Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CIS estima una fuerte subida de la derecha en intención directa de voto, con Vox por debajo del 3%

El barómetro de diciembre es el primero tras la irrupción del partido ultraderechista en Andalucía

El líder de Vox, Santiago Abascal, y Francisco Serrano, el líder del partido en Andalucía, tras las elecciones andaluzas.

Las elecciones andaluzas trajeron dos novedades: un giro a la derecha y la aparición de Vox por el flanco de la extrema derecha. Ambas tendencias se han confirmado este viernes con el primer barómetro del CIS después de las andaluzas: el centro que dirige José Félix Tezanos observa una fuerte subida de PP, Ciudadanos y Vox. Aunque el PSOE sigue siendo primera fuerza en intención directa de voto con un 21,3%, sus rivales suben con fuerza: el PP, al 14,1% y Cs al 13,2% (ambos con alzas de dos puntos). También crece Vox, aunque se queda por debajo del umbral del 3% en voto directo.

El CIS estima una fuerte subida de la derecha en intención directa de voto, con Vox por debajo del 3%

Los datos representan un giro a la derecha del electorado en España. En noviembre, el bloque de izquierdas (PSOE y Podemos) aventajaba a la suma de PP, Ciudadanos y Vox en seis puntos de intención de voto directa; esa diferencia cae en diciembre a solo dos puntos. La encuesta publicada este viernes se hizo del 1 al 12 de diciembre. Este viraje hacia los partidos conservadores lo apuntaban ya otros sondeos: con el promedio con las estimaciones de decenas de encuestas recientes, el PSOE aparece como primera fuerza con el 24% de los votos, seguido de PP (21%), Ciudadanos (19,5%), Unidos Podemos (16%) y Vox (9,5%). Es decir, la suma de PP, Ciudadanos y Vox rondaría el 50% de voto estimado y mejoraría su resultado de 2016 en cuatro puntos. La izquierda del PSOE y Unidos Podemos, en cambio, se deja tres o cuatro puntos y cae hasta el 40% de voto estimado.

Estos cambios devuelven el equilibrio entre la izquierda y la derecha a la situación de hace un año, cuando Ciudadanos llegó a colocarse como primera fuerza y elevó la suma con el PP por encima del 50% de votos. Después vino la moción de censura, que catapultó al PSOE y modificó el peso específico de ambos bloques.

El CIS estima una fuerte subida de la derecha en intención directa de voto, con Vox por debajo del 3%

El auge de la derecha es una señal del cambio en el estado de ánimo del electorado. Aunque Ciudadanos está quitándole algunos votantes del PSOE, la depresión de la izquierda se debe también a la falta de motivación: hay más indecisos entre los votantes del PSOE y Podemos que entre los del PP y Ciudadanos.

Desde La Moncloa se pueden leer estos datos de dos maneras. Con un sesgo optimista, el Ejecutivo puede confiar en que su electorado se reactive cuando se acerquen las elecciones. Pero también puede inquietarse: a veces la desactivación acaba convertida en abstención, como ocurrió en las últimas elecciones andaluzas.

El CIS estima una fuerte subida de la derecha en intención directa de voto, con Vox por debajo del 3%

La encuesta pregunta también a quién se prefiere como presidente del Gobierno, una clasificación que lidera Pedro Sánchez (PSOE), elegido por un 24% de los encuestados. Le siguen, en segundo lugar, y con 10 puntos menos, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera (14%), y muy cerca, en tercer puesto, Pablo Casado (PP), con un 13,1% de apoyos. Pablo Iglesias (Podemos) ocupa el cuarto lugar, con un 9,8%. Completan los seis nombres de presidenciables el líder de Vox, Santiago Abascal, al que escoge un 0,9%, y Alberto Garzón, de IU, con un 0,5%.

La irrupción de Vox

Los sondeos más recientes confirman que Vox no era un fenómeno únicamente andaluz. Si en septiembre apenas uno de cada 100 encuestados en toda España tenía intención de votar al partido de derecha radical, ahora el barómetro del CIS eleva esa cifra hasta el 2,7%.

Además, hay motivos para pensar que el CIS se queda corto con la fuerza de Vox. Por un lado, lo sugieren los datos de Andalucía: aunque el 6,5% de los andaluces votaron por Vox en las elecciones del 2 de diciembre, en el sondeo del CIS realizado días después solo un 4,2% declaraba tener intención de votar por el partido en unas hipotéticas elecciones generales. Es posible que la diferencia se deba al tipo de elección, pero parece más plausible que la desviación esté en la encuesta bien porque faltan votantes de Vox en la muestra o porque una parte prefiera ocultar su voto. La otra señal que refuerza a Vox es el promedio de sondeos, que eleva su voto estimado al 9,5%.

Por último, el sondeo del CIS ofrece detalles sobre 80 simpatizantes de Vox. Se trata de una muestra escasa pero útil para ir trazando su perfil. Vox tendría más apoyo de hombres (66%) que mujeres (34%), como apuntaba algunos sondeos en Andalucía, y sería bastante transversal en cuanto a edad, nivel de estudios o tamaño del municipio. Sus fuerzas, en cambio, sí se concentran en algunos territorios. Vox parece tener más apoyos en Madrid (donde alcanza el 3,8% de intención directa de voto), Comunidad Valenciana (3,9%), Andalucía (4,2%) y Castilla-La Mancha (6,8%); y muchos menos en País Vasco, Cataluña (0,9%) y Galicia (1%). El perfil ideológico también va aclarándose: sus votantes se declaran mayoritariamente de derechas y vienen principalmente del PP (46%), de Ciudadanos (21%) y rara vez del PSOE o Unidos Podemos (6%).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >