Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece Porgueres, el general que sacó al Ejército de Tierra al exterior

El militar fue jefe de Estado Mayor con dos ministros socialistas: Serra y García Vargas

El general Ramón Porgueres, pasando revista a las tropas.
El general Ramón Porgueres, pasando revista a las tropas.

El general Ramón Porgueres Hernández (Ciudad Real, 1928) falleció el martes 18 en Madrid. Serio pero afable, profundamente reflexivo y disciplinado, le tocó dirigir al Ejército de Tierra en momentos en que la institución se enfrentaba, no sin recelos y resistencias, a una profunda transformación en la que se sentaron las bases de lo que es hoy.

Pocas horas antes de morir, asistió a la comida que el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, Francisco Javier Varela, ofreció a sus antecesores en el cargo. Porgueres fue el jefe del Ejército entre 1990 y 1994, con dos ministros socialistas de Defensa, Narcís Serra y Julián García Vargas.

Durante su mandato, unidades del Ejército de Tierra salieron al exterior por primera vez desde la restauración de la democracia. En abril de 1991, un batallón paracaidista se desplegó en el norte de Irak para dar protección a los kurdos tras la primera guerra del Golfo. En noviembre de 1992, casi 600 legionarios fueron enviados a Bosnia-Herzegovina, dando comienzo a una presencia en los Balcanes que se prolongaría casi un cuarto de siglo. También dirigió la participación de 10.000 militares en el dispositivo de seguridad de la Expo de Sevilla o los Juegos Olímpicos de Barcelona.

Fue el máximo responsable de la aprobación y puesta en marcha del Plan Norte, que revolucionó la organización y despliegue del Ejército de Tierra, suprimiendo las tradicionales capitanías generales, los gobiernos militares y las divisiones y le preparó para la profesionalización completa, que llegaría con el cambio de siglo. A principios de los noventa advirtió de que una mili más corta (entonces se redujo de 12 a nueve meses) ya no sería viable, ante la tentación de algunos partidos de dejarla en solo un semestre.

Ingresó en la Academia General Militar en agosto de 1946 y recibió el despacho de teniente en diciembre de 1950. Fue jefe de la Guardia Real, director de la Academia de Infantería de Toledo, jefe de la División Acorazada Brunete y capitán general de Sevilla. Desde este puesto, anuló la orden del general José Cassinello, hermano del exjefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, quien instó a los militares a disparar contra los piquetes de la huelga general del 14-D de 1988 si les impedían el paso.

Los “reflejos” de Porgueres para anular aquella orden, que nunca entró en vigor, le valieron la confianza de Serra. Cassinello no fue sancionado, pero esa no fue decisión suya sino de los responsables de Defensa, a los que informó puntualmente Porgueres.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >