Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN i

El CIS rectifica y vuelve a ‘cocinar’

Un nuevo cambio de criterio no impide que su estimación siga desviada del consenso: el CIS da 18 puntos de ventaja al PSOE sobre el PP, mientras que un promedio de otras encuestas la rebaja a 11 puntos

CIS

El CIS ha vuelto a publicar una estimación de voto, después de que su presidente, José Félix Tezanos, dijese que no era buena idea. “En el CIS no vamos a hacer proyecciones hasta que no exista consenso en un modelo fiable y consolidado”, afirmó en una entrevista a EL PAÍS, hace poco más de un mes. Pero algo ha cambiado a 15 días de las elecciones andaluzas.

El CIS ha rectificado doblemente. El instituto vuelve a usar un modelo de estimación, después de decir durante semanas, y este miércoles, que ellos confiaban más en los datos brutos, “sin tergiversación, ni manipulación”. De hecho, en aquella entrevista se le preguntó por Andalucía, ¿cómo sería la estimación de voto? “Lo mismo [que en septiembre]; voto más simpatía”. Pero al final este miércoles han publicado un modelo distinto que considera el recuerdo de voto.

Tezanos tenía que elegir entre dos malas opciones: desdecirse y cambiar el modelo para publicar un pronóstico más presentable, o seguir con el mismo y arriesgarse a que los resultados andaluces estuviesen muy lejos de su previsión. Al final ha elegido lo primero. Haber publicado solo una estimación de voto más simpatía, a secas, hubiese arrojado un disparatado pronóstico. Bastaba revisar el caso de las elecciones andaluzas de 2015. La variable de voto más simpatía fue entonces una mala predicción: daba 8 puntos más al PSOE y 8 menos al PP (el PSOE tenía un 43% de voto más simpatía y su resultado fue un 35% de voto real; el PP tenía un 19% en voto más simpatía y logró el 27% de los votos). La estimación que entonces publicó el CIS, usando una ponderación por recuerdo de voto, fue mucho más precisa: casi clavó el resultado del PSOE y apenas se desvió en un punto con el PP.

El CIS rectifica y vuelve a ‘cocinar’

Una estimación de voto alternativa

El CIS ha usado un modelo híbrido para predecir el voto. Promedian dos estimaciones: por un lado, la intención directa de voto; y por otro, una proyección tomando en cuenta voto, simpatía y una ponderación por el recuerdo de voto de las últimas elecciones autonómicas. El cálculo sigue dando bastante peso a los datos brutos.

Es posible hacer estimaciones alternativas sencillas. Por ejemplo, bajo estos tres supuestos: 1) aplicamos una ponderación por el recuerdo de voto para intentar reducir sesgos de no respuesta; 2) asumimos que las personas que no quisieron votar en 2016 tienen la mitad de probabilidad de votar; y 3) que la mitad de los indecisos repetirán su voto de 2016. Es un modelo simplista, pero que reproduce bien las estimaciones del CIS a nivel nacional entre 2016 y julio de 2018. ¿El resultado? El PSOE sería primero con alrededor del 32% del voto estimado y le seguirían PP (25%), Ciudadanos (19%) y la coalición entre Podemos e IU, Adelante Andalucía (19%). Si preferimos confiar menos en la ponderación por recuerdo de voto y aplicar solo parcialmente, por ejemplo al 80%, el PSOE se iría al 34% de votos y el PP al 24%.

Estas estimaciones se acercan al consenso de otros sondeos. Un promedio de seis sondeos publicados desde septiembre arroja el siguiente resultado: el PSOE sería el partido más votado con un 32% de los votos, seguido de PP (22%), Adelante Andalucía (20%) y Ciudadanos (19%). Esa es la mejor predicción posible: tomar una media de las estimaciones que publican diferentes encuestadoras, cada una hecha por analistas distintos y bajo diferentes hipótesis.

El CIS rectifica y vuelve a ‘cocinar’

En las próximas semanas iré actualizando ese promedio desde EL PAÍS. No es una predicción infalible, pero la evidencia dice que es la mejor disponible. Además, usaremos un modelo estadístico para hacer proyecciones de escaños y asignar probabilidades a los distintos resultados. Ahora mismo las encuestas casi garantizan una victoria del PSOE y le ofrecen una doble vía para formar gobierno: es posible que sumen escaños suficientes tanto con Podemos como con Ciudadanos.

Con  información de Borja Andrino.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >