la tendrán Ciudadanos, Podemos y Vox. La mayoría absoluta está en 33 escaños y conseguir uno cuesta alrededor de 25.000 votos. “Para que sigamos gobernando, será clave la movilización del voto de centro-izquierda”, afirma un portavoz del PSOE, que baraja pactar con Ciudadanos o Podemos. El PP reconoce que perderán votos: “Pero quien menos pierda, ganará las elecciones”, dice Fernando Manzano, secretario general del partido en la Comunidad. El partido de Albert Rivera es la formación que más crecerá, según las encuestas internas. “Creemos que podríamos lograr 10 diputados [ahora tienen uno]”, cuenta Cayetano Polo, portavoz del partido en la región.

Asturias. Los bloques de izquierda y derecha librarán uno de sus pulsos más intensos en el Principado. Javier Fernández, presidente desde 2012, se retira y da paso a Adrián Barbón, quien tiene una buena relación con Podemos a diferencia de su antecesor. Las réplicas de la crisis entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón es el factor ajeno que más preocupa al PSOE, seguro de mejorar sus resultados. También el ruido interno en IU: su portavoz parlamentario, Gaspar Llamazares, ha dejado la formación. La suma de las tres izquierdas es igual a 28 escaños, cinco más de la mayoría absoluta. La alianza de bloques será más justa en Oviedo, con alcalde socialista, y Gijón (Foro Asturias).

La fragmentación dispara la incertidumbre electoral

Cantabria. La batalla por la comunidad está muy abierta— hasta seis partidos podrían obtener representación—. El PP no descarta la posibilidad de un pacto a la andaluza para gobernar y arrebatar la presidencia a Miguel Ángel Revilla, que gobierna con el apoyo del PSOE. Podemos y Ciudadanos han mermado su presencia parlamentaria por las escisiones y crisis internas, que en la formación morada incluyen acusaciones de acoso laboral y expulsiones, y en la naranja, un tránsfuga. En Santander, los populares conservan la alcaldía gracias a un pacto con Ciudadanos.

Baleares.La presidenta autonómica, Francina Armengol (PSOE), espera revalidar el pacto con los econacionalistas de Més per Mallorca y el apoyo externo de Podemos. El PP tiene muy complicado obtener una mayoría absoluta como la de 2011 con José Ramón Bauzá, que se dio de baja del partido el pasado 23 de enero. Además de Vox, formaciones regionalistas que ya cuentan con escaños autonómicos, como Proposta per les Illes, pretenden rascar en el caladero de votos de los populares y pueden resultar decisivos para inclinar la balanza hacia un gobierno de pacto.

Canarias. Ha modificado el sistema electoral con el aumento de diez diputados, 9 a la circunscripción regional y uno por población en Fuerteventura. Los sondeos señalan que el PSC-PSOE ganaría las elecciones. Ciudadanos, que en los anteriores comicios se quedó a 50.000 votos de tener representación, entraría con fuerza y Vox obtendría entre uno y dos escaños. El PP perdería tres escaños mientras que Podemos experimentaría una sensible bajada. Agrupación Socialista Gomera subiría un diputado y Nueva Canarias mantendría los cinco. Coalición Canaria aspira a seguir siendo la llave de gobierno. En el Cabildo de Tenerife, la reforma electoral establece el aumento de dos consejeros: Coalición Canaria ganaría las elecciones, pero las encuestas dan una subida al PSC-PSOE.

Navarra.Uxue Barkos (Geroa Bai) ha sido la primera nacionalista vasca en llegar a la presidencia navarra y lo ha hecho con el apoyo estable de EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra. Ahora hay siete grupos en el Parlamento navarro y nunca un partido ha logrado mayoría absoluta. En 2015 Ciudadanos se quedó a 300 votos de entrar y ahora los sondeos afirman que lo hará y que puede salir el PP, que ahora tiene dos escaños.

País Vasco. El PNV parte con una holgada ventaja para reeditar los resultados de 2015, cuando asumió el mayor poder institucional de la historia: gobierna las tres diputaciones y las tres capitales, además de otros ayuntamientos relevantes gracias a su pacto con los socialistas. Las últimas encuestas colocan al partido en un escenario aún mejor. Los nacionalistas podrían ganar en Vitoria, donde hace cuatro años quedaron por detrás del PP y EH Bildu. Los socialistas podrían beneficiarse de la crisis interna de Podemos.

La Rioja. El PP aspira a seguir gobernando en la comunidad y el Ayuntamiento de la capital pese a algunas encuestas que prevén una caída en favor de Ciudadanos y Vox. El presidente popular, José Ignacio Ceniceros, es amigo personal de José Antonio Ortega Lara, que ahora milita en el partido de Santiago Abascal. En Logroño, los sondeos dan a los populares cuatro concejales menos que en 2015, los mismos que ganaría Ciudadanos.

Galicia. Aunque no celebra autonómicas, las elecciones municipales pondrán a prueba la influencia de Alberto Núñez Feijóo. La mayoría absoluta que logró en 2016 lo convirtió en un héroe ante sus compañeros, pero se produjo solo 16 meses después de que los populares gallegos sufrieran en los comicios locales uno de sus peores batacazos. De siete ciudades y cuatro Diputaciones solo consiguieron gobernar las de Ourense, controlada por los rivales internos de Feijóo en el partido. En Marea está al borde de la ruptura y los resultados de las tres mareas municipales que en 2015 desalojaron al PP de A Coruña, Santiago y Ferrol condicionarán la fuerza de la que dispondrán los críticos con la actual dirección, entre los que está Podemos, para constituir otro espacio político. Para el PSdeG-PSOE, después del desastre de las autonómicas, será la primera cita electoral con Gonzalo Caballero al timón. Las encuestas pronostican que su tío Abel Caballero arrasará en Vigo.

Cataluña. El independentismo se ha puesto como meta arrebatar la alcaldía de Barcelona a Ada Colau, pero llega más dividido que nunca, con al menos cuatro candidaturas: Esquerra Republicana, el PDeCAT, la CUP y la del independiente Jordi Graupera, que fue elegido en unas primarias ciudadanas al margen de los partidos. Las encuestas muestran un cara a cara entre Esquerra, cuyo candidato será el exsocialista Ernest Maragall, y Colau. Comunes y republicanos empiezan a flirtear ante un posible acuerdo post electoral. Al otro lado, está el exprimer ministro francés Manuel Valls, que concurre bajo una plataforma en la que está Ciudadanos. El PSC y el PP intentarán recuperarse de los peores resultados de la historia: los populares cambian de cara –el empresario Josep Bou toma el relevo de Alberto Fernández Díaz— y los socialistas fían sus esperanzas en el segundo intento de Jaume Collboni.

Andalucía. Los socialistas, que gobiernan en más de la mitad de los municipios andaluces, son conscientes de que la pérdida de poder autonómico y el efecto Vox puede otorgarles, como el 2 de diciembre, victorias insuficientes que no puedan apuntalar ante la posible debacle de Adelante Andalucía, según las fuentes consultadas. El PP espera compensar los malos pronósticos con el impulso que da detentar el poder en la Junta. Ciudadanos no ha elegido aún a sus candidatos, pero las encuestas le otorgan una subida y esperan ser decisivos. Vox tampoco ha nombrado a los suyos. Los sondeos le dan opciones de ganar en la localidad almeriense de El Ejido y podría ser la llave en gobiernos locales.

Información elaborada por: José Marcos, Juan José Mateo, Sonia Vizoso, Manuel Viejo, Camilo S. Baquero, Cristina Vázquez, Virginia Vadillo, Lucía Bohórquez, Pedro Gorospe, Mikel Ormazábal, Pedro Hernández Murillo, Eva Sáiz, Nicolás Pan-Montojo.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >