Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno anuncia una retirada parcial de las concertinas en Ceuta y Melilla

El ministro del Interior presenta un plan de mejora de infraestructuras de Seguridad del Estado dotado con 850 millones de euros

Un joven ghanés, que pasó 49 días internado en el CIE de Aluche (Madrid), observa el centro desde el exterior.
Un joven ghanés, que pasó 49 días internado en el CIE de Aluche (Madrid), observa el centro desde el exterior.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, presentó ayer un ambicioso plan de mejora de infraestructuras de la Seguridad del Estado con un presupuesto de 850 millones. El proyecto, que se ejecutará a siete años vista, incluye la retirada parcial de las concertinas (cuchillas de las vallas) de Ceuta y Melilla, el remozado de comisarías, cuarteles de la Guardia Civil e Instituciones Penitenciarias, y un cambio de modelo en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE).

“Se van a determinar las zonas más vulnerables, es decir, aquellas en las que se han producido más intentos de saltos o que orográficamente entrañen un mayor riesgo”, explicó Marlaska en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. “Una vez identificados, serán esos los lugares en los que se retiren las concertinas y se coloquen nuevas vallas, más seguras y elementos menos cruentos”.

El plan está inspirado, según señaló el ministro, en la idea de “una seguridad con humanidad”, que anunció que vertebraría su ministerio desde su llegada el pasado mes de julio. En el mismo sentido se producirá el cambio de modelo de los ocho CIE que hay en España, y se construirá uno nuevo en Algeciras.

Con este “plan integral”, Marlaska pretende adaptar esos Centros de Internamiento de Extranjeros a los “valores humanitarios reconocidos por los organismos internacionales”, teniendo en cuenta —recordó el ministro— los informes realizados por el Defensor del Pueblo y los jueces y juezas de control, que señalaban que “no reúnen las condiciones idóneas”. De este modo, se desarrollará todo un nuevo planteamiento de centro, “un nuevo modelo que permitirá una mejora sustancial de la calidad de vida” de los inmigrantes. El primero de ellos se construirá á en Algeciras entre el próximo 2020 y el 2021, en una parcela ya conveniada en noviembre con el ayuntamiento. “Lo que se pretende es garantizar la seguridad con humanidad”.

Algunos elementos, como la concertina, “no están siendo hoy en día un obstáculo de relevancia para impedir las entradas irregulares y, sin embargo, suponen un alto riesgo para la integridad física de las personas”, argumentan en Interior. Y los datos lo avalan: En este mes de enero han entrado irregularmente por las costas y las fronteras terrestres españolas 3.128, casi el triple de personas que en el mismo periodo del año pasado.

El plan incorpora un informe elaborado por el anterior Gobierno en julio de 2017 —y “guardado en un cajón” según Marlaska— para mejorar los sistemas de circuito cerrado de televisión (CCTV) en ambas fronteras. En Ceuta (8,7 kilómetros de perímetro) se implementará un nuevo sistema CCTV, mientras que en Melilla (10 kilómetros) se ampliará el mismo y se mejorará la red de fibra óptica.

También incorpora “la frontera inteligente” —que en su día anunció su predecesor en el cargo, Juan Ignacio Zoido—, y “tanto en el paso fronterizo de Beni Enzar (Melilla), como en El Tarajal (Ceuta), se instalará un sistema de reconocimiento facial”. Interior se compromete a ejecutar estas medidas “a corto plazo”.

A medio plazo, se va a proceder a la reforma integral del puesto de El Tarajal, en Ceuta. En el puesto Beni Enzar, en Melilla, se implementará una nueva frontera inteligente. Todas estas actuaciones se llevarán a cabo en colaboración con las autoridades de Marruecos.

El plan, con un presupuesto de 32.719.236 euros, es susceptible de ser cofinanciado hasta el 75% de su importe con fondos europeos, a través del Fondo de Seguridad Interior o del Fondo de Asilo, Migración e Integración.

Se destinarán 275 millones de euros al remozado de comisarías, otros 275 millones al de los cuarteles —“con la voluntad de cohesionar el entorno rural”—, y 50 millones adicionales a obras en otras instalaciones de la Secretaria de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior.

Mejoras en las cárceles

El plan aprobado para mejorar las instalaciones penitenciarias va a suponer la rehabilitación de 54 prisiones. En concreto, se va a proceder a la rehabilitación integral del centro penitenciario de El Dueso (Cantabria) y a la reforma parcial de otros 53 centros, con objeto de homogeneizar las condiciones de habitabilidad y seguridad de las instalaciones.

El plan también supone un impulso para la construcción del Centro Penitenciario Norte III en San Sebastián, para sustituir la antigua prisión de Martutene.

Este plan supone asimismo la creación de tres nuevas Unidades de Custodia Hospitalaria, en concreto en Ourense, Sevilla y Toledo. De esta forma, se aumentará hasta 14 el número de estas unidades para dotar a los hospitales públicos de instalaciones de seguridad adecuadas para la prestación de asistencia sanitaria especializada a los internos, de forma equivalente a la dispensada al conjunto de la población.

Aforamientos

Por otra parte, el Consejo de Ministros también ha enviado a las Cortes la reforma de los aforamientos de los parlamentarios y del Ejecutivo ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo y que se materializará en el Anteproyecto de reforma de los artículos 71, apartado 3, y 102, apartado 1, de la Constitución Española.

Entre las cuestiones de relevancia aprobados también están los proyectos de ley de los dos nuevos impuestos, el de transacciones financieras y el de empresas tecnológicas, la llamada tasa Google, y se tomará una decisión importante en el caso Villarejo. También se han desclasificado unos documentos para que el juez pueda investigar con más detalle cómo trabaja la red creada por el comisario jubilado. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha llevado además un informe sobre el Plan de Turismo Sostenible España 2030.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información