Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gonzalo Domínguez: “Somos libres”

El periodista español es liberado tras un arresto e interrogatorio de 12 horas por parte de la policía política venezolana

Gonzalo Domínguez, a la izquierda, acompañado por el cónsul adjunto de España en Caracas, Julio Navas, en el centro. En vídeo, declaraciones de Borrell.

“La verdad es que no sé lo que ha pasado”, reconoce a EL PAÍS el periodista Gonzalo Domínguez (Madrid, 1986). Está bien, a pesar de su arresto de 12 horas. Este miércoles fue capturado junto a otros dos compañeros en la sede de la agencia Efe por los agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN). Ya está en libertad, pero no para volver a Bogotá (Colombia), donde tiene su residencia desde 2014.

Domínguez cuenta que él y sus compañeros colombianos Mauren Barriga y Leonardo Muñoz no estuvieron retenidos en una celda, sino que quedaron bajo llave en una oficina del SEBIN. Y dice, con sorpresa, que no los van a deportar. “Somos libres. Podemos volver a Caracas”, ha reconocido durante la conversación telefónica con este diario. De hecho, en el momento de su liberación se les ha acercado un alto cargo del SEBIN, que no se ha identificado, y les ha pedido perdón. “Nos ha dicho que sentía lo que había ocurrido. No tengo muy claro por qué no nos han deportado. Ahora seguiremos informando desde aquí. No quiero marcharme, he venido a hacer un trabajo y no me marcharé sin hacerlo”, explica Domínguez.

A las diez de la noche se presentaron cinco agentes del SEBIN, armados y con chalecos antibalas, en el hotel de Caracas donde estaban alojados los tres periodistas de refuerzo de la agencia Efe. El fotógrafo Leonardo Muñoz estaba en paradero desconocido desde el día anterior y Domínguez creía que los agentes venían a por sus cosas. “Venían a por nosotros. Llamé a la directora de Efe, que se presentó inmediatamente con dos abogados, y los ánimos se calmaron. Nos hicieron recoger todas nuestras cosas y nos llevaron al Helicoide [un edificio con forma de pirámide que funciona como sede del SEBIN]. Al entrar nos esposaron y nos metieron en una oficina administrativa, una típica sala de funcionarios”, cuenta el periodista español.

Periodistas, no turistas

El lugar no tiene ventanas y Domínguez perdió la noción del tiempo. No sabe durante cuántas horas estuvieron interrogándole, pero sí sabe que pasó 12 horas arrestado, hasta las 10 de la mañana, hora local. “Pregunté si es que pesaba sobre mi algún delito y me dijeron que no, que solo era una investigación”, añade. Afirma que no hubo violencia, a pesar de haber sido interrogado durante horas. Al parecer, los oficiales querían saber por qué estaban allí y no en Brasil o en Argentina y les acusaban de haber cruzado la frontera como turistas. El periodista español aclara que no fue así, que en la frontera se declararon periodistas de refuerzo a sus compañeros de Caracas.

Ha sido el cónsul adjunto de España en Caracas, Julio Navas, el que ha llevado en coche a Domínguez y a Mauren Barriga, su compañera cámara, de vuelta al hotel para que se asearan y descansaran después de la experiencia. Los periodistas de Efe llegaron de refuerzo desde Colombia el pasado 27 de enero, para cubrir los acontecimientos de Venezuela, tras la autoproclamación de Juan Guaidó, jefe del Parlamento, como presidente interino del país.

Domínguez, historiador de formación, llegó a Latinoamérica en 2013, concretamente a Brasil, cuando empezó a trabajar para la agencia con 27 años. El pasado julio estuvo en Nicaragua, cubriendo la represión de Daniel Ortega. Dos horas antes de su arresto, Gonzalo mandó un mensaje de voz por WhatsApp a sus padres, en el que trató de tranquilizarles ante la noticia que había empezado a correr por las redes sociales: un reportero de la agencia Efe había sido detenido. Él les decía que estuvieran tranquilos, que era una noticia falsa. “Estoy bien, estoy en la delegación. No ha pasado nada. No os vayáis a preocupar”, les dijo en su grabación. Dos horas más tarde fue detenido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información