Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El identificado por el disparo contra un caserío de Amurrio es un ex policía nacional, familiar de Ibarretxe

El agente retirado niega ser el autor del ataque contra la vivienda de una familia de la izquierda 'abertzale'

Agentes de la Ertzaintza patrullan las calles del País Vasco.
Agentes de la Ertzaintza patrullan las calles del País Vasco.

El hombre identificado por la Ertzaintza en relación con el disparo contra un caserío de la localidad alavesa de Amurrio, propiedad de una familia de la izquierda abertzale, es un ex policía nacional jubilado, familiar del exlehendakari Juan José Ibarretxe, y que ha negado ser el autor de los hechos ocurridos el pasado domingo.

Fuentes de la investigación han asegurado a Efe que en el registro efectuado en la vivienda de este agente de la Policía Nacional retirado, la Ertzaintza ha encontrado munición, pero no la pistola con la que supuestamente se efectuó el disparo contra ese caserío del barrio de Lezama de Amurrio, una localidad de 10.000 habitantes situada a unos 35 kilómetros de Vitoria.

En la fachada de la casa colgaba un cartel en el que se reclamaba el acercamiento de los presos de ETA a Euskadi y el disparo rompió el cristal de la cocina, ubicada en el primer piso, pero nadie resultó herido. La pareja que vive en el caserío se encontraba en ese momento en la planta baja de la vivienda.

Los investigadores han confirmado que el hombre identificado por estos hechos es un jubilado en cuyo domicilio han encontrado munición de armas pero no la pistola con la que se efectuó el disparo y él ha negado haber sido el autor de estos hechos. De hecho, por el momento la Ertzaintza no ha efectuado ninguna detención.

Las mismas fuentes han indicado que este hombre, al jubilarse, entregó su pistola reglamentaria, aunque han recordado que los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado pueden tener otra arma durante el ejercicio de su profesión e incluso pueden conservarla al dejar su actividad si solicitan permiso para ello con algún tipo de justificación.

El ataque contra esta vivienda propiedad de una familia vinculada a la izquierda abertzale provocó la reacción inmediata de Sortu, cuyo secretario general, Arkaitz Rodríguez, lo condenó tras conocerse la noticia, atribuyéndolo al "contexto" de "auténtica involución democrática" que se está produciendo en España. "Queremos denunciar que los autores de esa involución son el PP, Ciudadanos y Vox, que están generando las condiciones para que hechos como el de Amurrio sucedan y se repitan", dijo este lunes.

El disparo ha sido condenado hoy por todos los partidos representados en el Ayuntamiento de Amurrio (PNV, EH Bildu, Orain Amurrio, la marca local de Podemos, PSE, PP y Guk Bai), que ha considerado "inaceptables" los hechos y ha expresado su solidaridad con la familia. La alcaldesa de Amurrio, Josune Irabien, del PNV, ha calificado este suceso de hecho "grave" pero "absolutamente aislado".

El Gobierno vasco, a través de su portavoz, Josu Erkoreka, ha tildado de "muy grave y preocupante" el ataque, sobre todo porque se produce "en una sociedad civilizada que tiene que organizar la convivencia sobre la paz, el reconocimiento mutuo y el respeto a los derechos fundamentales".

El PNV se ha sumado a la condena de los partidos, aunque su presidente, Andoni Ortuzar, ha aprovechado para emplazar a la izquierda abertzale a que reaccione con la "misma contundencia verbal y el mismo esfuerzo mediático" cuando los atacados o saboteados sean los batzokis (sedes del PNV), las casas del pueblo socialistas, las sedes del PP o los domicilios, negocios y comercios de otros representantes políticos e institucionales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >