Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS i

El voto del PP se resquebraja

Según el último CIS, solo la mitad de los votantes populares tiene intención de repetir su voto. Un 18% está indeciso, un 14% ahora votaría por Vox y el 16% lo haría por Ciudadanos

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, en Fitur 2019. Lavandeira EFE. Vídeo: Atlas

El último barómetro del CIS trae noticias pésimas para el Partido Popular. El porcentaje de personas con intención de votar por el partido conservador en unas hipotéticas generales cae del 19,1% al 14,9 % desde diciembre. Pero no es ese el peor dato para la formación.

La alarma salta en otra pregunta: ¿cómo dicen que votarían ahora las personas que en 2016 votaron por el PP? Solo la mitad tiene intención de repetir aquel voto. Un 18% se declara indeciso y hasta un tercio son votantes en fuga hacia otras fuerzas. El 14% de los votantes del PP votaría ahora por Vox y el 16% lo haría por Ciudadanos. Los populares, que durante años pudieron presumir de la fidelidad de sus apoyos, muestran una debilidad sin precedentes. La serie de intención de voto del CIS arranca en 1996 y el PP nunca había estado peor.

El voto del PP se resquebraja

Otras encuestas diferentes del CIS arrojan datos parecidos. En el promedio de sondeos elaborado por EL PAÍS, con las estimaciones de una docena de encuestadoras diferentes, el PP apenas supera el 21% de votos y lleva perdiendo apoyos desde las generales de 2016. Los populares solo repuntaron durante el verano, poco después de la llegada del PSOE al Gobierno y coincidiendo con la elección de Pablo Casado como líder de la formación popular, pero la emergencia de Vox ha vuelto a erosionar los apoyos del Partido Popular.

El promedio de encuestas coloca al PSOE primero, con un 24,3% del voto estimado, seguido del PP (21%), Ciudadanos (18,3%), Unidos Podemos (15,5%) y Vox (10,2%). Esta es, en mi opinión y con todas las cautelas necesarias, la mejor estimación disponible para unas elecciones generales que tuviesen lugar hoy. Y aunque las cifras del CIS pueden parecer muy diferentes, en realidad no están tan alejadas.

El voto del PP se resquebraja

La diferencia se debe a que estamos comparando datos de naturaleza distinta: en el promedio usamos las estimaciones de voto que produce cada encuestador, mientras que ahora el CIS solo publica cifras de intención directa de voto, sin cocina ni ajustes de ningún tipo.

Si aplicamos un modelo de estimación a los datos brutos del CIS, ambos resultados se acercan. Para comprobarlo basta con hacer un ejercicio simplista de cocina, por ejemplo, bajo estos tres supuestos: 1) aplicamos una ponderación por recuerdo de voto, como hacía el CIS antes de la llegada de José Félix Tezanos a la presidencia; 2) asumimos que la mitad de los indecisos repetirán su voto de 2016; y 3) que las personas que no votaron en 2016 tienen la mitad de probabilidad de votar. ¿El resultado? El PSOE sería primero con un 24% de votos, seguido de PP (21%), Ciudadanos (18,6%), Unidos Podemos (18,6%) y Vox (7,5%).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información